Partido Polish Boyfriend: El mejor equipo se enfrenta a la Policía

Cliftonville Iker Merodio en derby Crusaders

En 1898 un grupo de amigos del norte de Belfast se reunió con la intención de crear un club de fútbol. Cuentan que la primera reunión, con el tema de elegir un nombre sobre la mesa, fue larga y se llegó a valorar bautizar el equipo como “Liliputians” en honor de ‘Los Viajes de Gulliver’. Al final se optó por Crusaders, en referencia a los cruzados cristianos que reconquistaron (y perdieron) Tierra Santa.

El Crusaders es actualmente el mejor equipo de Irlanda del Norte y camina con paso firme hacia su tercera liga consecutiva. Pero hasta 1949 jugaba en Segunda o en Tercera. No era una potencia. Todo cambió cuando ese año uno de los mejores equipos de la liga, el Celtic de Belfast, se retiró y dejó de existir. El Crusaders fue elegido para ocupar esa plaza en Primera. Y poco a poco creció. Ahora, equipos con más historia van por detrás de ellos en la tabla, como el Linfield o el Glentoran.

La historia, pues, determinó el futuro del Crusaders. El equipo que casi se llamó Liliputians acabó siendo grande gracias a que uno de sus vecinos, el Celtic de Belfast, prefirió desaparecer antes que sufrir por culpa de la política. ¿Qué sucedió? Paso a paso. En 1921, con la partición de la isla de Irlanda después de décadas de violencia, nació la República de Irlanda. Y la zona de Irlanda del Norte siguió dentro de la Corona Británica. En esta zona, el 70% de la población era protestante y se consideraba británica. El 30% restante era católica y se consideraba irlandesa. Esta población lloró no poder incorporarse al nuevo “Estado libre de Irlanda”, de mayoría católica. La violencia siguió en Irlanda del Norte, con grupos armados defendiendo que toda la isla pudiera ser parte del nuevo estado irlandés, y otros defendiendo la unión con los británicos.

Belfast, la capital de Irlanda del Norte, quedó dividida. La violencia unió a la población en barrios. Se buscó la protección de la gente que tenía la misma ideología o religión, ya que los unionistas son mayoritariamente protestantes y los republicanos, esos que quieren ser parte de la República de Irlanda, católicos. Este 30% de población católica buscó símbolos identitarios. En el fútbol era el Celtic de Belfast, fundado con este nombre inspirándose en el club de Glasgow. Pero después de ganar ligas, este equipo desapareció. Un partido contra el Linfield, la principal entidad unionista, acabó con algunos jugadores del Celtic apaleados y, como los dirigentes del club no se sintieron protegidos por la Federación, el Celtic de Belfast murió. La hinchada sintió que la Federación, controlada por las autoridades británicas, se sentía feliz con la desaparición de un club identificado con el nacionalismo irlandés. Así, en 1949 el Celtic de Belfast se fue de gira por Estados Unidos. Usando la bandera de la República de Irlanda pese a ser de Belfast, una ciudad del Reino Unido, llenó estadios de irlandeses que vivían en América. Luego volvió a Belfast y se dispuso a fallecer entre debates sobre cómo podían seguir jugando en una liga donde cada partido podía acabar en pelea. Eran el único equipo de los católicos en Primera. Y en una sociedad con muertos, bombas y odio, tenían las de perder cada vez que jugaban en campos unionistas.

El fútbol de Irlanda del Norte funciona mejor a nivel de selecciones que de clubes. Foto: Focus Images Ltd.
El fútbol de Irlanda del Norte acumula más éxitos a nivel de selecciones que de clubes. Foto: Focus Images Ltd.

La Federación entregó su plaza al Crusaders, un equipo de Segunda que jugaba muy cerca, pues los dos eran del norte de Belfast. Pero en Belfast una calle separa realidades. El Crusaders también era un club protestante, unionista, pese a ser vecino de una entidad republicana. La violencia provocó que el Celtic se marchitara y dejara de jugar. Y la cruz de unos era la luz en otras casas. El Crusaders no ha dejado de mejorar desde entonces.

