Bayern-Arsenal: Wenger se cita con sus fantasmas en Múnich

The home fans hold up banners protesting against Arsenal Manager Arsene Wenger on the 12th minute saying "time for change" during the Barclays Premier League match at the Emirates Stadium, London, UK.
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
30/04/2016

Mientras la prensa inglesa ocupa sus páginas con la continuidad o no de Arsène Wenger al frente del Arsenal más allá del próximo 30 de junio, los gunners tratan de borrar de su memoria sus experiencias más recientes en la máxima competición continental y viajan a Baviera con la intención de dar la campanada ante un Bayern de Múnich más irregular de lo esperado a estas alturas de la temporada. En todo caso la tarea se antoja complicada, pues los londinenses transitan por un bache de juego y confianza. Desde diciembre al representante inglés le cuesta funcionar como un bloque, y esa falta de solidez, unida a los recurrentes problemas en forma de lesiones en la medular, acabó por transmitirse a los resultados: eliminados de la Copa de la Liga por el Southampton y con opciones mínimas de vencer una Premier League cada vez más blue, mantenerse vivos en la FA Cup no sacia el apetito de una afición hastiada. Una parte de la hinchada achaca a Wenger la incapacidad de la entidad para subir el peldaño que los situaría en la pelea real por vencer el título liguero y disputar las últimas rondas de la Liga de Campeones, y la otra parece asimilar con impotencia las dificultades para dar ese salto cualitativo.

El argumento más sólido al que se agarran los gunners es Alexis Sánchez. La sobresaliente temporada del chileno, colosal actuando como punta en el 4-2-3-1 de Wenger, tiene su contrapeso en las seis eliminaciones consecutivas sufridas por el Arsenal en una ronda fatídica para los intereses ingleses. Si los del norte de Londres pretenden acabar con esta racha derrotando a un rival que ya les hizo morder el polvo en las ediciones de 2013 y 2014, el delantero tocopillano necesitará que su equipo mantenga el tono defensivo durante los 180 minutos, y eso implica regresar a Inglaterra con las opciones de clasificación intactas. Otro de los nombres propios del cruce será el de Mesut Özil, a quien se le ha relacionado con la entidad muniquesa en los últimos tiempos. Cuando el alemán pierde efervescencia con el balón en los pies y no transforma el talento en acciones determinantes, su escaso trabajo defensivo sirve de alimento para los más críticos con el rendimiento del exmadridista. “El sábado contra el Hull City sentí que Özil no estaba completamente cómodo. Técnicamente hizo cosas que no está acostumbrado a hacer. Desconozco el porqué. Puede pasar. No encuentro una razón específica”, confesó preocupado Wenger, a quien desde algunos sectores se le insta a prescindir de Mesut en favor de futbolistas más activos sin balón como Danny Welbeck. 

Arsène Wenger: “Necesitamos olvidar los últimos enfrentamientos con el Bayern y pensar en el ahora. Tenemos la experiencia de jugar contra ellos cada año y la ventaja de disputar la vuelta en casa, pero esto no significa nada si no lo hacemos bien el miércoles. […] Creo que el Bayern intentará dominar, como siempre. Jugará con mucha posesión y con mucha velocidad en ataque. Necesitamos hacer un gran partido. Ospina jugará en portería”.

Alexis Sanchez of Arsenal celebrates his 1st goal during the Premier League match at the Emirates Stadium, London Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156 11/02/2017
Alexis Sánchez celebra el 1-0 anotado ante el Hull City el pasado sábado en el Emirates Stadium.
Foto: Liam McAvoy/Focus Images Ltd.

Enfrente, el Bayern actual es pura incertidumbre: el equipo no arrolla como antaño ni pisa el área rival con la regularidad deseada, defensivamente muestra una pasividad preocupante y en la zona de elaboración depende en exceso de Thiago Alcántara para inventar algo diferente. Sin la presencia del centrocampista español, el líder de la Bundesliga se vuelve previsible. O lo que es lo mismo: dependiente hasta el extremo del buen hacer de Robert Lewandowski. De hecho, la primera plaza del gigante teutón en la liga alemana guarda más relación con el discretísimo papel de sus principales rivales, RB Leipzig es la excepción, que con su propio desempeño. Porque Borussia Dortmund, Bayer Leverkusen, Schalke 04 o Wolfsburgo están a años luz de cumplir con las expectativas depositadas en ellos a principio de curso. En lo puramente muniqués, la transición Pep Guardiola-Carlo Ancelotti se ha estancado sin que la teórica simplificación de conceptos haya revertido en algo positivo. Y a todos estos factores es necesario unir el discreto momento de forma por el que pasa Thomas Müller y el escaso número de encuentros convincentes completados desde la salida de Múnich del técnico de Santpedor –se cuentan con los dedos de una mano–. Pese a ello y en parte porque la fragilidad del Arsenal no invita a apostar por la sorpresa, el favoritismo recae en la espalda de Ancelotti y compañía.

Carlo Ancelotti: “Uno necesita carácter y suerte para ganar la UEFA Champions League, pero sobre todo valentía. No nos concentraremos en evitar encajar, pero queremos controlar la posesión porque el Arsenal tiene rápidos jugadores y puede contraatacar bien. […] Arsène Wenger tiene experiencia y le ha dado a su equipo una identidad muy marcada. Su equipo juega con un estilo definido. Tengo mucho respeto por su trabajo. Necesitamos hacerles sentir incómodos en el terreno de juego”.

Se espera que Müller comience la eliminatoria en el banquillo y el Bayern vuelque su juego por las bandas, donde la aportación de Alaba y Lahm se antoja decisiva si los extremos del Arsenal no aumentan su trabajo sin balón. También cobrará especial interés comprobar si Wenger alinea a Alexis como delantero centro o lo sitúa pegado a la cal, donde mantiene su impacto en el juego gunner pero su grado de participación se resiente, pues disminuye exponencialmente la frecuencia con la que entra en contacto con la pelota. Si el Arsenal asume que la posesión será mayoritariamente para los locales –así lo ha reconocido el técnico alsaciano–, lo natural sería ubicar al chileno a la espalda de Xabi Alonso, pero el peso de Giroud en el juego aéreo ante un rival con buenos mimbres para sacar frutos de las acciones de estrategia dificulta la elección. Los dos tendrían cabida en un 4-3-3 con Alexis y Özil en los costados y el francés como ‘9’, otra de las opciones sobre la mesa. Donde no existen dudas es en la portería: David Ospina, titular en Champions League y FA Cup en detrimento de Petr Cech, regresará al arco.

Carlo Ancelotti, head coach of Bayern Munich during the Bundesliga match at Schwarzwald-Stadion, Freiburg Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 20/01/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-170121-0010.jpg
Carlo Ancelotti, entrenador del Bayern Múnich. Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd.

Bajas: Boateng (hombro) y Ribéry (bíceps femoral) en el Bayern; Ramsey (gemelo), Lucas Pérez (molestias musculares) y Cazorla (tendón de Aquiles) en el Arsenal.
Apercibidos de sanción: Boateng y Lahm (Bayern).

Alineaciones probables: Bayern Múnich–Arsenal, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

El empate se paga a 4.20 en bwin

Bayern vs Arsenal - Football tactics and formations

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

No sabría decir cual de los dos equipos tiene mayor dependencia de su máximo goleador. No obstante, lo que sí tengo claro es que Alexis y Lewandowski van a ser la clave para que se decida el vendedor de la eliminatoria.

Para mí, los bávaros favoritos. Principalmente por la diferencia de nivel entre ambos centros del campo.

Deja un comentario

*