El oficio se impuso a la voluntad

Berizzo

El Celta-Shakhtar se saldó con un 0-1 favorable para los intereses visitantes en Balaídos. El tanto del recién fichado Gustavo Blanco Leschuk sirvió a los ucranianos para llevarse una renta mínima en cuanto al marcador pero bastante más positiva en cuanto a sensaciones del juego. Pese a volver tras dos meses de inactividad, los de Paulo Fonseca impusieron su oficio ante un Celta que en pocas fases del partido supo traducir sus bienintencionadas posesiones en llegadas de peligro real.

RC Celta 0
Shakhtar Donetsk 1 (Gustavo Blanco Leschuk 25′)

RC Celta vs Shakhtar Donetsk - Football tactics and formations
Infografía: sharemytactics.com

Empezó el partido con el respeto que la trascendencia de esta la reanudación de la Europa League se merece y la inactividad del Shakhtar demandaba. El pacto de tregua en los primeros minutos de tanteo no impidió ver que el guión del encuentro sería el esperado: un Celta con la posesión del balón, intentando que todo lo que sucediera fuera lejos de su área y un Shakhtar cómodo en el repliegue y atento para la salida en cuanto pudiera oler sangre. Como viene siendo habitual en los últimos partidos del conjunto de Eduardo Berizzo, los celestes gozaban de criterio y posesión para armar sus jugadas pero una vez en tres cuartos les costaba horrores seleccionar la mejor opción y crear peligro real.

Hugo Mallo of Celta Vigo celebrates the second goal during the La Liga match at Mestalla, Valencia Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291 20/03/2016
Hugo Mallo fue de lo mejor del Celta en el partido contra el Shakhtar. Foto: Focus Images Ltd.

De hecho, la primera ocasión más o menos clara en el 15 del partido llegó de forma algo caótica. Tras un saque de banda puesto en juego de forma rápida por Guidetti, Bongonda hizo una buena pared con el sueco pero dentro del área chica el belga confirmó que la precipitación en los momentos clave es una de sus grandes rémoras pese a las excepcionales condiciones físicas que posee. No saber golpear arriba, uno de los grandes males del Celta y posiblemente la mejor virtud del conjunto ucraniano que no tardó en demostrar.

Pérdida y contra

La jugada precedente al primer tanto del Shakhtar fue una metáfora de las sombras de unos y las luces de otros: en el minuto 25 Daniel Wass hizo efectivo un servicio de falta a favor que acabó en una contra lanzada por Fred, un resbalón de Jonny que dejó todo el carril libre para la conducción de Marlos y pese al empeño de Bongonda por salvar el gol, el rebote lo aprovechó Gustavo Blanco Leschuk para marcar el primer gol en partido oficial como jugador del Shakhtar Donetsk.

Nemanja Radoja of Celta Vigo during the La Liga match at Estadio El Madrigal, Villarreal Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291 16/10/2016
Nemanja Radoja se las tuvo con los hábiles y rápidos interiores del conjunto uncraniano. Foto: Focus Images Ltd.

La acción fue desafortunada, pero no se puede decir que fuera injusta ni inesperada, puesto que los de Berizzo se han visto ya algunas otras veces en esta tesitura. A partir del gol, el partido retomó el mismo esquema que anteriormente pero con una marcha más. El Celta trenzaba jugadas con el Tucu Hernández y Daniel Wass combinando con Iago Aspas pero casi sin ninguna opción para que el gallego, Guidetti o Bongonda pudieran armar disparo. Los celestes merodeaban pero no pinchaban en el área, demasiado tibios para ser incisivos. En cambio, el Shakhtar se mostraba cómodo con su ventaja, agazapado buscando el error rival. Así es cómo llegaron las más claras para los visitantes en los últimos minutos de la primera parte. De hecho a punto estuvo de marcar el segundo Dentinho pero en el intento de remate resultaría lesionado y tendría que ser sustituido por Kovalenko tras la reanudación.

En el inicio de la segunda más de lo mismo, el Shakhtar recuperó y Taison emuló a Meunier en el tercer gol del PSG ante el Barça. Por suerte para el Celta, el brasileño fue menos generoso que el belga y en vez de habilitar a algún compañero para generar una opción clarísima, buscó un disparo muy desviado.

kovalenko Shakhtar - www.rsca.be.
Kovalenko entró en la segunda parte sustituyendo a Dentinho. Foto: Rsca.be

Berizzo decidió cambiar algo y metió a Pione Sisto sustituyendo a Theo Bongonda y escorar más a Wass hacia una banda para que Iago Aspas se olvidara de querer participar tanto en la elaboración en zonas retrasadas y pudiera tener más presencia en el área. De la conexión entre el gallego y el danés surgió precisamente en el 62 una gran ocasión pero otra vez más el Celta se mostró demasiado tímido en la culminación.

La nueva partitura aportó cosas positivas para el Celta y los gallegos, sin avasallar la portería de Pyatov, pasaron a estar bastante más cómodos y en cambio el Shakhtar ya no se veía tan capaz de armar sus contras con la misma fiereza que en la primera parte y el inicio de la segunda. Conocedor de la importancia de remontar el partido, ni que fuera de marcar un gol, Berizzo dio entrada a Jozabed por Radoja a lo que Paulo Fonseca respondió con el cambio de un hábil Bernard por Taison para añadir nuevas amenazas a la contra para los minutos finales.

No amenazó en exceso el Shakhtar pero tampoco sufrió, bien replegado atrás y con mucho oficio para guardar un muy válido 0-1 para sus intereses ante un Celta más voluntarioso que efectivo. En la fría lectura numérica, un 0-1 deja abierto el abanico de posibilidades de cara a la vuelta en Ucrania pero a nivel de sensaciones, el Shakhtar ha demostrado mantener el espíritu competitivo en el primer partido oficial tras dos meses y el Celta, por el contrario, ha seguido demostrando las mismas flaquezas que le condenaron estas últimas semanas.

Imagen Portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Yo la verdad es que no vi un Celta competitivo el Jueves. Es cierto que sumaron bastantes llegadas y muchas de ellas, bastante claras. También tuvieron la posesión. Pero defensivamente concedieron muchísimo más de lo que debe conceder el equipo local en la ida de una eliminatoria. Además del gol, recuerdo otra clarísimo de ¿Dentinho? que debido a los desajustes defensivos se plantó en el mano a mano con Sergio.

Es difícil que un equipo logre cosas importantes en una competición de eliminatorias cuando concedes ocasiones con tanta facilidad.

Deja un comentario

*