Déjà vu

Escales Francia sub-19 - MarcadorInt

Por tercera vez en las últimas cuatro ediciones del Europeo sub-19, Francia y España se verán las caras en las semifinales del torneo. Se trata prácticamente de un clásico moderno en la categoría, ya que si echamos la mirada un poco más hacia atrás incluso encontramos otro precedente importante: la final que Francia le ganó a España en 2010, en dos selecciones plagadas de talentos como Griezmann, Lacazette, Grenier, Kakuta, Thiago, Koke, Rodrigo o Canales. Así pues, es un choque que se ha repetido en muchas ocasiones en los últimos años y que habla muy bien del trabajo de cantera que están realizando ambos países, pues es habitual que avancen todas las rondas posibles hasta cruzarse entre sí.

Deulofeu España Foto: Catherine Kõrtsmik

Francia y España ya jugaron las semifinales del Europeo sub-19 en 2012 y 2013. Foto: Catherine Kortsmik.

Los últimos antecentes, además, ya explican la igualdad que preside los partidos entre España y Francia. Tanto en 2012 como en 2013 se llegó a la prórroga y, de hecho, en el primero la selección española entonces dirigida por Lopetegui se clasificó para la final eliminando a la Francia de Pogba y Kondogbia en la tanda de penaltis. Unos meses más tarde la historia sería la inversa: un tanto de Conte en la prórroga dio el pase a la final al combinado galo. De hecho, si hace unos días comentábamos los paralelismos de la fase de grupos del Europeo de Grecia con el torneo disputado en Lituania en 2013, la semifinal contra Francia sería un elemento más, reforzado incluso por la presencia de un futbolista galo que milita en el fútbol español (Lucas Hernández ahora, Laporte entonces).

Artículo relacionado: Así es Francia, análisis del rival de España

Como los rasgos característicos de ambas canteras se mantienen, los futbolistas cambian pero todas las generaciones practican un fútbol similar. En este caso, España ha desplegado tramos magníficos en los que ha hecho circular la pelota a gran velocidad en campo contrario, sin pérdidas comprometidas y manteniendo un flujo de ocasiones de gol importante. Sin embargo, el juego español ha sido irregular a lo largo del torneo por las dificultades padecidas para mantener el mismo tono físico a lo largo de los 90 minutos. Así pues, en los tres choques el rendimiento ha disminuido en el segundo tiempo, la fase en la que más ha sufrido España porque pierde frescura, precisión y presencia en el centro del campo. Deja de controlar el ritmo del choque y pisa mucho menos el campo contrario. Si el partido se decide en una prórroga, por ejemplo, este aspecto pesará incluso más, aunque por otro lado el apartado físico español parece haber mejorado ligeramente en los últimos días. Y esta es justo una de las principales virtudes del combinado galo, que después de terminar muy fatigado los dos primeros partidos es pudo permitir el lujo de rotar ante Grecia para dar descanso a varias de sus piezas clave.

Asensio España sub-19 - MarcadorInt

Marco Asensio. Foto: MarcadorInt.

No hay ningún equipo en el torneo con el poderío físico francés, aunque no es la única arma bleu, ni muchísimo menos. Si bien es cierto que Kemen aporta músculo y un constante ida y vuelta en la medular, mueve muy bien el balón junto a Tousart en un centro del campo consistente. Sin embargo, la mayoría de ataques franceses llegan por los flancos, donde Coman y Cornet son los dos elementos más desequilibrantes. Los laterales no percuten en exceso, aunque por la izquierda Lucas se incorpora al ataque con mayor frecuencia que Fulgini, por lo que será vital que los extremos españoles se muestren solidarios en tareas defensivas. Los dos extremos franceses son rápidos, portentosos en la arrancada y disponen de un amplio abanico de regates para zafarse de su marcador, sea conduciendo hacia dentro o hacia la línea de fondo. A partir de ahí se generan las acciones de mayor peligro del combinado francés, más allá de que también sean balas para castigar cualquier pérdida comprometida al contragolpe.

Coman Francia Juventus - MarcadorInt

Coman es la gran estrella de Francia. Foto: MarcadorInt.

Para resistir las embestidas francesas, la selección española necesitará que el triangulo defensivo conformado por la pareja de centrales (Vallejo y Meré) y el portero Sivera rinda al máximo nivel, como ya se vio en el debut frente a Alemania. Los dos zagueros centrales saben sufrir y defender bien cuando más aprietan los rivales, lo que permite sostener al equipo español en los momentos de más dificultad junto a la seguridad que transmite el arquero del Valencia, que no ha aparecido mucho a lo largo del torneo pero al que apenas se le recuerdan errores durante la fase de grupos. Por delante ha sido Dani Ceballos quien ha dado un paso al frente para liderar el juego ofensivo del equipo, con varios partidos descomunales. El mediapunta del Betis regula el juego del equipo y frena y acelera las jugadas según lo requiera la situación. Así, por ejemplo, alterna fases en las que baja a apoyar al doble pivote con otras en las que conduce para filtrar un pase entre líneas para los desmarques profundos de Mayoral y Pedraza, un arma aparentemente secundaria en el combinado español que está haciendo mucho daño desde la Ronda Élite de Georgia. También se espera que mejore Asensio, que en cada partido deja varios destellos de calidad pero que no ha terminado de cuajar ninguna actuación redonda en la que haya aparecido con regularidad a lo largo de todo el choque. La noche de Katerini (20:45h en España) puede ser una magnífica oportunidad.

Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

Deja un comentario

*