Partido Polish Boyfriend: Un derbi medio falso en Chipre

Photos from the UEFA Champions League game between APOEL Nicosia and Chelsea.
30 Septermber 2009

El reino del APOEL tiembla. El club de Nicosia ha ganado cuatro de las últimas cinco ligas en Chipre, con buenas actuaciones en Europa y un control de la situación casi total.

Después de las primeras 22 jornadas, el APOEL lidera la tabla, gracias en parte a los 19 goles de Fernando Cavenaghi, aunque le saca solamente un punto al AEK de Larnaca y dos al Anorthosis. El APOEL recuperó el liderato la última semana gracias a la derrota del AEK precisamente contra el Omonia, el eterno rival del APOEL. Y este fin de semana se juega el derbi de Nicosia, APOEL-Omonia. Con el Omonia en la quinta posición, a 10 puntos de sus vecinos.

El derbi de Nicosia

Ya contamos en su momento este derbi. Un grupo de jóvenes nacionalistas griegos de Nicosia fundaron el APOEL cuando los británicos controlaban la isla. APOEL es una sigla que quiere decir “Club Atlético de Fútbol de los Griegos de Nicosia”. Ya desde su nacimiento, el APOEL se declaraba griego para diferenciarse de la comunidad turca, y sus socios reclamaban unir Chipre con Grecia en un solo estado. El APOEL se convirtió en una de las sociedades más relacionadas con el nacionalismo griego. Pero antes, en 1948, se produjo la división. Ese año muchos socios abandonaron el club y fundaron su nuevo equipo molestos por el apoyo de la directiva del APOEL al gobierno griego durante la guerra civil contra los comunistas. Así se fundó el Omonia, el eterno rival del APOEL. El APOEL dejó de ser sólo un club griego de Nicosia para pasar a ser un club de griegos de derechas. Y el Omonia, el club de la gente de izquierdas. Aún hoy el derbi es uno de los más calientes de Europa, con dos masas sociales polarizadas.

Un partido entre el APOEL y el Chelsea (Foto: George M. Groutas)
Un partido entre el APOEL y el Chelsea (Foto: George M. Groutas)

El derbi es uno de los dos grandes partidos del fin de semana. Un derbi con mucho peso, aunque a nivel deportivo el otro partido es quizás mejor: Segundo contra Tercero. AEK contra Anorthosis. Un partido también con rivalidad, deportiva y social.

El derbi de Larnaca

Larnaca, ciudad de mar de unos 72.000 habitantes, siempre ha vivido a la sombra de Nicosia, la ciudad de interior, la capital. El EPA de Larnaca ganó la liga en 1945 y en 1953. El Pezoporikos, en 1954 y en 1988. Cuatro títulos en toda la ciudad, cuando el APOEL suma 24 y el Omonia, 20. Menos que los 6 del AEL de Limassol, por ejemplo.

Por eso las dos entidades, el EPA y el Pezoporikos, se fusionaron en 1994. La unión hace la fuerza y la última temporada el AEK acabó segundo en la liga. Además, ganó la copa en 2004. Poco a poco, el AEK mejora y planta cara a los gigantes de Nicosia. Y todo, con acento español.

El director deportivo es Xavi Roca y el entrenador, el hispano-danés Thomas Christiansen. Juntos han creado una plantilla con más españoles que algún club de la Primera española: ocho. Roca, exjugador de diferentes equipos, ha fichado algunos de estos jugadores en las jornadas de futbolistas sin equipo que organizó la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Roca llegó al club con la petición de apostar per un juego atractivo y mejorar. Y en eso anda el AEK, líder durante buena parte de la temporada. La derrota de la última jornada contra el Omonia los dejó segundos, aunque las opciones de ganar la liga siguen intactas. Contra el Omonia, por cierto, solamente jugaron dos chipriotas de titulares, Panayi y Fylaktou en el Omonia. El AEK salió con seis españoles, un brasileño, dos macedonios, un polaco y un montenegrino. En el Omonia jugaban un congoleño, un defensa de Cabo Verde, un croata, un egipcio, un portugués o un delantero de Malta. Y era baja la estrella, el irlandés Sheridan. “Parece la torre de Babel, muchos jugadores buscan aquí minutos y un sueldo seguro”, admite Roca.

Según Roca, formado en el Barça, “aquí llegan jugadores ya expertos. Es un buen destino para jugadores que así pueden mejorar el nivel local y vivir finales, cosa que en España les quedaría lejos”. El AEK, con su sello español, se juega recuperar el liderato contra el Anorthosis, el otro equipo de Primera que juega en Larnaca. Aunque no sea de Larnaca.

El Anorthosis fue fundado en 1911 en la ciudad de Famagusta, ciudad habitada desde tiempos inmemoriales porque es un gran puerto natural. En griego, Anorthosis quiere decir “rectificación”. Políticamente hablando, “rectificación” era lo más cercano a “unión”. Pedir “rectificar” en 1911 era pedir unir la isla con el estado griego y expulsar los británicos. El Anorthosis, pues, es un club muy politizado y el equipo de fútbol en sus orígenes sólo era una sección de una asociación cultural, musical y deportiva fundada por intelectuales griegos. La Asociación Anorthosis daba clases de música, tenía una gran biblioteca, recuperaba tradiciones y la lengua griega y tenía equipos deportivos. Y también era sede de reuniones un poco subidas de tono. De hecho, los británicos más de una vez encontraron armas en la sede del club y, por tanto, más de una vez el Anorthosis fue prohibido en 1931, en 1952 y en 1955. Y por medio, el equipo de fútbol ganaba ligas, porque Chipre tenía liga desde los años 30.

Cuando en 1960 nació finalmente el estado de Chipre, el Anorthosis, conocido entonces ya como la gran dama (“Megali Kiria”), era uno de los clubes populares de la isla por su alta identificación con el nacionalismo griego. El APOEL de Nicosia era el otro gran club nacionalista . Y el Omonia el de los comunistas. Lo que hace realmente diferente al Anorthosis es la guerra de 1974. Cuando los turcos invadieron parte de la isla, también ocuparon Famagusta, pues era un puerto estratégico. Entonces la ciudad tenía unos 39.000 habitantes y unos 26.500 eran griegos. Sin embargo, la ciudad ha quedado en manos de los turcos y estos 26.500 habitantes tuvieron que dejar sus hogares convirtiéndose en refugiados. Entre sus pertenencias, se llevaron el Anorthosis.

El club renacería ese mismo año en la ciudad de Larnaca, donde aún hoy tiene las oficinas, el estadio y una masa social formada mayoritariamente por estos desplazados de Famagusta y sus descendientes. Larnanca, pues, tiene un derbi entre un club formando por la unión de dos equipos locales contra un club que se niega a considerar Larnaca como su casa. Para la gente del Anorthosis, Larnaca es una casa provisional hasta el día en que puedan volver a Famagusta, ciudad controlada por el estado turco del norte y este de la isla, estado no reconocido.

En su momento hablamos del futuro del fútbol en Chipre. De momento, el Anorthosis, que busca su primera liga en 8 años, sigue jugando un derbi que no quiere jugar contra el AEK. Derbi igual de importante que ese de Nicosia, esta temporada.

Foto de portada: George M. Groutas

Related posts

Deja un comentario

*