Apadrinados por la Lazio

Eurostar Football Academy Lazio cadete - MarcadorInt/TM23

Me topé con ellos el año pasado por casualidad, en un partido que enganché cuando ya estaba terminando, y no le di demasiada importancia al asunto. Sin embargo, esta tarde en Sant Feliu de Guíxols, el Eurostar Football Academy apareció de nuevo en mi vida. Me acordé de ellos al instante, pues su camiseta es inconfundible: azul cielo y dos escudos. Arriba a la derecha, el rojo de la propia academia canadiense. A su izquierda, sobre el corazón, el de la SS Lazio.

Entonces até cabos y caí en la cuenta de que este equipo, por mucho escudo de la Lazio que luciese, no superó la primera fase en la pasada edición y solamente destacó en las rondas de consolación. Este recuerdo rebajó mis expectativas previas al choque y estas se vieron reforzadas cuando el guardameta se quedó a media salida y permitió que se avanzara en el marcador el Cristinenc, típico equipo menor de un pueblo de la zona (Santa Cristina d’Aro) que participa en el MIC y que traslada a amigos y familiares de los futbolistas a la grada. Hasta ahí todo normal. Faltaba ver la relación del escudo con el club, que algo habría. Y también la exhibición de sus dos mejores futbolistas.

6 Eurostar Football Academy Lazio cadete - MarcadorInt/TM23

Adonijah Reid,  jugador del Eurostar Football Academy.

El turno de tarde arrancó con tal fuerza que a las cinco ya tenía claro sobre qué iba a escribir por la noche. Lo que en un inicio parecía un recital de errores defensivos se transformó en un espectáculo protagonizado por los dos mejores futbolistas del equipo celeste, los dos puntas. Primero apareció el dorsal número 6, Adonijah Reid, para convertirse en el faro de un equipo desorientado tras el tanto encajado. Se ofreció entre líneas, agarró el balón, regateó con calidad y pausó el juego. Con su superioridad física, chocó contra los rivales y protegió la pelota. Congeló el encuentro y luego activó a su mejor socio, el dorsal número 7, Esosa Emovan. Sus pases siempre eran precisos. Sus decisiones, las más adecuadas para los intereses del equipo celeste.

Una vez frenado el ímpetu inicial del Cristinenc, Reid y Emovan firmaron un show pocas veces visto en la categoría cadete en los dos últimos años. Reid recibía, protegía el balón y lanzaba pases profundos, finos, entre central y lateral, para que Emovan castigara a la zaga catalana, corriendo siempre a su espalda, atacando en profundidad. Llegaron los goles, dos de ellos de Emovan. Aunque fueron dos trallazos desde lejísimos que se colaron por la escuadra. Todo golazos. No importó que, provisionalmente, el Cristinenc empatara a dos. Era evidente que estos dos prodigios de la naturaleza -aunque no sólo eso- iban a decantar la balanza. El 2-4 final se veía a venir e incluso Reid cerró el choque con un gol de bella factura. Por algo el dorsal 6 pasó unas semanas con el Niza en verano de 2013. Por algo está en un club sponsorizado por la Lazio, cuyos futbolistas incluso cargan mochilas con el nombre del equipo romano inscrito. Incluso su entrenador confirmó mis sospechas con un inglés tan italianizado que acabó usando el término affiliato, algo más elegante que sponsorized. Lucen sus colores, su escudo (financiados, dejó a entender el entrenador Luka Shaqiri) y luego se organizan eventos como visitas de la academia a las instalaciones laziale.

Mientras tanto, en el MIC, ambos puntas son los encargados de sacar de centro, como si no necesitaran que sus compañeros intervengan para ganar los partidos. Por si acaso. De hecho, cuanto mayor sea el protagonismo de los otros nueve futbolistas vestidos de azul más posibilidades tienen de perder.

7 Eurostar Football Academy Lazio cadete - MarcadorInt/TM23

Esosa Emovan, dorsal número 7 del Eurostar Football Academy.
Fotos: MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*