Croacia se destapó ante una España aturdida

head coach of Spain Vicente del Bosque during the International Friendly match at Red Bull Arena, Salzburg, Austria.
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
01/06/2016
***UK & IRELAND ONLY***
(filename}

Ni una rotación. La carta de presentación de España en este partido era bien clara desde el inicio: Vicente Del Bosque no quería que la sombra del segundo puesto asomara en el modernísimo y curioso Stade de Bordeaux. No hubo rajadas en la previa que valieran, ni la tentación de probar a nuevas piezas, ni el desgaste físico en el primer partido con un calor realmente veraniego; la primera plaza pasaba por encima de toda precaución. Con bastante más reparo se lo tomó Ante Cacic, el seleccionador croata dejó a gran parte de la columna vertebral (Modric, Mandzukic, Brozovic) en el banco, dejando el timón al Ivan Rakitic más liberado y creativo que se recuerda en mucho tiempo y a un Ivan Perisic al que los aires franceses le están sentando de maravilla.

A la tercera llegó la vencida

Sólo había una pequeña rozadura en el casi perfecto deslizar de la selección española y era el pasillo derecho, en el que Cesc Fàbregas y David Silva no habían acabado de acoplar sus sintonías. Pues bien, los primeros minutos del Croacia-España demostraron que este problema se trató estos días y el juego fluía de forma mucho más natural en esa conexión. Tanto es así que antes del minuto diez, una perfecta asociación entre el citizen y el blue rompió la línea defensiva croata y dentro del área Cesc puso un caramelo para que Álvaro Morata sólo tuviera que empujarla y marcar así su tercer gol en esta Eurocopa.

David Silva of Spain during the International Friendly match at Red Bull Arena, Salzburg, Austria. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 01/06/2016 ***UK & IRELAND ONLY*** (filename}
David Silva. Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd.

El enemigo en casa

Si el gol de España supuso el ejemplo perfecto de su juego transformado en jugada, la clarísima ocasión de Rakitic definió el mayor peligro de los de Del Bosque: la relajación. Un error, un despiste entre Sergio Ramos y David De Gea que no metió en el partido a Croacia  porque así lo dictaminó el ojo de halcón. Pese a la exhibición durante la primera media hora de partido, un error de este tipo puede costarle muy caro en próximas rondas. Una vez pasado el susto, siguió desplegándose la Roja con – sí, sí, aunque parezca mentira– más movilidad incluso que en los dos partidos anteriores. Y eso que Croacia estaba siendo incisiva con Rakitic, Kalinic y Perisic a banda cambiada, pero Badelj y Rog hacían aguas por todas partes en la titánica misión de contener la excelente soltura ofensiva de España. Aun así, cuando España bajó el pistón al final de la primera parte, la sensación que dio el conjunto croata fue de equipo con ideas y mordiente pese a jugar con una suerte de equipo B. Sin duda, parece claro que Croacia es la outsider más metida en el ajo de la Eurocopa 2016.

Excelente Perisic

El efervescente juego español se fue desbravando y al final las sensaciones se confirmaron; en el minuto 45, con España pensando ya en tomar un descanso ante la asfixiante calor de Burdeos, llegó el gol del empate de Croacia. El gol fue obra de Nikola Kalinic pero la extraordinaria jugada la firmó Ivan Perisic. El jugador del Inter de Milán confirmó tres cosas: su enorme Eurocopa, que Croacia va en serio y que por muy superior que sea, España no puede permitirse minutos de desconexión ante rivales capaces de aprovechar su versión en ‘stand by’.


Salió Croacia en la segunda con la misma intención que había acabado la primera y con la fe que le había dado el gol de Kalinic para ir a agredir por momentos la posesión de España. Ni rastro parecía quedar de la sensación de superioridad apabullante de la primera media hora española, estaba poniéndose el partido interesantísimo para el espectador neutral, una auténtica pugna de tú a tú vistosa como pocas cosas se han sucedido en esta Eurocopa; suerte que era un partido intrascendente.

Davor Suker: “En un país normal, los ultras ya estarían fuera”.

