Acabemos con el mito africano

Aspire Football Dreams - MarcadorInt

La participación de diversos combinados africanos en torneos de fútbol base es desde hace años un hecho cada vez más habitual. En este sentido, la academia de fútbol Aspire se ha convertido en un clásico de las ediciones del MIC. Las distintas selecciones suelen tener suerte desigual en este tipo de competiciones pero el caso es que la mayor parte de ellas siempre protagoniza un papel destacado llegando, como mínimo, a las eliminatorias finales. Ante el reiterado éxito de equipos como el Aspire Football Dreams siempre ha existido el tópico que los chicos suelen protagonizar buenos partidos por su tremenda superioridad física pero que tienden a ser un caos tácticamente y tienen una técnica irregular. Aunque a juicio de un servidor, este tipo de análisis pecaban de ser un tanto simplistas e incluso bastante desdeñosos con los éxitos de estos equipos; sí que tenían parte de cierto. Los combinados africanos eran tremendamente potentes y muy duros de ganar pero aún presentaban muchas carencias, lagunas importantes para equipos que querían ser competitivos a largo plazo. Tan cierto era eso como que, visto el enorme trabajo que se está haciendo en el continente, era cuestión de tiempo que estos equipos pulieran aspectos tácticos y mejoraran exponencialmente en el aspecto técnico.

Alexandre Garcia entrenador Aspire Football Dreams - MarcadorInt

El trabajo de los entrenadores es clave en la academia Aspire.

Pues bien, después de haber visto al cadete del Aspire Football Dreams ya podemos decir con orgullo que lo que predecíamos, sin duda, ha llegado. Se acabó ya la cancioncita tan repetida del jugador africano que sólo sabe correr, las típicas leyendas urbanas de juveniles de 23 años y milongas de este tipo. El equipo entrenado por Alex García es simplemente una auténtica delicia. Con balón, una estructura perfectamente trabajada y milimetrada para sacar el balón jugado desde atrás, creando peligro a través de la posesión y la generación de espacios; sin él, un entramado defensivo extraordinario para asfixiar al rival y robar el balón lo más adelante posible. Sí, evidentemente para ejecutar todos estos movimientos y tener aire suficiente para salir a morder cuando se pierde el esférico hay que gozar de una buena condición física, evidentemente parte muy importante de este equipo. No obstante, ahora sí, reducir todo el éxito de este equipo a su capacidad pulmonar sería sumamente injusto.

Una lección de fútbol

En el duelo de octavos vivido en Llagostera ante el Olot (3-0) se vio a un Aspire imperial. Aprovechó que el conjunto gerundense se atrevía en la presión para salir velozmente por las bandas gracias a la combinación entre laterales e interiores para acabar la jugada por el lado opuesto, generando el dos contra uno del delantero y el interior por la banda contraria. Una jugada automática, fruto de horas y horas de ensayo, previsible pero igualmente imparable. ¿Por qué? Pues en gran parte gracias a la enorme rapidez gestual de todos los componentes del equipo. Control perfectamente orientado, pase y movimiento al sitio indicado para que el compañero devuelva prácticamente sin mirar. Ni un atisbo concedido a la conducción innecesaria, a la floritura, todo solidaridad, un auténtico espectáculo coral. Evidentemente, como en otros equipos elaborados por este mismo patrón, siempre tiene que haber una pieza especialmente desequilibrante, un interior o un delantero con algunas condiciones ligeramente distintas al resto. En el caso de este cadete de Aspire la responsabilidad la tiene Aboubakar Karamoko, un delantero completísimo: sumamente rápido sin balón, enormemente desequilibrante con él, con gran capacidad asociativa pero también desenvuelto cuando debe resolver individualmente. En definitiva, un auténtico talentazo al que sólo le falta un poco más de atino en el gol.

Aboubakar Karamoko Aspire Football Dreams - MarcadorInt

Aboubakar Karamoko.

No se si este Aspire Football Dreams va a ser campeón del MIC 2015, tampoco me atrevería a decir si es el mejor equipo que he visto. Sin embargo, estoy convencido que es el equipo más trabajado en todas las facetas del juego y eso, personalmente genera una tremendísima satisfacción; por el placer que da verles jugar y por la esperanza que nos genera: estos africanos sí la tocan.

Fotos: MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*