Partido Polish Boyfriend: Un derbi de Glasgow centenario… y desconocido

Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
06/09/2013
General view of the stadium ahead of the 2014 World Cup Qualifying match at Hampden Park, Glasgow.

Jugar una final en Hampden Park, el legendario estadio de Glasgow, no está nada mal. Y si la final es un derbi de Glasgow, la cosa se anima. Sí, ya vimos un Celtic-Rangers en Hampden este año, en Copa. Aunque, en esta ocasión, se trata de una final de promoción de ascenso de Cuarta a Tercera y se juega aquí porque el equipo que siempre juega en Hampden Park se ha metido en la promoción por méritos propios. Es el partido de vuelta de un derbi que se jugó por primera vez en 1877. Sí, en 1877. Y ahora vale un ascenso.

Queen’s Park y Clyde FC han ganado copas, jugado en Primera y han sufrido. La rivalidad CelticRangers los ha arrinconado. Incluso no han podido seguir el ritmo del tercer club de Glasgow, el Partick Thistle, equipo que seguirá un año más en Primera. Este año, Queen’s Park y Clyde han vivido un buen año en la Cuarta División escocesa, la última categoría profesional. El East Fife se quedó el ascenso, aunque los dos equipos de Glasgow superaron a Elgin City y Cowdenbeath en la primera ronda del play-off y ahora se juegan el ascenso en un duelo directo. En la ida, ganó el Queen’s Park por 1-3. El ascenso parece en manos de este club histórico.

Para el Queen’s Park, subir sería un sueño. Ya son 8 años en Cuarta para uno de los clubes con más historia y mejor estadio: Hampden Park. Situado al sur de Glasgow, el estadio es escenario de la final de la Copa y los partidos de la selección. Y es la casa del Queen’s Park, el club de fútbol más antiguo de Escocia. El Queen’s Park se fundó en el 1867 cuando un grupo de chicos de buena cuna decidió dedicar su tiempo libre al fútbol. Ese día dejaron claro que nadie cobraría dinero pateando balones, poniendo en el escudo el lema “jugar por jugar” en latín y dejando por escrito en los estatutos esa condición de club amateur. Condición que convierte al Queen’s Park en el único club amateur en las cuatro categorías profesionales del fútbol escocés. Como se trata de una entidad histórica, la Federación permite al Queen’s Park competir con sus reglas, aunque la directiva busca fórmulas para poder premiar a los jugadores con dinero, ya que los tiempos han cambiado.

Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959 15/10/2013 General view of exterior of stadium as fans arrive ahead of the 2014 FIFA World Cup Qualifying match at Hampden Park, Glasgow.
Hampden Park, Glasgow (Foto: Focus Images Ltd)

El Queen’s Park es tan viejo que llegó a estar afiliado en la Federación inglesa… ya que no existía Federación escocesa. El club fue clave en el siglo XIX: lideró la creación de la Federación escocesa y la copa escocesa, la ganó en 9 ocasiones e incluso participó invitado en la copa inglesa. El Queen’s Park, junto al Cardiff City, es el único club británico que ha jugado finales en dos copas diferentes: ganó la escocesa y perdió en dos ocasiones la copa inglesa contra el Blackburn Rovers, en 1884 y 1885

Si el Celtic y el Rangers inauguraron sus estadios, el Queen’s Park, llamado “the spiders”, las arañas, lideró la creación de Hampden, el primer estadio con tornos. En su época, a finales del siglo XIX, este club tenía tantos hinchas como Celtic o Rangers. Aportaba más jugadores a la selección que otras entidades y, según cuentan, sus jugadores fueron innovadores en el arte de pasar el balón de forma lateral, cuando todos el mundo lanzaba patadones hacia la portería rival. Pero poco a poco, entró en decadencia pues el fútbol escocés se profesionalizó ya en 1892. En 1893, el club ganó su última copa.

El primer descenso llegó en los años 20, aunque rápidamente la entidad volvió a Primera. En los 40 llegó otro descenso y pese a otro retorno entre los mejores, el club se perdió en categorías inferiores. Ahora se ilusiona con el ascenso a Tercera. Sería una noticia genial para los sufridores hinchas de los “Spiders“, gente con una fe imposible de romper. En la ciudad del Celtic y el Rangers, siguen al único club amateur entre profesionales.

Su rival, el Clyde, sí es profesional. Aunque ha sufrido de lo lindo. Fundado en 1877, es el tercer club más viejo de la ciudad, por detrás de Queen’s Park y Rangers. Los hinchas del club se llamaron a sí mismos la “armada gitana” pues durante décadas, sin estadio, se movieron por Glasgow y ciudades de la región buscando un estadio. Finalmente, encontraron una casa a unos 30 minutos de Glasgow, en la ciudad de Cumbernauld, aunque nadie lo considera un club de esta ciudad. Su corazón se encuentra, como dice el nombre, en el río Clyde. Se fundó en sus orillas, su primer estadio estaba a 5 metros del campo y sus primeros jugadores e hinchas eran trabajadores de una zona industrial, Rutherglen, en el sudeste de Glasgow. El club creció y sufrió con la ciudad. Corazón industrial de Escocia, Glasgow creció tanto que ya en 1898 el Clyde dejó su primer estadio porque las fabricas se comían la zona. Se instalaron en el estadio de Shawfield, no muy lejos de Celtic Park.

En 1898 el Clyde inauguró su casa delante 10.000 hinchas con un 0-0 contra el Celtic. En 1909, el Celtic ganó la liga tres puntos por delante del Clyde. Los clubes obreros del este de Glasgow vivían buenos años.

Aunque luego empezaron los problemas. La zona del estadio del Clyde empezó a cambiar. Pasó a ser una zona más residencial, con menos habitantes. Los obreros fueron alejados, el Clyde perdió apoyo social y empezó el descenso a los infiernos. El club, conocido también como “The Bully Wee”, siempre jugaba en Primera hasta la temporada 1974/75, cuando descendió. Y no ha vuelto. Eso sí, han ganado la Copa de Escocia en tres ocasiones; en 1939, 1955, y 1958. En 1986, dejó el estadio de Shawfield porque no podía pagar el alquiler. Y empezó a jugar en campos de barrio pequeños, hasta que pudo pactar con el Ayuntamiento de Cumbernauld ir a su estadio en 1994. Esta ciudad dormitorio, que crecía mucho y no tenía club, pensó que sería una buena idea para dar un equipo a la ciudad. Para el Clyde, era una solución a la falta de estadio y dinero.

Pese a todo, el Clyde, para todo el mundo, sigue siendo un club de Glasgow. De media, unas 700 personas asisten a sus partidos. La mayor parte, de Glasgow. Contra el Queen’s Park, unos 1.300 hinchas se citaron en el estadio, 300 de ellos visitantes. Lejos queda la rivalidad con el Celtic de inicios del siglo XX. En esa época, el Rangers y el Queen’s Park también vivían una rivalidad fuerte. Rangers y Celtic crecieron. Y Clyde y Queen’s Park acabaron en cuarta con sus más de 135 años de vida. Pequeños, viejos y orgullosos.

Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959 06/09/2013 General view of the stadium ahead of the 2014 World Cup Qualifying match at Hampden Park, Glasgow.
Sede del partido (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

me encanta leer articulos sobre escocia, cada pequeño club tiene una historia detras

del queens ya la habia oido, y su futbol amateur, han pasado de casi bajar a estar casi-ascendidos….

eso si, da un poco de pena ver ese campazo con menos de 1000 personas, quizas estarian mejor en otro campo mas acorde a su repercusion

Deja un comentario

*