La generación de Omar Abdulrahman

Omar_Abdulrahman Sm3a CC 3.0 Emiratos Árabes Unidos UEA UAE

Emiratos Árabes Unidos no superaba la primera ronda de la Copa Asia desde 1996. En aquella ocasión era la anfitriona y cayó en la final en una dramática tanda de penaltis ante Arabia Saudí. Ese subcampeonato es el mejor resultado de todos los tiempos de la selección del pequeño país del Golfo Pérsico. Ahora, con la que probablemente sea la generación más talentosa de su historia, espera acercarse a ese logro… o incluso sueña con superarlo.

EMIRATOS ÁRABES UNIDOS 2-1 BAHRÉIN: PLANTEAMIENTOS INICIALES

EAU vs Bahrain - Football tactics and formations

Aunque la selección absoluta actual es una mezcla de la que alcanzó los cuartos de final del Mundial Sub-20 de 2009 y de la que asombró -pese a no pasar ronda- en la fase de grupos de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, su líder futbolístico es el media punta que atrajo toda la atención en ese torneo celebrado en Inglaterra hace dos años y medio. Omar Abdulrahman cuajó actuaciones soberbias frente a Uruguay y Gran Bretaña e impresionó a los propios jugadores a los que se midió. Tanto, que el Manchester City lo invitó a entrenar durante dos semanas después de la conclusión del torneo. Las dificultades para obtener el permiso de trabajo (había jugado aún muy pocos partidos con la absoluta y además su federación ocupaba un puesto muy bajo en el ranking FIFA) impidieron que el conjunto sky blue lo contratara. Regresó a su club de origen, el Al Ain, y ahí sigue. Tiene 23 años y se le ha relacionado con varios grandes equipos europeos. Tras dos exhibiciones en los dos encuentros iniciales de la Copa Asia, es difícil que los rumores no crezcan de nuevo tras la competición que se está disputando en Australia.

Suyo fue el brillantísimo pase con la zurda, repleto de elegancia sutil y clarividencia superlativa, que permitió a Ali Mabkhout anotar el tanto que ponía en ventaja a su selección en el duelo de hoy ante Bahréin. El delantero del Al Jazira lleva ya tres goles en la presente Copa Asia, pero en la tarde de Canberra podría haberse disparado ya hasta los cinco si hubiera aprovechado otras dos asistencias mágicas del conmovedor diez emiratí. El conjunto de Mahdi Ali se complicó la existencia no convirtiendo su enorme superioridad técnica en una ventaja mayor. Bahréin logró empatar sacando provecho de sus virtudes: es más física y se impone en el juego directo. De este modo, con un remate de cabeza de pura potencia de Jaycee Okwunwanne, el atacante de origen nigeriano que llegó a jugar en primera división de Bélgica y de Turquía, el choque se igualó. Y por momentos, los Emiratos hasta perdieron esa chispa y ese brillo. Acabaron ganando en la acción menos limpia de todas las que generaron: un centro lateral que se remató en propia portería el capitán rival, Mohamed Husain. Matemáticamente clasificados, les valdría el empate contra Irán para acabar primeros de grupo y evitar -se supone- a Japón.

Foto de portada: Sm3a bajo licencia Creative Commons 3.0

Related posts

1 comments

Muy interesante esta selección emiratí… con Omar y Mabkhout en plan estelar y dominador de los encuentros…

Los hermanos Omar, Khaled y Mohamed Abdulrahman, importantes en Al Ain y en la selección, salvo Khaled claro.

Deja un comentario

*