Alemania impone

Jerome Boateng of Germany celebrates with team mate Julian Draxler (right) after scoring the first goal during the UEFA Euro 2016 match at Stade Pierre-Mauroy, Lille, France.
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
26/06/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***
EXPA-FEI-160626-5236.jpg

Una Alemania fresca e imaginativa en la Eurocopa más rígida

El encuentro de Alemania ante Eslovaquia impactó no sólo por la contundencia con la que el combinado de Joachim Löw solventó la eliminatoria, sino sobre todo porque en su forma de hacerlo dibujó una identidad muy distinta al resto de selecciones que estamos viendo en esta Eurocopa. En una competición en la que prácticamente todos los equipos siguen una naturaleza táctica muy homogénea, la impresión al presenciar a la Mannschaft es que ellos estaban jugando a otra cosa muy diferente al resto. En Francia 2016 imperan los combinados rígidos y rocosos, que ponen mucho énfasis en protegerse y en los que los ataques no son especialmente creativos. También los encuentros ajustados, el ritmo bajo y el estado de ánimo más bien conservador. Mas esta selección teutona es pura frescura, derrocha creatividad, energía y pasión. Lo transmite jugando y eso le otorga una autoridad visual que asusta por contraste.

El campeonato del mundo conquistado hace dos años ha dotado a Alemania de un nivel de confianza que permite que sus jugadores se sientan con jerarquía para mandar, para imponer su fútbol de forma absolutamente proactiva. Como estos futbolistas gozan casi todos de una creatividad y un nivel técnico muy por encima de la media y su entrenador les ordena de forma valiente y coherente, el resultado está siendo instantes de fútbol dominantes. La destacadísima técnica en la salida de balón de esa pareja fetiche formada por Boateng – Hummels, el ritmo y la constancia que impone desde el pivote un descomunal Toni Kroos de forma mecánica, la calidad de las asociaciones de sus mediapuntas, Müller y Draxler compensando tanta combinacion con su ferocidad al espacio… Están resultando muy armónicas todas las piezas.

Jonas Hector of Germany during the UEFA Euro 2016 match at Stade Pierre-Mauroy, Lille, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 26/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-FEI-160626-5270.jpg
Jonas Hector fue habilitado desmarcado en numerosas ocasiones a lo largo del partido. Foto: Focus Images Ltd

Volvió a repetir Mario Gómez titularidad y la explicación a esa decisión se pudo apreciar pronto. Löw le pide a sus extremos (Draxler y Müller en el día de ayer) que abandonen los costados para que combinen juntos en determinadas parcelas del campo. Carga el juego por el centro a través de asociaciones interiores y, una vez ha juntado al rival en un sector, lleva el balón al lado débil (Kroos es el encargado de hacerlo, aunque Boateng también lo está realizando con una autoridad espectacular) donde esperan libres tanto Kimmich como Hector para explotar los espacios. La selección alemana encuentra habitualmente a sus laterales muy solos, con tiempo y espacio para centrar, y necesita futbolistas que puedan cargar el área y ser peligrosos en el remate. A SuperMario se le pide que realice esa función y lo cierto es que firmó un encuentro muy sólido dominando el área pequeña. Parece que ha llegado al once de la Mannschaft para quedarse.

Neuer apareció en un momento clave

Neuer sólo tuvo que intervenir una vez, pero lo hizo en un momento trascendente y de forma absolutamente espectacular. Alemania se acababa de adelantar en el marcador y Eslovaquia reaccionó al tanto en contra mostrando orgullo e ímpetu. En ese momento pudo apreciarse una debilidad que se está repitiendo en la selección de Joachim Löw: cuando su rival supera la primera línea de presión, necesita muy poco para crear peligro en transición pues sus futbolistas no son especialmente disciplinados en el retorno. Lo mostró Ucrania, lo explotó Polonia y Eslovaquia volvió a evidenciarlo. Es verdad que la selección teutona ataca de forma tan dominante que apenas permite al rival reaccionar, pero no les exige demasiado para intimidar cuando consiguen hacerlo. El lateral eslovaco encontró línea de cal con cierta facilidad, Kucka se incorporó al remate como un obús y Neuer voló para realizar una atajada milagrosa. Además de un ataque armonioso e imponente, aquello nos recordó que Alemania cuenta con un portero decisivo que puede decantar los detalles a su favor.

La personalidad de Julian Draxler

Löw sorprendió dejando en el banco a Mario Götze para apostar por las características de Julian Draxler y lo cierto es que el futbolista del Wolfsburgo le dio la razón a su seleccionador con una actuación descomunal. Juli volvió a evidenciar aquello que había gritado a Europa cuando sus modestos clubes le habían dado la oportunidad: que ha nacido para jugar partidos trascendentes, que tiene una personalidad y una grandeza diferencial. Desequilibró con jerarquía de crack, compensó las asociaciones colectivas con sus movimientos profundos y participó en los goles con acciones resolutivas. Fue el mejor atacante de Alemania y eso en un equipo que cuenta con Thomas Müller o Mesut Özil dice mucho de él. Julian es un jugador de esa misma esfera. Es una superestrella.

Kimmich se afianza

Volvió Joshua Kimmich al once titular tras su fulgurante aparición ante la República de Irlanda y volvió a firmar una actuación impecable en el lateral derecho que le acredita como una solución absolutamente fiable. Cerró las acometidas de un futbolista incómodo como Vladimir Weiss con mucho oficio, participó en el circuito asociativo de su selección con solvencia y, abierto a banda donde Kroos le encontraba de forma frecuente, puso varios centros al área de muchísimo peligro. Otro que parece que ha llegado para quedarse.

Joshua Kimmich of Germany and Vladimir Weiss of Slovakia during the UEFA Euro 2016 match at Stade Pierre-Mauroy, Lille, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 26/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-FEI-160626-5249.jpg
Joshua Kimmich es una de las sorpresas agradables para Alemania. Foto de portada: Focus Images Ltd

Foto de portada: Focus Images Ltd