Aroma de 2004

Grecia contó con el respaldo de un gran número de aficionados. Sin embargo, no pudo dejar en el camino a un rival ya favorito sobre el papel.

Love Generation debe ser un hit musical en Grecia, pese a tratarse de una canción que en España sonó hasta la exasperación entre 2005 y 2006. Por lo visto en la última semana, es habitual escuchar el tema de Bob Sinclair en los rincones más variopintos del país, desde un bar lleno de frappés a media tarde de sábado hasta en la previa del partido más importante de la selección griega en el estadio de Katerini. Temas antiguos como ese y otros de inicio de siglo amenizaron las horas previas al choque para aquellos que se acercaron antes de tiempo al campo en lo que parecía una especie de revival heleno, una voluntad de evocar un pasado mejor en el que Grecia disfrutaba del reciente recuerdo de unos Juegos Olímpicos y del título de Europa a nivel de selecciones. Nada como la música para trasladar la mente al pasado. De hecho, en la Eurocopa de 2004 Grecia se ganó el pase a semifinales precisamente frente a la selección francesa cuando sorprendió a los galos con un gol de Charisteas en el José Alvalade. Ese día Giannis Goumas celebró la victoria sentado en el banquillo, como suplente de ese equipo que a la postre se proclamaría campeón continental, mientras 11 años después dirige al combinado sub-19 heleno. En Francia, el componente revival lo aportaba Marcus Thuram, extremo titular para dar descanso a Coman y Cornet e hijo del internacional galo Lilian.

Grecia banderas tienda - MarcadorInt

Pasión por Grecia. Parada en los aledaños del estadio.

Sobre el césped, sin embargo, el partido tomó otros derroteros, pues Francia se adelantó a los cinco minutos en una falta lateral que remató Diakhaby ante la mala salida del guardameta Kotsaris. El tanto galo hundió a los griegos, que cuajaron una actuación bastante mala en la que quedaron expuestas todas sus limitaciones. Generaron muy poco fútbol ante una Francia con múltiples suplentes, en la que descansaron los apercibidos Diallo y Coman, además de los tocados Guirassy y Lucas Hernández y tres pilares que habían sido titulares en los dos primeros partidos como el portero Escales, el mediocentro Tousart y el extremo Cornet. De hecho, las primeras aproximaciones llegaron únicamente en acciones a balón parado en las que el guardameta Kamara no se mostró nada seguro. De hecho, una mala salida estuvo muy cerca de costarle el empate a Francia, pero el colegiado indicó una leve falta sobre el arquero galo. La diferencia con Escales es abismal, aunque al menos Kamara dejó de transmitir pánico a sus defensas en la segunda parte.

Pese a las rotaciones y jugando a medio gas, Francia dominó el choque a su antojo y apenas sufrió para sumar los tres puntos, en lo que el técnico Gonfalone consideró “el mejor partido que ha disputado el equipo hasta la fecha”. Maupay mostró varios detalles por la banda derecha, Kemen mandó en el centro del campo y Moussa Dembele firmó varias acciones marca de la casa, conducciones en las que arrasa por pura potencia y fuerza física que terminan en peligrosos disparos. No obstante, el mejor francés fue el mediapunta Samed Kilic. Después de pasar casi inadvertido en el debut frente a Austria, participó en casi todas las acciones de ataque de los bleu, siempre presente en el apoyo entre líneas para asociarse con sus compañeros y con bastante clarividencia en el último pase cerca de la frontal del área rival. Firmó varias de las mejores acciones del partido a la espalda de un doble pivote griego que apenas olió sus movimientos.

Kilic Francia sub-19 Marcadorint

Kilic fue el mejor jugador de Francia.

En la segunda mitad Dembele cerró el partido instantes después de que Ucrania anotara el 2-1 frente a Austria, aunque el conjunto centroeuropeo terminó empatando el partido y dejó abierto el desenlace del grupo B hasta la última jugada. La selección griega lo vivió sobre el césped, con todo el equipo pegado a un transistor, pendiente de que el colegiado indicara el desenlace para certificar su pase a semifinales. En un partido en el que solo dejó buenos detalles Orfanidis porque piensa y ejecuta más rápido que nadie -todo lleva cuatro o cinco toques en Grecia, excepto cuando el balón pasa por los pies del 10-, lo mejor para los helenos fue el Ucrania 2-2 Austria que les convierte en el primer anfitrión que supera la fase de grupos del Europeo sub-19 desde 2011, cuando lo logró precisamente Francia. Los franceses han cerrado la primera fase con tres victorias sin necesidad de apretar el acelerador mientras en Grecia han prometido “pelear y darlo todo en semifinales”. Música quizás no, pero seguro que cae algún vídeo de la Eurocopa de Portugal en los preparativos del próximo partido.

Grecia final grupo A - MarcadorInt

Grecia vivió los últimos minutos del Ucrania 2-2 Austria sobre el césped.
Fotografías: MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*