El Atlético solventa con nota una noche de héroes y miserias en Londres

Atletico Madrid’s Antoine Griezmann celebrates scoring his side's first goal of the game during the UEFA Europa League Semi-Final match at the Emirates Stadium, London
Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd 07813022858
26/04/2018

Mantenerse en el lado correcto de la frontera que separa cuándo, dónde y cómo está justificado correr riesgos no resulta sencillo, más aun si el futbolista en cuestión acostumbra a vivir como lo hacen los acróbatas sobre el trapecio: liberando grandes cantidades de adrenalina en situaciones límite. Laurent Koscielny, capitán del Arsenal y pieza indispensable en el entramado defensivo de Arsène Wenger, siempre se ha movido sobre esa fina línea que separa el bien del mal, la genialidad de la locura. El central galo conoce perfectamente su misión sobre el terreno de juego, incentivada con el paso de los años por la propuesta futbolística de su entrenador: actuar como salvavidas en situaciones de uno para uno, ya sea tratando de anticipar la recepción de espaldas del punta rival o bien corrigiendo a campo abierto lagunas en el posicionamiento de sus compañeros. En una cantidad ingente de ocasiones Koscielny se convierte en el último clavo ardiendo al que se agarran los gunners para evitar un estropicio mayúsculo, y en algunas él mismo pierde la perspectiva y se mete solo en la boca del lobo. Por cada error cometido por el francés, su equipo sale indemne de media docena de desajustes graves; pero sus fallos son groseros y se trasladan al resultado al no poder camuflarlos por el camino. O lo amas o lo odias, y lo habitual es no comprenderlo. Ante el Atlético de Madrid, Koscielny se equivocó.

Arsenal 1 (Lacazette 61′)
Atlético de Madrid 1 (Griezmann 82′)

Arsenal vs Atletico de Madrid - Football tactics and formations

Arsenal's Alexandre Lacazette scores his side's first goal of the game during the UEFA Europa League Semi-Final match at the Emirates Stadium, London Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd 07813022858 26/04/2018
Alexandre Lacazette, delantero del Arsenal, anota el primer tanto gunner (Foto de portada: Focus Images Ltd).

Restaban solo ocho minutos de juego más el alargue en un partido marcado por la tempranera expulsión de Vrsaljko en el 10′ cuando el castillo de naipes londinense se derrumbó sin previo aviso. Classic Arsenal. Los ingleses vencían por 1-0 merced a un notable testarazo de Lacazette, se sentían próximos a lograr el segundo tanto por cómo respiraban los dos equipos y el nivel de extrema exigencia al que había sido sometido Oblak, y apenas sufrían en defensa, porque el Atlético no había conseguido poner en aprietos a Ospina durante todo el segundo tiempo. Sin ninguna duda, el escenario más idílico de cuantos habría dibujado a priori el actual sexto clasificado en la Premier League.

Sin embargo, en cuestión de segundos, Griezmann hizo saltar por los aires la eliminatoria, desatando la locura entre la hinchada rojiblanca y liberando todo el sufrimiento contenido en el rostro de Diego Pablo Simeone, un espectador más en el coliseo gunner al ser expulsado por cuestionar airadamente una decisión del colegiado. El ‘7’ del Atleti aprovechó la falta de coordinación en la defensa inglesa a la hora de tirar la línea del fuera de juego a escasos metros del centro del campo, arrancó en velocidad persiguiendo una pelota larga y se midió a Koscielny en la disputa. En lugar de deshacerse del balón enviándolo a la grada, el central del Arsenal quiso sacarlo jugado. Medio caído, alargó la pierna con la intención de darle forma a una especie de sombrero, buscando mantener la posesión para iniciar cuanto antes el enésimo ataque local. Todo ello a un palmo de su propia portería y con Griezmann a su costado. El balón golpeó en el propio jugador del Arsenal. La estrella rojiblanca se hizo con él, encaró a Ospina, lo regateó y se aprovechó de un fatal resbalón de Mustafi para firmar las tablas. Su remate no parecía certero, pero el infortunio del zaguero alemán resultó definitivo. Todo tan Arsenal que asusta.

Atletico Madrid manager Diego Simeone in the stands after being sent off by referee Clement Turpin during the UEFA Europa League Semi-Final match at the Emirates Stadium, London Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd 07813022858 26/04/2018
Diego Pablo Simeone siguió el partido desde la grada (Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd).

Antes, sacándole partido a la ventaja numérica, el Arsenal había firmado un encuentro estupendo, al nivel del titánico esfuerzo realizado por los diez jugadores del Atlético sobre el terreno de juego, capaces de mantenerse a flote en todo momento. Oblak completó una noche a la altura de lo que es: uno de los dos o tres mejores porteros del mundo, sino el mejor; Godín lideró la resistencia como un auténtico coloso; Giménez no se achicó ante la adversidad; y Thomas compitió hasta la extenuación como lateral derecho, en la plaza de Vrsaljko. Aunque el equipo de Simeone sufre más que antaño para defender los centros laterales y suele enseñar una o varias grietas por partido, casi siempre taponadas por las manos de su excepcional guardameta, no es menos cierto que a corazón y concentración le ganan pocos. Solo así se explica su supervivencia en un duelo en el que recibió más de 20 disparos –ocho de ellos a puerta–, defendió once saques de esquina y careció de ideas con el esférico en los pies, salvo en varios tramos entre el 25′ y el 40′. Sí las tuvo su rival, un Arsenal acertado en el apartado técnico en el que brillaron sus dos laterales, Bellerín y Monreal, siempre dispuestos a convertirse en protagonistas en campo rival. También Wilshere, quien podría cambiar de aires el próximo 30 de junio, y Welbeck, incisivo por el sector izquierdo hasta que Simeone colocó en su parcela a Savic. La entrada al césped del defensa montenegrino y la decisión de reubicar a Griezmann como jugador más adelantado tuvieron premio. Dos medidas inteligentes.

En Londres, el Atleti jugó sus cartas a la perfección, no sin sufrimiento, y el Arsenal terminó por pegarse un tiro en el pie, incapaz de maquillar sus miserias.

Atletico Madrid’s Antoine Griezmann beats Arsenal's Laurent Koscielny to the ball on his way to scoring their first goal during the UEFA Europa League Semi-Final match at the Emirates Stadium, London Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd 07813022858 26/04/2018
El momento más determinante del encuentro: Griezmann frente a Koscielny (Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Yo cada vez veo menos genialidades y sí más locuras. Cada vez menos salvavidas y sí más sogas al cuello,lo siento Carlos pero hoy estoy muy cabreado. Hoy era el partido más fácil de la historia del Emirates para ser central del Arsenal y aún así, aún así, Koscielny se las ha apañadado para arruinar la despedida de Wenger. Especialista en grandes cagadas en grandes partidos, así es el capitán del Arsenal. Espero que Arsene haga un último servicio al equipo y se lleve a este elemento lejos del equipo.

Deja un comentario

*