Partido ‘Polish Boyfriend’: ¿Y si el Rangers no sube a Primera?

Rangers (David Cation)

Esta temporada hemos seguido con atención la segunda división escocesa, pues por cosas del destino, tres equipos con una masa social gigante luchan por recuperar su sitio entre los mejores: los dos grandes de Edimburgo, el Hearts y el Hibernian, y el Glasgow Rangers. Cuando faltan 9 partidos para el final de la liga, el drama del Rangers sorprende.

Recordemos que el Rangers, el club con más títulos de Escocia, sufrió una bancarrota hace casi tres años después de una mala gestión y de meses de pugnas en los tribunales. Se llegó a informar de deudas de más de 100 millones de libras. Un juez ordenó la liquidación de la empresa después de la falta de acuerdo entre el club y los bancos que habían dado créditos impagados. Se creó pues, una nueva empresa que en 2012 compró los derechos, escudo y símbolos del club difunto. El nuevo club, bautizado como “The Rangers Football Club FC Plc”, empezó en la cuarta división escocesa. En sus dos primeros años sumó dos ascensos. Y esta temporada, puede quedarse sin ascenso.

En la segunda escocesa, sólo el primero sube de forma directa. El segundo, el tercero y el cuarto juegan un play-off. El ganador de ese play-off juega con el 11º clasificado de primera en una promoción. Así pues, el ascenso este año será más complicado y el Rangers, si quiere subir, deberá jugar entre 4 o 6 partidos en play-off, en función de si conquista o no la segunda posición. La primera ya no la puede ganar. El Hearts, en una temporada maravillosa, ha ganado 25 de 29 partidos y le saca 29 puntos al Rangers. Además, el Hibernian, después de un inicio de temporada malo, ha reaccionado y es segundo con seis puntos más que el Rangers, aunque con un partido más. Este fin de semana, Hibernian y Rangers se enfrentan por cuarta vez en liga en Easter Road, feudo de los verdes. Si el Hibernian no gana, Hearts asciende ya. Los anteriores tres partidos, dos en Glasgow, los ha ganado el Hibernian. Y si gana, tendrá en el saco la segunda plaza. Eso condenaría al Rangers a un primer duelo contra el cuarto clasificado. Y si gana, a una final de play-off contra el Hibernian con la vuelta en Easter Road para poder aspirar así, a jugar la promoción de ascenso.

Easter Road Jeff Winter Jmorrison230582Easter Road, sede del partido del domingo entre Hearts y Rangers. Foto: Jeff Winter – Jmorrison230582.

Los ‘Hibs’ suman 15 partidos sin perder, ya le han metido un 4-0 al Rangers esta temporada y se han metido en semifinales de Copa. En plena racha, pueden dejar muy tocado a un Rangers que suma 5 empates consecutivos en liga, tres de ellos contra los tres últimos clasificados. El Alloa Athletic y el Livingston empataron en Ibrox y el Cowdenbeath, justo después de encajar 10 goles del Hearts un solo partido empató contra los de Glasgow. Además, el Rangers ya ha sido eliminado de todas las copas. En Copa de la Liga, por el Celtic en un partido sin historia.

El nuevo Rangers además, ha imitado los errores del anterior, con la segunda plantilla mejor pagada de Escocia. En 20 meses, la directiva recortó salarios en 2 ocasiones, puesto que el club debe casi 10 millones de euros sólo este año y el fantasma de una segunda desaparición apareció. Estas semanas, finalmente, el empresario Dave King fue elegido por los accionistas nuevo presidente. King, con el 15% de las acciones, ha conseguido finalmente su propósito, sacando del escenario la vieja directiva y afirmando, delante los hinchas, que “nos esperan dos años hasta poder tener un club competitivo, esta todo destrozado”. El fantasma de otro año en Segunda vuela sobre Ibrox Park, pues perder contra el Hibernian incluso podría poner en peligro la tercera y la cuarta posición, ya que Falkirk y Queen of the South presionan fuerte.

King ha elegido al centrocampista internacional de los años 80 Stuart McCall como nuevo entrenador del club, aunque en sus primeros tres partidos suma tres empates. Y todo, con King con algunos casos abiertos aún en la justicia de Sudáfrica, el país dónde reside este escocés. King fue detenido en su momento por fraude y admitió ser culpable de 41 cargos diferentes contra la hacienda local, pagando una multa espeluznante.

Si en Ibrox se vive un drama, en Edimburgo las cosas se miran con optimismo. Hearts e Hibernian han conseguido liquidar casi toda la deuda del club y las dos entidades han iniciado un proceso en que pretenden que los aficionados sean los propietarios del club. En segunda, las medias de espectadores han crecido, los abonados no se han marchado (en el Rangers, este año, si han bajado las medias de espectadores) y con el Hearts ya casi matemáticamente en Primera, los Hibs confían en asegurar la segunda plaza y recuperar en la promoción, la plaza que perdieron en Primera… en la promoción.

Foto de portada: David Cation.

Related posts

5 comments

En términos de engordar el palmarés nacional, malo. Ahora está claro que ganan la liga siempre. En términos de poder competir mejor en Europa, bueno. Ten en cuenta que la liga escocesa vendía sus derechos de emisión internacional al exterior a bastantes países hasta que el Rangers bajó. En España no se emite precisamente desde ese descenso administrativo. A ojos del mundo, poder televisar 4 Old Firms al año justificaba la inversión de pagar por la liga escocesa. Es dinero que están perdiendo.

Deja un comentario

*