Así es Francia, el rival de España en las semifinales del Europeo sub-19

Francia derrotó a Austria (1-0)

Francia ha superado la primera ronda del Europeo sub-19 con autoridad. El conjunto galo es el único que todavía no conoce la derrota y de hecho ha cerrado la fase de grupos con la puntuación perfecta, pues ha sumado nueve puntos tras tres partidos en los que ha marcado seis goles y solo ha encajado uno. Los datos, fríos, reflejan la esperada superioridad francesa en el grupo de menor nivel. Sin embargo, hasta el último partido de la fase de grupos el seleccionador galo, Patrick Gonfalone, no se mostró satisfecho con el rendimiento del equipo, que estuvo cerca de empatar tanto ante Austria como ante Ucrania.

Artículo relacionado: Déjà vu

Francia - Football tactics and formations

Once base de Francia

En el apartado defensivo, uno de los mejores franceses es el guardameta Escales, que se exhibió en el debut frente al combinado austríaco. Elástico y elegante en la estirada, transmite seguridad en todo tipo de disparos, va bastante bien en el juego aéreo y tapa todas las esquinas de la portería. Por lenguaje corporal y rendimiento, recuerda a la nueva incorporación del Villarreal, Alphonse Areola, que también destacó en las categorías inferiores del fútbol francés. Por delante, el lateral derecho Fulgini se ha mostrado sobrio pero seguro en la mayoría de choques y por la izquierda el colchonero Lucas Hernández ha aportado profundidad y agresividad, pues se incorpora con mayor frecuencia sin descuidarse en las tareas defensivas. Sin embargo, la pareja de centrales deja alguna duda más. Son poderosos en el juego aéreo, muy fuertes físicamente, pero Diakhaby no es demasiado ágil y genera dudas con el balón en los pies. Abdou Diallo es algo más aseado con la pelota y coordina mejor su cuerpo, más ligero, pero habrá que ver cómo defiende los desmarques a su espalda. Pavard también ha cumplido como lateral o central cuando se le ha necesitado.

En el centro del campo el doble pivote parece estar claro. Tousart y Kemen son los favoritos de Gonfalone y, además, se complementan muy bien. El primero, con 17 titularidades a su espalda con el Valenciennes en Ligue 2, es más sobrio y estable para guardar la posición, pero al mismo tiempo goza de criterio para mover el balón con relativa seguridad en distancias cortas. Esto permite jugar con mayor libertad a su compañero en esa parcela del césped, la urraca Olivier Kemen. El futbolista del Newcastle, capitán de la selección francesa, es un portento físico que sube y baja sin cesar durante los 90 minutos, que pisa área y defiende cerca de la pareja de centrales cuando es necesario. Al mismo tiempo, Kemen es bastante ágil con la pelota y ha filtrado varios pases de calidad, como el que sirvió para abrir la lata en la segunda jornada frente a Ucrania. Blin, un centrocampista mixto de un corte más parecido al de Tousart, también ha participado en algunos tramos del torneo y ha cumplido bien.

Kemen Francia sub-19 - MarcadorInt

Olivier Kemen, capitán francés.

Por delante, en la zona de la mediapunta, se han alternado Kilic y Maupay. El primero fue titular en el debut por la sanción que arrastaba el segundo, futbolista del Niza, y ha exhibido un nivel irregular. Kilic es un mediapunta talentoso con calidad para mover la pelota y filtrar pases entre líneas, pero algo discontinuo en su juego. Parece un futbolista algo frío y, de hecho, firmó un debut discreto que contrastó con un recital en la tercera jornada frente a Grecia, en un partido en que bajó a recibir muy abajo bastante a menudo. Maupay, en cambio, es algo más cercano a un delantero que a un centrocampista, pues se trata de un segundo punta que ataca los espacios que habilita el delantero centro francés, ocupado en fijar a los centrales y facilitar las llegadas desde segunda línea. De baja estatura pero rápido e incisivo, Maupay de momento no ha marcado las diferencias. En el tercer partido también actuó en banda.

Aunque los flancos están reservados para los dos puñales de la selección francesa que descansaron en el tercer choque para estar frescos de cara a la semifinal. Coman ocupa la banda derecha y es uno de los futbolistas más determinantes del Europeo. Pese a contar con una única semana de vacaciones antes de incorporarse al stage de preparación con la sub-19 francesa, su nivel está contrastadísimo en la Juventus, sobre todo en la Serie A. Es un extremo diferencial, superior a nivel físico por corpulencia, fuerza y velocidad, pero también a nivel técnico, pues su habilidad le permite zafarse de los marcajes con relativa facilidad. De hecho, es habitual ver cómo los contrincantes le esperan, sin meter la pierna, para obligar al juventino a llevar la iniciativa a la hora de regatear. Por la izquierda actúa Cornet, del Olympique de Lyon, que también es el encargado de ejecutar la mayoría de acciones indirectas a balón parado. Cornet es un extremo rápido y explosivo, de buen golpeo para centrar, y suficientemente poderoso para salir vencedor de la mayoría de driblajes que realiza, la mayoría buscando la línea de fondo. Se entiende muy bien con Lucas, lateral de su perfil. Marcus Thuram, el hijo del mítico Lilian, parece estar varios pasos por detrás de los dos volantes titulares.

El juventino también provocó la expulsión de Gluhakovic

Kingley Coman regatea a Gluhakovic en una acción de la primera jornada.

En la delantera es indiscutible la figura de Guirassy, otro futbolista que ha jugado con regularidad en la Ligue 2, en este caso en el Laval. Es un ariete espigado, bastante alto y que mezcla distintos movimientos. En un principio puede parecer que su principal virtud es fijar a los centrales, pero al mismo tiempo se trata de un punta móvil que alterna caídas a banda con desmarques de ruptura a la espalda de la zaga. Estos movimientos casan muy bien con sus socios en ataque, como Maupay o los centrocampistas que pisan área por sorpresa. Asimismo, también hay que mencionar a Moussa Dembele, del Fulham, como uno de los nombres destacados del conjunto francés. A priori no forma parte del once titular de Gonfalone, pero ha dejado varias actuaciones determinantes. Ha jugado tanto en punta de ataque como en una banda y destaca, sobre todo, por su potencia física. Es un armario empotrado, casi más ancho que alto, y es prácticamente imparable una vez ha arrancado y ha dado sus primeros tres pasos en carrera con la pelota controlada. En la categoría sub-19 su superioridad física es tal que casi siempre logra ejecutar su jugada favorita con relativo éxito: arrancada que le permite zafarse del marcador, conducción que nadie logra frenar y disparo poderoso que genera peligro. Así decantó la balanza frente a Ucrania y así hizo mucho daño a Grecia.

Moussa Dembele Francia sub-19 Fulham MarcadorInt

Moussa Dembelé desequilibra por pura potencia física.
Fotografías: MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*