Bélgica y México contra el poderío africano

Ze Marcos Brasil U17 - MarcadorInt

Poderío africano

Después de los cruces de cuartos de final, Nigeria y Mali amenazan con protagonizar una final íntegramente africana al término del Mundial sub-17 chileno. El vigente campeón de la categoría, Nigeria, demostró una vez más que parece invulnerable y derrotó a Brasil con un aplomo terrible. A pesar de que la Canarinha arrancó el partido con fuerza y generó muchos problemas por los flancos, en especial con las incorporaciones del lateral Rogério y la habilidad de Evander por el perfil izquierdo, cuando Nigeria puso una marcha más sentenció el encuentro. No importó que Brasil desplegara su mejor fútbol durante el cuarto de hora inicial. Entre el minuto 29 y el 34 los nigerianos anotaron tres goles aprovechándose de la fragilidad defensiva de una pareja de centrales brasileña que echó de menos al sancionado Ronaldo. Victor Osimhen, ariete africano, hizo estragos cayendo por el perfil izquierdo del ataque nigeriano e impuso su tremenda superioridad física. Al partido le sobró la segunda mitad, en la que Nigeria administró fuerzas pensando en las semifinal.

El extremo nigeriano Bamgboye se perderá la semifinal por sanción. Foto: MarcadorInt/T.Martínez.
El extremo nigeriano Bamgboye se perderá la semifinal por sanción. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Mali será el otro representante africano en las semifinales en el que está siendo un año inusual para el combinado maliense, que también estuvo en la penúltima ronda del Mundial sub-20 disputado en Nueva Zelanda hace unos meses. Mali venció a una Croacia correosa que plantó cara pero echó en falta algo más de mordiente en ataque. El campeón africano desequilibró con facilidad gracias a la potencia de Aly Malle por el extremo zurdo y a la habilidad del escurridizo Koita entre líneas, un ágil diablo con el balón en los pies. Precisamente Sékou Koita abrió la lata con una jugada preciosa en la que los africanos desarbolaron la defensa croata en cuatro toques. Porque Mali, a diferencia de Nigeria, es suficientemente buena en lo técnico para combinar a gran velocidad en espacios reducidos. Pero, además, Mali completó un partido muy serio a nivel defensivo. A pesar de los intentos de Brekalo, estrella en octavos ante Alemania, la zaga maliense logró minimizar las ocasiones de gol de Croacia, que en la segunda mitad empujó pero careció de precisión y lucidez en los últimos metros del mismo modo que a Mali le faltó frescura para sentenciar al contragolpe.

¿Dos outsiders?

Pocos rivales pueden plantarle cara a Nigeria, pero uno de ellos es la selección mexicana. México se ha consolidado como una potencia en la categoría sub-17 después de los éxitos en la última década (finales en 2005, 2011 y 2013 con dos títulos) y repite entre los cuatro mejores en el Mundial sub-17 de forma absolutamente merecida. El combinado mexicano, además, tiene una oportunidad de vengarse de su verdugo en la final de la última edición. México superó a Ecuador, uno de los equipos más físicos del campeonato, con una actuación bastante completa. Siempre tuvo el control del partido gracias a su buena circulación de balón, que le permite someter a la mayoría de rivales, y el buen rendimiento de sus zagueros, que minimizó el impacto ofensivo de los rápidos puntas ecuatorianos. No fue una victoria brillante (2-0 con dos goles a balón parado), pero el partido refleja el oficio del bloque mexicano, que además cuenta con la velocidad de Lara por la derecha, el golpeo de Pablo López, la movilidad de Zamudio en tres cuartos y la pillería de Aguirre en punta.

Sufrió más para pasar la selección belga, que doblegó a la sorprendente Costa Rica en el último partido de cuartos de final. Los costarricenses, que venían de eliminar a Francia en la ronda anterior, exhibieron virtudes que recordaron a la selección absoluta. Con un esquema muy similar al del Mundial de Brasil, con tres defensas y dos carrileros, Costa Rica fue bastante sólida atrás a pesar de la inseguridad del meta Barrientos y en ataque cuentan con el talento del zurdo Roberto Córdoba, el mejor jugador tico en este campeonato. Córdoba juega como interior derecho y a partir de ahí mueve a todos sus compañeros. Su visión de juego acompaña una zurda fina de preciso golpeo, lo que le permite activar a cualquier costarricense por lejos que se encuentre, y además goza de calidad para regatear. Aunque luego le faltaron socios en ataque, pues el dinamismo y pelea constante de Masis no bastaron para doblegar una pareja de centrales muy sólida con Faes y Seigers y al extraordinario guardameta Jens Teunckens. El encuentro lo ganó Bélgica en un gol de falta precioso de Dante Rigo (una falta muy ingenua que nace de la falta de entendimiento y concentración del portero Barrientos y el central Villegas). Costa Rica pudo empatar en el último cuarto de hora e incluso se topó con la madera, pero se despide del Mundial con la cabeza alta mientras Bélgica disputará las semifinales por primera vez en su historia. Se cruzará con Mali, vieja conocida de la fase de grupos contra la que no perdió en la primera jornada de milagro. El jueves será otra historia.

Semifinales, jueves 5 de noviembre:

21:00 Mali-Bélgica

00:00 México-Nigeria

Rigo marcó un golazo de falta ante Costa Rica. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Rigo marcó un golazo de falta ante Costa Rica. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Foto de portada: MarcadorInt/T.Martínez.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*