A zarpazos en semis

3

Se enfrentarán España y Alemania el próximo miércoles en semifinales del Europeo sub-17 y, salvo sorpresa, se verá un discurso quizá algo paradójico respecto a lo que uno supone que es la identidad de uno y otro combinado. Mientras que esta selección alemana es un equipo basado claramente en la posesión de balón, el ataque posicional y el control del esférico, los de Santi Denia representan un fútbol mucho más relacionado con el contragolpe y la verticalidad.

Y eso que la selección española tiene centrocampistas asociativos como hay muy pocos en el torneo. Manu Morlanes es, sin lugar a dudas, uno de los nombres de la competición. El aragonés es un interior diestro con un prodigioso manejo de balón, el que marca los tiempos de esta selección, la pide constantemente, distribuye el juego y ayuda a que su equipo se despliegue en campo contrario. También sobresale Oriol Busquets, de perfil más discreto, que es el mediocentro que con sus primeros pases permite una salida sencilla de balón para España.

3

Pero esta selección vive de sus zarpazos. Cuenta con atacantes determinantes contra los que quizá sólo Portugal puede competir y los aprovecha para que decidan con espacios por delante. Ante Inglaterra fue Fran García el que con una espectacular conducción de 20 metros desequilibró el encuentro, marcando uno de los goles del torneo. El correoso jugador del Real Madrid en su club hace las veces de lateral zurdo, pero Santi Denia le coloca de extremo y pone a un central, el también madridista Gorka Zabarte, en el flanco izquierdo. Este detalle quizá define el perfil más conservador de la selección.

Inglaterra no pudo mostrar el indudable talento ofensivo que sabemos que tiene. De la calidad de Mount sólo pudimos apreciar algunos detalles, Feeney pasó desapercibido y Reiss Nelson fue anulado por Zabarte. Los que brillaron, y de qué manera, fueron ambos laterales. Dujon Sterling se mostró como un auténtico ciclón por su banda derecha. Potente, explosivo, sólido defensivamente… El futbolista del Chelsea no sólo secó a Jordi Mboula, una de las principales armas de España, sino que generó muchísimo peligro por su costado. Ryan Sessegnon, que aún no ha cumplido los 16 años, no se quedó atrás y pese a que Fran García le superó en la acción del 1-0, no se vino abajo, sostuvo su sector y se incorporó de forma muy insistente.

Resistió bien el combinado español los periodos de asedio inglés, pero cuando las ocasiones brotaron ahí apareció un espectacular Iñaki Peña para evitar que se complicaran las cosas. El guardameta culé resolvió con muchísima sobriedad cada una de sus intervenciones y permitió que en un partido de reducidas ocasiones, España fuera mucho más efectiva en el intercambio de golpes.

2

Foto de portada: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*