Australia enciende la euforia

Australia Cahill Leckie Focus

Habíamos sido especialmente críticos con Australia pese a su victoria contundente en el debut ante Kuwait (4-1), pero hoy nos corresponde afirmar que el anfitrión empieza a demostrar de manera incontestable que es uno de los grandes favoritos a alzarse con el título. Y no sólo porque le ganó a Omán por un 4-0 que habría sido más amplio si Ali Al-Habsi no hubiera realizado varias intervenciones de mérito. También porque las comparaciones con la República de Corea nos ofrecen una perspectiva más global de la realidad. Ambos candidatos se han enfrentado ya a los dos mismos rivales y el balance es muy favorable a los canguros si analizamos uno a uno los cuatro choques. Australia generó dudas en el debut porque defendió mal y se atascó media hora, pero acabó ganando sin sufrir. A Corea del Sur, Kuwait debió, como mínimo, empatarle el encuentro tras dominarle por completo la segunda parte. Los de Stielike habían llegado al descuento de su compromiso inaugural frente a Omán agarrados a una parada de su guardameta para conservar el 1-0. Australia, en cambio, pudo dedicarse hoy en Sidney a dar minutos a jugadores menos habituales y a sustituir a sus figuras para que recibieran ovaciones. El partido estaba resuelto desde el descanso.

AUSTRALIA 4-0 OMÁN: FORMACIONES INICIALES

Australia vs Oman - Football tactics and formations

La primera ocasión del partido la tuvo, sin embargo, Omán. El equipo de Paul Le Guen salió con la ambición que su entrenador había prometido, consciente de que sólo la victoria lo mantenía con vida en la Copa Asia 2015. Un gran disparo desde la frontal que se dirigía a la escuadra lo mandó a córner Mathew Ryan, en lo que fue otra gran intervención del guardameta del Brujas, crucial en varias fases del choque contra Kuwait. Esta vez, sin embargo, no tuvo mucho más trabajo. A Australia le volvió a costar media hora abrir la lata, pero no transmitió en ningún momento la misma ansiedad que en el estreno. Postecoglou dejó fuera de la lista al que probablemente sea su mejor futbolista, Mile Jedinak, que arrastraba problemas físicos y era duda. Incluso sin él, los canguros dominaron el partido con comodidad. Arrollaron a balón parado -así nació el gol de McKay– y también hicieron circular el balón con inteligencia.

McKay Australia FocusEl veterano Matt McKay entró en el once en la posición de Troisi y abrió el marcador finalizando una acción de estrategia (Focus Images Ltd).

En esa faceta de distribuir la pelota entre líneas volvió a destacar Massimo Luongo, que lleva ya dos actuaciones muy convincentes. Este centrocampista de 22 años del Swindon Town, que perteneció al Tottenham hasta el verano de 2013, se está convirtiendo en la gran revelación de lo que va de torneo. Quizá hasta esté siendo el mejor jugador, aunque es muy pronto y la mayoría de equipos han jugado sólo un partido. Su actual club milita en la League One -equivalente a la Segunda B española- y pagó por él 470.000 euros en verano de 2013. Teniendo en cuenta las cantidades que se manejan en el mercado interno inglés, no sería extraño que protagonizara un traspaso sonado cuando regrese de la competición continental. Nacido en Sidney de padre italiano y madre indonesia, Luongo juega en Inglaterra desde los dieciocho años. Quizá por sus raíces tan cosmopolitas, es un tipo de centrocampista diferente al que se suele ver en las divisiones menores británicas. Y también al que abunda en el fútbol australiano, tradicionalmente influenciado por los estilos más directos y físicos.

Luongo Swindon Australia FocusMassimo Luongo, en un partido del Swindon Town esta temporada (Focus Images Ltd).

Luongo dio un pase excepcional a Leckie en el 2-0 e inició la acción del penalti del 3-0 con una inteligente apertura al costado. Milligan, el sustituto de Jedinak, lo transformó en el 3-0. La segunda parte sirvió para que el público alimentara sus sueños, para que Tim Cahill recibiera una tremenda ovación, para que Al-Habsi demostrara por qué es probablemente el jugador de Omán más importante de la historia y para que el joven Tomi Juric estrenara su cuenta anotadora cuando ingresó reemplazando al amado ex jugador del Everton.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*