El verdadero castigo de no marcar

OLMO FALLA PENAL

No se ha cansado Santi Denia de repetir en este europeo el tópico que reza que “el fútbol son áreas”, consciente de que su equipo, sobrado de capacidad para dominar el juego, sufría más de lo deseable a la hora de generar peligro. La situación ya era un tema en toda regla después del último partido de grupos contra Croacia, que acabó con empate a cero. Sin embargo, tanto el capitán Carles Aleñá como el extremo Dani Olmo se mostraban tranquilos y convencidos de que, siendo fieles a la filosofía del toque, las ocasiones y por supuesto los goles llegarían solos.

Pero no llegaron. Y el primer golpe fue caer en cuartos contra Alemania. España jugó una muy buena primera parte – digna seguramente de haber pasado con autoridad a semifinales –, pero perdonó y los nervios aparecieron en las jóvenes mentes de unos jugadores que nunca antes se habían enfrentado a la posibilidad de quedarse fuera de un europeo. El partido acabó en empate y Alemania se impuso finalmente en la tanda de penaltis. Tocaba reponerse deprisa, corregir errores y prepararse para el play-off de acceso al Mundial de Chile contra una inesperada Inglaterra, que empezó el torneo como firme aspirante al título y que acabó desinflándose en cuartos contra una sorprendente y poderosa Rusia.

OCASIÓN CLARA ESPAÑA

Contra Inglaterra, España disputó de nuevo una imponente primera parte. Sin duda, sus mejores minutos en todo el torneo, libres de la presión de una eliminatoria directa y con la ilusión de un nuevo proyecto a la vuelta de la esquina. Y salió al campo con la lección aprendida, combinando deprisa, pisando área y – esta vez sí – generando oportunidades. Dirigidos por un brillante Aleñá, Kuki Zalazar, Olmo y Villalba pudieron adelantar a España de forma clara hasta en cinco ocasiones. Pero entre Woolston y la falta de acierto, el balón seguía sin entrar. Inglaterra, aunque intentó reaccionar en breves periodos, anduvo desaparecida prácticamente en todo el primer tiempo, salvo en dos aproximaciones de los temibles Willock y Edwards.

La segunda parte empezó oliendo a una lejana ansiedad que poco a poco asomaba la cabeza en el horizonte de una más que probable tanda de penaltis. España salió igual de convencida, pero menos ordenada y en cuanto Aleñá dejó de estar presente en la construcción de cada ataque, el juego acabó derivando repetidamente a las bandas de Cucu y Pérez, que servían balones y más balones al área con mucha más fe que intención. Por su parte, Inglaterra tuvo más protagonismo y llegadas a la contra, especialmente por medio de Willock y Ndukwu.

CHOQUE JUGADA POLEMICA

Y así se llegó a la que seguramente quedará como la jugada más extraña de todo el torneo: Minuto 78, Villalba sirve un córner desde la izquierda, la jugada se embarulla con varios rebotes y acaba con un fuerte choque entre Amo – que salta con la pierna por los aires – y el portero inglés Woolston. El balón acaba entrando, el árbitro da el gol – que sube al marcador – y hasta suena la música de celebración que la UEFA pone después de cada tanto. Amo se levanta y corre a celebrarlo con sus compañeros. Pero Woolston permanece en el suelo, aparentemente inconsciente, y el linier llama la atención del colegiado. La incertidumbre y las discusiones se alargan durante seis minutos, mientras los médicos consiguen reanimar a un Woolston que logra levantarse y caminar con muchísimas dificultades. El marcador vuelve al 0-0 inicial y Amo ve la amarilla por juego peligroso. En este punto se esfumaron todas las opciones de una España que había conseguido volver a marcar otra vez – y sólo – a balón parado y cuya relación con el gol empezaba a ser un tormento.

INCERTIDUMBRE SOBRE SI ES GOL O NO

Después de jugar su mejor partido en el torneo, Olmo falló su lanzamiento en la tanda de penaltis. Inglaterra marcó los cinco y España se quedó sin Mundial. Demasiado castigo quizás para un grupo que juega muy bien al fútbol, pero que en cinco partidos sólo ha sido capaz de marcar tres goles. Todos a balón parado.

INGLATERRA FESTEJA

Todas las fotos son propiedad de Eduardo Ferrer Alcover y de MarcadorInt. Todos sus derechos están reservados.

Related posts

1 comments

No creeis que el problema del gol que ha tenido ahora la seleccion sub-17 es un problema generalizado en todas las selecciones españolas donde, bajo mi punto de vista, no se aprovecha el dominio en posesion para hacerlo efectivo con goles.

Deja un comentario

*