Centrocampista de oro

José Andrés Guardado México - Nori.U

Tampoco falló en la final. Andrés Guardado ha sido, de largo, el mejor jugador de México y del torneo y en el desenlace ante Jamaica lo volvió a demostrar. Tras ser duda durante los últimos días por molestias físicas, el Principito se armó de valor para convertirse en rey y seguir liderando a una selección tricolor que, pese a las críticas y el nerviosismo, ha terminado logrando su séptimo título de Copa de Oro.

Andrés Guardado: “Le dije a Miguel (Herrera) que quería jugar lo que me diera la pierna. Estoy feliz. Me dio para hacer un gol”.

Capitán de la selección desde el pasado Mundial de Brasil, el de Jalisco parece haber abandonado definitivamente esa necesidad continua de tener que demostrar tras una meteórica irrupción -jugó el Mundial 2006 con 19 años y destacó en la Copa América del año siguiente- que quizás no fue acompañada de tanto éxito como se esperaba. Ni a nivel de clubes ni con su selección consiguió brillar con la regularidad que su talento demandaba -a excepción de la 11-12 en 2ª con el Dépor-, pero el pasado verano algo cambió y ésta ha sido la mejor temporada de su ya extensa carrera. Alejado de la banda y asentado como centrocampista, juega con una confianza extrema, impermeable a la tremenda presión que rodea al combinado de Miguel Herrera, como ya demostró transformando los penaltis en cuartos y semifinales. Además, esta vez contó con la ayuda de los suyos.

mexAsí formó México de inicio. Grafismo: sharemytactics.com.

El técnico -que acertó con el once inicial dando entrada a Dueñas y Corona por Herrera y Vela- y los compañeros -que le acompañaron cuando cogió el partido por los cuernos en el minuto 20 tras un gran inicio jamaicano-, hicieron posible que Guardado guiara a México para que consiguiera en la final su segunda victoria en 90 minutos en todo el torneo -la otra había sido en la primera jornada ante Cuba-. A la intensidad y velocidad con la que salieron los Reggae Boyz, respondió el 18 con pausa. Calmando la jugada cuando la pelota llegaba a sus pies para esperar que los espacios aparecieran, porque tras la primera presión de los de Schäfer no tardaban en surgir los huecos.

Si en el Mundial pasada mostró su capacidad para conducir por dentro, aquí ha llamado la atención su condición organizativa, algo que ha potenciado en el PSV Eindhoven de la mano de Phillip Cocu. El ex del Barça, sabio, tuvo claro desde el principio que el mexicano no debía volver al costado, que su lugar estaba en el centro, y le dio la manija de un equipo que terminó como campeón de la Eredivisie.

Andrés Guardado a Marca el pasado mes de marzo: “Me encuentro muy cómodo en una posición en la que nunca había jugado (mediocentro posicional). Phillip Cocu ha hablado conmigo y qué mejor maestro que él, que fue un gran jugador en esa posición. He aprendido mucho y estoy contento con mi desempeño”.

Cuando el partido ya empezaba a ser mexicano, asistió a Jesús Dueñas, su mejor socio esta noche, para generar la primera llegada peligrosa. Justo a la media hora de juego, puso patas arriba el Lincoln Financial Field de Philadelphia al enganchar una volea con el interior y mandarla a la escuadra para anotar el 0-1, el gol más importante de todos. Casi por primera vez en el torneo, México se soltó y fue mejor, pero el terrible desacierto de Oribe Peralta en los últimos metros impidió que la diferencia fuera mayor antes del descanso.

Nada más reanudarse el segundo tiempo, el defensor jamaiaco Michael Hector acumuló dos errores graves y la final se terminó ahí. Jesús Corona, que ya había mostrado buenos detalles saliendo como revulsivo, aprovechó el primer regalo y condujo y disparó con la zurda -la menos buena- para hacer el 0-2. A la hora de juego y en una jugada iniciada otra vez por Guardado, el balón le cayó en el área a Oribe tras patada al aire de Hector y esta vez el de América no falló. Acto seguido, con la final sentenciada y el título en el bolsillo, el Piojo miró a su capitán y lo sustituyó para cuidarlo de su lesión y brindarle a José Andrés la gran ovación de la noche. Prácticamente la única que se llevó México en el torneo.

Andrés Guardado: “¿Por qué dicen que no fue la forma deseada? Ganamos 3-1, siendo contundentes. No tenemos culpa de lo que pasa alrededor de nosotros. Vinimos a ganar esta Copa y estamos contentos por el objetivo. El siguiente paso es octubre contra EEUU porque queremos estar en la Confederaciones. Ese es el objetivo claro. Aguantar la presión no es fácil y cuando se da un resultado hay que festejar”.

Miguel Herrera México - Antoon KuperPese a las críticas, el Piojo logró el título. Foto: Antoon Kuper.
Foto de portada: Nori.U.

Related posts

Deja un comentario

*