Ceballos manda en Rijeka

Ceballos Betis España sub-19 MarcadorInt

Sabían los futbolistas españoles que la visita a Rijeka no era precisamente sencilla. De hecho, se trataba del examen más complicado para los de Albert Celades en su recorrido hacia el Europeo Sub-21 de 2017 en Polonia: consistía en jugar a domicilio frente a Croacia, líder del grupo, una selección reforzada para esta ocasión por Mateo Kovacic o Marko Pjaca, ya instalados en la absoluta de su país.

Los integrantes de España Sub-21 habían advertido de que mover la pelota con rapidez e imponer su calidad en el mediocampo era indispensable para mantener intactas su opciones de éxito en un terreno de juego poblado por talentosos centrocampistas balcánicos: Kovacic acompañó a Radosevic en el medio, Mario Pasalic actuó unos metros por delante y Alen Halilovic habitó en el flanco derecho. Muy pocos equipos en esta categoría Sub-21 pueden presentar una nómina de futbolistas capaces de discutir la posesión a Óliver Torres, Dani Ceballos o Saúl Ñíguez. Croacia lo consiguió en algunos tramos del encuentro.

Disposiciones tácticas iniciales:
Espana U21 vs Croacia U21 - Football tactics and formations

Pronto surgió la personalidad de Halilovic para reclamar el esférico y tratar de sumar con sus acciones en la banda derecha. Los movimientos y el juego de espaldas de Pjaca, así como el recorrido de Kovacic, también merecieron atención por parte de España, que no perdió su organización defensiva y que amenazó a Croacia las primeras veces que el balón pasó por las botas de Dani Ceballos. En su tramo inicial, el partido era uno cuando la pelota pertenecía al futbolista del Betis y otro distinto cuando era propiedad de los 21 actores restantes de una película que sufrió un giro de guión cuando Ceballos y Óliver se asociaron en los metros finales: rompieron el entramado defensivo balcánico e Iñaki Williams sufrió un derribo en la jugada que dejó a Croacia en inferioridad numérica. El minuto 18 puso fin a la tarde del central Denis Kolinger, expulsado, y mantuvo viva la buena racha goleadora de Gerard Deulofeu.

El extremo del Everton, autor de un hat-trick en el anterior compromiso frente a Georgia, abrió el marcador desde el punto de penalti y más tarde firmó también el 0-3 aprovechando una pérdida de balón del guardameta Livakovic. Hubo tiempo para que Marco Asensio, que tomó el testigo de Ceballos durante varios minutos como figura del partido, anotase un tanto y para que el ímpetu de Croacia recuperase una emoción aparentemente perdida.

La personalidad croata

Perdiendo por 0-3, en inferioridad numérica y con poco más de media hora de juego por delante, lo natural casi es bajar los brazos y asumir que tus opciones de puntuar son muy remotas. En Croacia, sin embargo, tienen una visión diferente: el 1-3 de Pasalic en el 63′ les hizo creer y Kepa, el guardameta del Valladolid, tuvo cada vez más trabajo como consecuencia de la mejoría colectiva croata, liderada por Halilovic y Kovacic, sus dos figuras. La expulsión de Jorge Meré (en una acción que sirvió a Radosevic para marcar el 2-3 de penalti) contribuyó a que Croacia continuase creciendo.

Halilovic pidió el balón, encaró, regateó y finalmente estrelló un balón en el larguero cuando el partido consumía sus últimos instantes. Pese a las adversidades, los croatas reaccionaron y competieron de forma notable en la última media hora con las intervenciones de Kovacic en el carril central y el atrevimiento de Halilovic, pero no fue suficiente para modificar la influencia que Dani Ceballos había tenido en el primer tiempo.

Foto de portada: MarcadorInt

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*