Volvió la versión 2010

Viéndolas venir ante la fiereza croata, Del Bosque decidió armar su centro del campo con Bruno Soriano a costa de perder frescura con la marcha de Nolito, y es que estaba Croacia imponiéndose de forma incontestable. Ante los arañazos croatas el plan español era claro, sedar el juego con posesiones defensivas y obligar al rival a bajar las revoluciones para así volverse a encontrar cómodo. Y le funcionó, a medias. Cuando Andrés Iniesta pensó que ya habían transcurrido suficientes minutos de calma volvió a agitar el avispero con un genial pase para David Silva. En el intento de control, el canario cayó dentro del área y el árbitro Björn Kuipers estimó penalti de Vrsaljko. España tenía la oportunidad para ponerle el candado al primer puesto a falta de algo menos de veinte minutos de encuentro. Pero Ramos erró el penalti, de hecho lo lanzó fatal: al centro en un intento de semi Panenka no muy bien definido. El error de Ramos es uno de los detalles que evidencian junto a otros despistes e imprecisiones que, ahora mismo, el capitán de la selección española no está en su máximo grado de excelencia – sin implicar eso que esté rindiendo a un mal nivel–.

David De Gea of Spain during the International Friendly match at Red Bull Arena, Salzburg, Austria. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 01/06/2016 ***UK & IRELAND ONLY*** (filename}
David De Gea. Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd.

Otra vez Perisic

Ya encarada la recta final del partido, con una Croacia bastante más dócil tras el enorme esfuerzo realizado durante todo el encuentro, Del Bosque insistió en su plan de mantener el balón a toda costa y metió a Thiago por un Cesc tan brillante durante la primera media hora como ausente el resto del partido. Los croatas ya no iban a buscar a España, pero en un balón recuperado en la frontal de su área sacaron fuerzas de flaqueza para hacer su penúltima carrera. Balón a Nikola Kalinic y éste para la enésima llegada de Perisic. El hombre del partido, ya con más anhelo que clarividencia, golpeó un balón sin precisión pero con la suerte para él que pilló a De Gea descolocado. Croacia le había dado la vuelta al partido, a la clasificación del grupo y tal vez a su suerte en esta Eurocopa.

Como no podía ser de otra forma en un partido tan trepidante, el silbido final llegó tras una acción de suspense en la que a punto estuvo David Silva de empatar el partido. Al final, victoria para Croacia y Ante Cacic ya puede decir que le ganó a la vigente campeona con un equipo minado de suplentes. Más allá de titulares o suplentes, el partidazo que se vio en el Stade de Bordeaux evidencia que la selección croata tiene las dos cosas más importantes para hacer algo en Francia: mucha calidad individual y un encomiable sentido colectivo.

Y a España le confirma que además del papelón que supone estar en el lado del cuadro de Francia, Italia y Alemania, la clave está en no bajar nunca el pistón por debajo de lo que marca el rival. Ante una previa de octavos sospechosamente cainita cabe recordar algo: si juega a su máximo nivel de intensidad y concentración, la selección española es mejor que cualquiera de sus temibles rivales; si no lo hace, también cualquiera tiene las armas para ganarle.


Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Que opinas del partido de Pjaca?
Yo no lo habia visto y habia leido cosas muy buenas sobre el, la verdad me gusto, jugador con desborde, y un buen trabajo defensivo.

España palmó por errores propios (a pesar de los méritos de Croacia). Y no hay más. Sin entrar en más detalles, sobre todo descartando los más obvios, resulta significativo el gol de Perisic. Carrera de 60 metros y… ¿dónde estaba Juanfran (horrible todo el partido)? No puedes estar a 5 minutos clasificados para el lado (en teoría) sencillo del cuadro y tener a los dos laterales muy en campo contrario, menos aún el del hombre que más peligro ha causado. No sólo es despiste por actuaciones individuales, es falta de dirección también, y de dar un par de gritos desde la banda.

Si te fijas en la última jugada del partido se ve lo que está siendo “nuestra” selección. Minuto 94′ jugándonos la Euro y en vez de chutar y empotrar al portero dentro de la portería, buscamos el padecido para hacer el mejor gol de los highlights…
Por no comentar la no entrada de suplentes que nos den un soplo de aire fresco para afrontar mejor la última parte del torneo. Decepcionante una vez más.

Deja un comentario

*