El búfalo cubano

Foto de Creative Commons de James Willamos

En Cuba hay búfalos. Introducidos hace muchos años de diferentes países, estos se adaptaron soprendentemente bien al clima tropical y abundan por muchas zonas de la isla. Hace seis años, grupos de agricultores de Pinar del Río, la zona más occidental del país, a unos 200 kilometros de La Habana, denunciaron una gran pérdida de sus cosechas por culpa de la proliferación y el crecimiento desmedido del búfalo salvaje de la zona. Uno de los agricultores afectados por este problema declaraba lo siguiente al periódico local Cuba Headlines: “Las pérdidas nos impiden cubrir nuestros compromisos. Estamos atrasados en la contratación para la próxima cosecha. La gente se niega, pues teme no poder cumplir (…) Hace nueve años que soy montero de vacas. Pero cuando me piden apoyo con los búfalos también lo doy, porque la cosa está que da miedo. Son bestias de casi 500 kilos con una cornamenta imponente, que hay que atrapar a lazo en medio de la oscuridad (…) Esos animales llegan y acaban con todo“.

Algo similar debió pensar el seleccionador guatemalteco, Iván Franco Sopegno, cuando veía venir embalado y a velocidad de crucero al búfalo cubano reconvertido en futbolista, a un velocista que persigue un balón igual que los galgos a los pobres conejitos de peluche. Maykel Reyes es, curiosamente, nacido en esa provincia donde se teme al búfalo salvaje. Podría parecer que el joven futbolista creció entre una de las temidas manadas de Pinar del Río, su ciudad y también la del equipo en el que juega, pero creemos que no.

El pesimismo se extiende en Guatemala, viendo el crecimiento de sus viejos vecinos rivales y su estancamiento propio, parecía un partido propicio para tener almenos una pequeña alegría que llevarse al cuerpo. Y no se puede decir que empezaran mal: buenas llegadas al principio y alguna que otra ocasión que llevaba el jolgorio a los guatemaltecos asistentes en el estadio. Pero ese flujo fue cesando, y a los cubanos se les fue planteado la duda: ¿Y si vamos a por el partido y nos clasificamos? Y vaya si fueron.

Dempsey Estados Unidos Guatemala Foto de brent flanders
La selección de Guatemala lleva muchos años a bajo nivel (Foto: Brent Flanders)

La segunda mitad Cuba quiso completar el póquer de selecciones caribeñas en cuartos, junto a Jamaica, Trinidad y Tobago y Haití. Con la calidad de Ariel Martínez y la tremenda potencia de Maykel Reyes, que no marcó de milagro en una jugada en la que sacó diez metros en quince de carrera a su defensor. A la primera no, pero a la segunda sí. Después de una buena acción por la izquierda, y un centro tenso, apareció de forma demoledora el supersónico Reyes para adelantarse y poner una cabeza que vale unos cuartos de final. Poco más hizo Guatemala para impedir su descalabro. Con el pitido llegaron los lloros emocionales de los cubanos, que han visto desaparecer a tres compañeros que han desertado durante la competición, y que han elegido seguir soñando y acabar ganando, pese a tener una puerta abierta a una vida posiblemente mejor, tal como hicieran aquellos protagonistas que inspiraron el film Evasión o Victoria.

Hace falta mucho dinero para controlar al búfalo” decía ese agricultor, y a este paso y autoridades mediante, va a tener mucha razón. 

Related posts

Deja un comentario

*