El Chelsea de los mediapuntas

Pedro celebra el gol con el que adelantó al Chelsea. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.

El Chelsea de Antonio Conte se enfrentaba al vigente campeón de la Premier sin el que, a juicio de la mayoría de críticos, es el mejor jugador de la competición hasta el momento. Diego Costa, con problemas físicos y tras una presunta discusión con su entrenador, no viajó al King Power Stadium y el encuentro sirvió para que el conjunto londinense mostrara que su rendimiento como colectivo está por encima de individualidades. El engrasado y dinámico fútbol de los blues no se vio afectado por la baja del ariete de Lagarto, y superó de forma rotunda al Leicester en un partido en el que el protagonismo lo recogieron su línea de mediapuntas. Hazard, Pedro y Willian estuvieron fabulosos.

Leicester 0
Chelsea 3 (Marcos Alonso 6′, 51′, Pedro 71′)

Leicester vs Chelsea - Football tactics and formations

Para enfrentarse al ya clásico 5-2-3 del Chelsea de Conte, Claudio Ranieri dispuso una novedosa formación en la que estrenaba línea de tres centrales, tratando así de ahogar el juego de posición del conjunto londinense. Por su parte, el técnico del Chelsea, para sustituir a Costa optó por colocar a Hazard de falso nueve, aunque en realidad está posición sólo se mantenía en fase defensiva pues permutaba constantemente con Pedro y Willian.

Lo cierto es que desde el inicio del encuentro el Chelsea fue capaz de imponer su juego de forma tajante. Entre sus tres centrales y Kanté – Matic, el balón corría con acierto a los costados, donde las permutas, asociaciones y conducciones de la línea de tres atacantes, indetectables y moviéndose por todo el ancho del campo, generaban fisuras en la estructura de Ranieri. Pedro, Hazard y Willian recibían casi siempre en zona interior pues los extremos los ocupan los laterales, juntaban hombres con sus zancadas, soltaban el balón en el momento preciso para explotar las ventajas creadas y acudían a zona de remate con precisión. Marcos Alonso, que está viviendo el mejor momento de su carrera deportiva (más por ser una pieza que destaca potenciado por el ecosistema creado por su entrenador que por potencial propio, en opinión de quien escribe), adelantó pronto al Chelsea y puso cuesta abajo el encuentro para los visitantes.

Pasada la media hora, el empuje del Leicester hizo algo de mella y a base de puro juego Premier League (balones aéreos y centros laterales) se acercaron al área de Courtois e hicieron pie en el encuentro. El líder de la competición supo sufrir cuando tocaba, gracias a un imperial Matic y a Kanté, que pusieron el modo guerrero que casi siempre es necesario en algún periodo de los partidos de la liga inglesa. Aunque es cierto que a la hora de contraatacar sí notaron la baja de Costa, pues ninguno de sus atacantes podía retener el balón de espaldas para dar tiempo a sus compañeros a llegar, dos zarpazos de Alonso y Pedro a la salida del descanso dejaron el encuentro visto para sentencia. Hace falta algo más que la baja de su mejor futbolista para hacer tropezar a ese auténtico equipazo que el Chelsea de Antonio Conte.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Deja un comentario

*