Burkina Faso pasa como primera con un gran Bertrand Traoré

Burkina Faso empató por segunda jornada consecutiva. Foto: Dormiveglia.

Sin llegar a la tensión del otro partido del Grupo A, el enfrentamiento entre Guinea-Bisáu y Burkina Faso también tenía grandes alicientes, puesto que ambos contendientes partían con opciones de clasificación. Eso sí, quien tenía más opciones era el conjunto de Paulo Duarte.

Guinea-Bisáu 0
B. Faso 2
(Rudinilson pp. 11′, Bertrand Traoré 57′)

Guinea-Bisau vs Burkina Faso - Football tactics and formations
Alineaciones del Guinea-Bisáu-Burkina Faso. Infografía: sharemytactics.com

Inicio asfixiante de Burkina Faso

El portugués introdujo algunos cambios en ataque, entre otros el autor del gol frente a Gabón, Préjuce Nakoulma, o uno de los hombres clave del encuentro, el jugador del Ajax Bertrand Traoré. Precisamente de las botas de Traoré llegó la primera gran ocasión de los suyos, en una llegada muy clara pero que el atacante zurdo escoró demasiado con su tiro en el uno contra uno. La llegada había venido precedida de una gran presión y dominio territorial de los de Duarte, con una clara voluntad de marcar perfil desde bien pronto. Y Burkina Faso encontró lo que buscaba de manera poco ortodoxa gracias a un centro de Bertrand Traoré que propició un intento de despeje muy defectuoso de Rudinilson con dirección hacia su propia portería; con el portero totalmente vendido ante la ‘venganza’ de su compañero, Juary consiguió salvar el gol en la línea de gol pero con tan mala suerte que su rechazo quedó totalmente a placer para Préjuce Nakoulma y éste remachó con tal de seguir su racha goleadora. Algunas webs adjudican el gol a Rudinilson Silva en propia puerta, en cualquier caso el delantero de Burkina Faso hizo su trabajo por si acaso.

Con el primer tanto, Burkina Faso viró su estrategia y de unos primeros compases de asfixia pasó a defender en bloque más bajo, cediendo la iniciativa a Guinea-Bisáu para salir en velocidad a la contra. A diferencia de lo que pasó en el partido de la Jornada 2 contra Camerún, Guinea-Bisáu no supo sacar provecho a la media hora de posesión de la que gozó desde el gol hasta el final de la primera parte. Zezinho, Piqueti y Toni Silva apenas aparecieron en el juego de combinación y toda acción de Guinea-Bisáu pareció estar basada en mandar balones en largo para que Fredéric Mendy se peleara con el central del Málaga Bakary Koné .

Tuvo poca brillantez el juego de los de Baciro Candé, pero realmente las acciones del ariete de los bisauguineanos eran un incordio para la defensa de Burkina Faso. Donde no llegaba el fútbol de Guinea-Bisáu aparecía la voluntad de aferrarse a las últimas opciones de clasificación y lo cierto es que con más fe que otra cosa, la selección debutante acabó por encerrar a Burkina Faso; de hecho Piqueti tuvo una gran ocasión para el empate pero su disparo desde dentro del área lo rechazó por los pelos el cancerbero Koffi.

El acierto de B.Traoré sentenció el encuentro

En la reanudación siguió un esquema parecido, en el que Burkina Faso cedía la iniciativa del juego teniendo en cuenta la ventaja en el marcador. Pero Guinea-Bisáu se quedó sin la convicción de poder hacerle daño de verdad a su adversario. Toda vaga esperanza se difuminó con el segundo tanto de Burkina Faso, obra del que muy posiblemente fuera el hombre del partido, Bertrand Traoré. El atacante propiedad del Chelsea se encontró con una acción calcada a la que había marrado en la primera parte y en la segunda oportunidad atinó a la perfección con la pierna izquierda.

2017-01-11-photo-00000091
La selección de Guinea-Bisáu se va de la CAN 2017 habiendo sumado un punto pero con buenas sensaciones. Foto: Emmanuel Mendy.

El segundo gol de Burkina Faso reafirmó aún más el planteamiento reactivo de los de Paulo Duarte y acabó con cualquier atisbo de ambición de Guinea-Bisáu. La última media hora de partido fue algo parecido a un pacto de no agresión en el que el ritmo tedioso se apoderó de ambos conjuntos. El 0-2 fue el resultado final que le sirve a Burkina Faso para erigirse como líder sorpresa del Grupo A; los de Duarte no han exhibido un caudal de juego extraordinario pero han demostrado ser un conjunto muy sólido que domina bien los tiempos y sabe explotar a la perfección la enorme velocidad de sus puntas, unos recursos que le han servido para estar por encima de selecciones como Camerún o Gabón.

Por parte de Guinea-Bisáu, la selección debutante se va para casa con un punto en su primera Copa de África. Los bisauguineanos han saldado con ratos de buen fútbol su primera participación pero han pecado en demasía de la inmadurez propia de quien no suele medirse en estas lides.

Imagen Portada: Dormiveglia.

Related posts

Deja un comentario

*