Kimmich irrumpe también en la selección

Joshua Kimmich of Germany during the International Friendly match at WWK Arena, Augsburg
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
27/05/2016
***UK & IRELAND ONLY***
EXPA-EIB-160530-0178.jpg

Joachim Löw se ha caracterizado tradicionalmente por apostar por laterales corpulentos, rígidos y de perfil claramente defensivo durante su largo periplo en la selección alemana. El badenés-wurtembergués es un entrenador que da muchísima importancia al balón parado, pues considera que los torneos cortos suelen decidirse por detalles y que conviene comprar papeletas para que estos se decanten a tu favor. Es por ello que el seleccionador teutón aprovecha para fortalecer las prestaciones de su equipo en ese aspecto incorporando carrileros menos incisivos pero que puedan contribuir, tanto ofensiva como defensivamente, a dotar de poderío aéreo al colectivo. Lars Bender, Boateng, Höwedes, Mustafi o Friedrich, todos ellos centrales o mediocentros reconvertidos, han sido algunos de los futbolistas que han ocupado esas posiciones durante las últimas competiciones de la Mannschaft. Jogi se ha mantenido impávido ante la paulatina evolución táctica del juego en general y del fútbol alemán en particular, en la que los laterales cobran cada vez más importancia en el aspecto ofensivo. Sólo la presencia de Philipp Lahm, uno de los mejores carrileros de la historia del fútbol alemán, le ha alejado de esa tendencia y, con todo, en el último Mundial comenzó desplazándolo de su posición para colocarlo de mediocentro.

Lahm Alemania - FocusPhilipp Lahm se retiró de la selección alemana en 2014. Foto: Focus Images Ltd

La irrupción de Joshua Kimmich amenaza con obligar a Löw a cambiar. El futbolista del Bayern impresionó tras su entrada al once ante Irlanda del Norte. Aquello se interpretó como una rotación y una elección acorde a un rival muy específico – una selección británica que necesita perder por pocos goles posibles para pasar, te va a plantar un bloque compacto atrás y necesitas agilidad para desbordarlo – pero lo hizo tan bien que quizá se perpetua allí. Hasta el propio Höwedes, el futbolista al que desplazó al banquillo, reconoció que había sido uno de los hombres del partido y que Alemania había sido mucho más peligrosa ofensivamente con él. La crítica en el país teutón es unánime: dos años después de su retirada de la selección, la Mannschaft había encontrado a su nuevo Phillip Lahm. Alemania se ilusiona con su nuevo niño.

Hasta hace un año, Joshua Kimmich era un mediocentro de toque sin experiencia en Bundesliga y hoy aspira a ser titular con la selección alemana en unos cuartos de final de toda una Eurocopa. En su evolución futbolística ha habido dos aspectos clave que explican que pueda rendir como lateral. En primer lugar, su formación en el RB Leipzig, donde la cultura táctica de presión y transiciones que impera obliga a todos sus futbolistas a ser intensos, físicamente desarrollados y con capacidad para chocar. Después, su experiencia con Pep Guardiola, quien, enamorado de su salida de balón, le colocó como zaguero en partidos de muchísima trascendencia y el tipo rindió con sobriedad. Joshua ha aprendido a base de terapia de choque a arreglárselas defensivamente. Ha ganado experiencia competitiva a pasos forzados.

Joshua Kimmich. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Joshua Kimmich era el mediocentro titular de la selección sub19 hace dos veranos. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Alemania ha evolucionado en los últimos dos años hacia un conjunto mucho más optimizado en torno a la posesión de balón. Consciente de que, con la vitola de campeón del mundo, cada vez lo tendrá más difícil para encontrar espacios, Löw ha dedicado la transición desde el pasado Mundial de Brasil a construir un colectivo mucho más peligroso en ataque posicional. La Alemania de Francia 2016 es una selección ágil y dinámica en sus posesiones, donde la constelación de mediapuntas que junta Löw encuentra combinaciones muy creativas y consigue desbordar bloques rígidos. Es precisamente por alinear tantos mediapuntas la razón por la cual las bandas quedan algo huérfanas: tanto Müller como Draxler o Götze tienden a ir hacia el centro y se precisa de figuras que ocupen esos espacios. Y Hector y especialmente Höwedes estaban chirriando en ese aspecto. Alemania quedaba coja cuando el balón llegaba al costado.

Kimmich supone un update brutal en ese sentido. En primer lugar, porque asociativamente es más que correcto. De origen era un interior de posesión tocón, por lo que el tipo sabe pasarse el balón de maravilla. De cara a contribuir en la salida de balón y a participar en el circuito asociativo, Joshua no solo no empeora las jugadas, sino que las dota de muchísimo sentido asociativo. Además, elige bien el timming para subir, es rápido incorporándose y pone centros de calidad. Esto último, con Mario Gómez con serias papeletas para ser titular otra vez, es un aspecto que cobra trascendental importancia. Con él, la selección teutona cuenta con alguien que va a pisar línea de cal con frecuencia y va a volver activar a su particular ariete.

Mario Gomez of Germany during the International Friendly match at WWK Arena, Augsburg Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 27/05/2016 ***UK & IRELAND ONLY*** EXPA-EIB-160530-0219.jpgMario Gómez se perfila como titular. Foto: Focus Images Ltd

A Joshua Kimmich le tocaría lidiar con Vladimir Weiss, quien tampoco es precisamente Neymar, pero activado por Hamsik se convierte en toda una amenaza. El futbolista del Nápoles, que actúa de interior izquierdo y también ronda la zona del futbolista del Bayern pues pisa área, es la pieza central de su selección. No por simbolismo ni por capacidad resolutiva, eso por descontado, sino que tácticamente es la llave que vuelve a Eslovaquia competitiva: la calidad, jerarquía y despliegue de Marek son lo que permite que esta selección pueda desplegarse al contragolpe y encuentre la velocidad de sus puntas. El conjunto de Kozak se las arregla para ser ciertamente sólido en el apartado defensivo, pero repliega tan atrás que necesita milagros para salir. Y quien los está haciendo de forma habitual es precisamente Hamsik. Si mantiene su nivel, podremos ver como Eslovaquia pone a prueba la transición defensiva germana, uno de los aspectos que más dudas dejan de esta Alemania. Como hemos comentado, Löw junta a una constelación de mediapuntas y no todos son sacrificados para defender: si Hamsik solventa la presión inicial y permite a Mak, Duda y Weiss llegar a campo contrario, estos no son los futbolistas más creativos del mundo, pero son potentes y veloces al espacio. Kimmich tendrá trabajo. De cómo lo resuelva, dependerá el futuro en el lateral derecho de Alemania. Y del Bayern.

Alineaciones probables: Alemania – Eslovaquia, 18:00 CEST

El empate se paga a 4.10 euros por unidad apostada en bwin 

Inglaterra vs Eslovaquia - Football tactics and formations

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Fotos de portada: Focus Images Ltd.

 

Related posts

Deja un comentario

*