Este fin de semana, el Crusaders juega en la Copa contra un club de Segunda División, el PSNI. Este equipo jugaba en Tercera el año pasado y se ha propuesto llegar un día a Primera. Los clubes bautizados con unas siglas, por defecto, tienen mala sonoridad y esconden una historia detrás de esas letras. PSNI quiere decir: Police Service of Northern Ireland. Es el club de la Policía. Un equipo que hasta los primeros años del siglo XXI, hace poco, tenía policías vistiendo el uniforme entre semana y jugando en domingo. Y eso era muy significativo, en Irlanda del Norte. Hasta el año 2002, este equipo no se llamaba PSNI. Era conocido como el RUC FC, pues hasta 2001 el nombre de la policía local era este: RUC (Royal Ulster Constabulary).

Cruseders-PSNI, sábado 4 de febrero a las 16:00h

El nombre del RUC aún provoca silencios en la isla. Este cuerpo se creó en 1922. Su misión era ocupar el lugar de la antigua Real Policía de Irlanda que sirvió cuando toda Irlanda era parte del Imperio Británico. El nuevo cuerpo pasó a ser el brazo armado del gobierno. Difícilmente un católico se alistaba en el RUC. Sus miembros era protestantes, muchos de ellos radicales, y por eso entre 1922 y 1998 el RUC sumó centenares de denuncias por torturas, secuestros y crímenes. Entre los católicos de Irlanda del Norte, el RUC era sinónimo de brutalidad. Ser miembro del RUC significaba estar en peligro, pues el IRA y otros grupos armados republicanos los consideraban objetivos de guerra. Durante los años duros, más de 300 miembros del RUC fueron asesinados. Durante los años 70, se consideró que era el Cuerpo de Policía del mundo donde servir era más peligroso… y también se consideró que era el Cuerpo de Policía del mundo que provocaba más muertes de civiles, superando incluso a la Policía sudafricana en tiempos del Apartheid. Más de 30 civiles murieron por disparos o palizas del RUC en los 70.

Héroes en un lado y villanos en el otro, los miembros del RUC no eran considerados, pese a ser policías, como un actor neutral. Así, en los acuerdos de Paz de Viernes Santo del 1998 uno de los puntos era que el RUC desapareciera y naciera una nueva policía, llamada Police Service of Northern Ireland (PSNI). Una nueva Policía con una comisión que vigilara que no fuera sectaria y que incorporara también a policías católicos. En 2001 nació el PSNI, aunque antes la Reina le entregó al RUC sus máximas condecoraciones. No gustó. Fue su última polémica.

Si la Policía cambió de nombre en 2001, en 2002 se modificó la nomenclatura de su equipo de fútbol. Ya en los años 20 se había creado la Asociación Atlética del RUC: unas instalaciones en el sur de Belfast para permitir a la Policía y a sus familias practicar deporte. En 1956, el RUC FC nació dentro de esta estructura y se federó. O sea, en medio de los años más duros, los policías tenían un equipo jugando en categorías inferiores con la norma que todos sus miembros fuesen policías en activo. En ocasiones, les tocó jugar contra equipos de barrios católicos. Uno puede imaginar lo que sucedía esos días.

Ahora el PSNI FC ya ficha jugadores que nada tienen que ver con la Policía, aunque su masa social sigue siendo la de las familias de uniformados. Y entre estas familias ya tenemos católicos, cosa impensable en los años del RUC. No ha sido fácil. La facción del IRA que no ha aceptado los tratados de paz amenazó de muerte a los chicos católicos que se alistaron en la PSNI. Incluso asesinaron a uno de ellos. Si la nueva Policía intenta ser eso, un cuerpo de Policía al servicios de todos, su equipo, el PSNI FC, ha mejorado en los últimos años y en 2009 fue capaz de empatar 0-0 con el Linfield, el club más laureado, en la Copa en Windsor Park, antes de perder el replay.

Pese a que en su escudo aún aparece un símbolo del RUC, el proceso de paz ha conseguido que el PSNI no sea visto como un club tan politizado como lo fue en su momento el RUC FC en categorías inferiores. El equipo de la nueva policía intenta seguir escalando (es cuarto en Segunda) y olvidar un pasado que ha marcado de alguna forma cada club de la región. Al Crusaders, su rival copero, le cambió el destino. Al PSNI FC le cambió el nombre.

Foto de portada: Iker Merodio.

Related posts

4 comments

Benditos viernes. Poder disfrutar estas pequeñas joyas de artículos de Toni es un lujazo. Para paladearlos. Muchísimas gracias 🙂

Deja un comentario

*