Escándalo racista en Groenlandia

tekle-polemica

La estupidez humana no entiende de fronteras, lugares aislados ni parajes inhóspitos y las últimas 24 horas vividas en Nuuk así lo certifican. Los cerca de 20.000 habitantes de la capital de Groenlandia se hacían la misma pregunta ante una decisión surrealista ¿por qué? Un día después, parece imposible explicar de forma lógica que Tekle Ghebrelul haya sido despedido como seleccionador de Groenlandia por haber denunciado ser víctima de episodios racistas.

tekle-3
Tekle Ghebrelul alcanzó su mayor cota de popularidad cuando la selección de Groenlandia se clasificó para la final de los Island Games, hace poco más de un mes. Foto propiedad de marcadorint.com

Tal y como ya contamos en 2015, Tekle Ghebrelul es un hombre de origen eritreo que tuvo que emigrar de pequeño a Dinamarca huyendo de la Guerra Civil. En Dinamarca rehízo una vida maltrecha por la guerra y creció en su país adoptivo labrándose una carrera como profesor y deportista semi profesional. Este entusiasta personaje se sentía en deuda con el mundo por haberle dado una segunda oportunidad y un buen día, después de leer en el periódico un artículo sobre los problemas de la población inuit con el alcoholismo y los trastornos depresivos, decidió aplicar para un trabajo en Groenlandia.

Personaje relevante en la sociedad groenlandesa

Llegó a Nuuk en 2003 y desde entonces ha trabajado de forma obsesiva en base a una convicción: el deporte puede salvar a muchos jóvenes de caer en el principal problema de la sociedad inuit. Tras diez años trabajando en distintos clubes, se le ofreció a Tekle la posibilidad de hacerse cargo también de la selección absoluta masculina. Su ardua tarea junto a otros colaboradores está empezando a dar sus frutos; el fútbol ha pasado de ser algo residual a ser practicado por un 15% de la población, dos ciudades-Nuuk y Qaqortoq- ya cuentan con terrenos de césped artificial homologado y además de todo ello, Tekle Ghebrelul ha tejido una extensa red de contactos internacionales con federaciones vecinas para participar en distintos torneos y partidos amistosos con una evidente mejora en el nivel de su juego. Groenlandia ha visto cómo en cuestión de una década ha pasado de la nada a tener opciones realistas de ser un miembro de la FIFA a partir del 2020 y todo ello, en buena parte, se lo debe a un hombre nacido en Eritrea.

tekle-2
Charla de Tekle Ghebrelul con sus jugadores del B-67, pocas horas después de saber que era destituido como seleccionador nacional. Foto propiedad de marcadorint.com

La lucha de Tekle va más allá del fútbol, tales son sus ganas de promover la modernización en una sociedad agobiada por tener que asumir todos los inputs que llegan del mundo globalizado sin dejar de mantener sus tradiciones que está dispuesto a meterse en política: va a presentarse en las listas de un partido político para las próximas elecciones nacionales, en 2018. Una vez hecho un rápido esbozo de la fuerza del personaje, ni que decir falta que es de sobras conocido en una pequeña comunidad como la de Nuuk; por eso mismo ha causado tanto revuelo la noticia de su destitución como entrenador.

Un problema de racismo

Desde que llegó a Groenlandia, Tekle Ghebrelul ha vivido diversos episodios de racismo en partidos de fútbol que han ido a más desde que su figura ha ido adquiriendo relevancia en la sociedad inuit. Normalmente dice hacer caso omiso a provocaciones de este tipo pero algunas veces ha habido problemas: en 2011, cuando dirigía un partido de juveniles del B-67, su equipo, obligó a detener un partido durante dos horas porque desde la grada no paraban de lanzarse comentarios vejatorios no sólo dirigidos hacia él sino también hacia uno de sus jugadores, Patrick Frederiksen, un chico groenlandés de nacimiento pero de ascendencia nigeriana. Los incidentes se han sucedido de forma esporádica pero continua durante estos años. Ante estas situaciones, la Federación de Fútbol de Groenlandia siempre aconsejaba a Tekle no avivar el fuego y parecía darle una importancia nula o relativa a la cuestión.

tekle-4
En las últimas horas esta foto con el mensaje “Stand Up to Racism” se ha hecho viral en Facebook.

El detonante de esta vergonzosa situación de impunidad llegó el pasado sábado 22 de julio. El enfrentamiento entre el equipo de Tekle, el B-67, y el Kagssagssuk se caldeó y parte del público y de la plantilla rival le increpó con términos como “mono” o “no te queremos, vuelve a África”. Además, uno de los jugadores no convocados del equipo contrario le hizo una foto y la subió a las redes sociales con unos emojis de plátanos y monos.

“Me da pavor pensar que todo esto puede arruinar el trabajo de 15 años”

Llegada este momento, Ghebrelul dijo basta y planteó a su Federación la necesidad de tomar cartas en el asunto de forma urgente. La sorpresa fue mayúscula cuando ayer Tekle se encontró que la reunión que él pensaba que debía servir para establecer un protocolo de actuación duró menos de dos minutos y tuvo un solo punto en el orden del día: estaba despedido como seleccionador nacional. La noticia ha generado una gran polémica en toda Groenlandia, el presidente de la Federación, John Thorsen, ha hecho pública su dimisión al no compartir la decisión del consejo, así como también lo ha hecho el seleccionador de Fútbol Sala, René Olsen.

La situación no ha tardado en traspasar fronteras, federaciones vecinas como las de Dinamarca o Finlandia ya han hecho público que si la GBU no rectifica o no da una explicación convincente, están dispuestas incluso hasta boicotear partidos que tenían programados. De hecho, en las próximas horas un equipo de la BBC se desplazará a Nuuk para elaborar un reportaje sobre la cuestión.

Los verdaderos motivos del despido

La versión oficial de los miembros del consejo de la GBU para destituir a Tekle Ghebrelul al mando de la selección es que, según un linier, el entrenador habría hecho una peineta durante el transcurso de los incidentes relatados en el partido del pasado sábado. Este supuesto gesto no aparece en el acta del partido, como tampoco aparece otra presunta agresión que habría propinado Tekle a un niño durante un momento de trifulca, un menor de edad del cual se desconoce el nombre también.

tekle-1
La noticia de la destitución de Tekle Ghebrelul ha dejado incrédula a la población de Nuuk. En una comunidad tan pequeña son muchos los que se acercan al entrenador para preguntarle por los verdaderos motivos de esta sorprendente situación. Foto propiedad de marcadorint.com

Según el abogado Finn Meinel existen unos tristes intereses tras esta inexplicable decisión: ya hemos explicado que además de seleccionador nacional, Tekle Ghebrelul es también entrenador del B-67, equipo totalmente hegemónico en el último lustro. Esta hegemonía y el hecho de que gran parte de los futbolistas del combinado nacional sean del B-67 ha generado recelos en equipos de otras localidades. Tekle razona el porqué de esta situación: “La clave de nuestro crecimiento ha sido hacer entender a los jugadores que para progresar había que entrenar 5 o 6 veces por semana. Yo mismo me encargo de mandarles plannings individuales a los jugadores que me interesan de otros equipos pero como no tenemos acceso por carretera y el viaje en avión es carísimo, me tengo que fiar de ellos. Tristemente, son pocos los jugadores que siguen este plan sin mi supervisión y luego cuando llegan para jugar con sus compañeros la diferencia de forma es abismal”.

Sea como fuere, la gente de Nuuk vive enmudecida ante esta surrealista situación. En los cerca de 10 minutos que andamos por la calle cinco personas se aproximan para dar ánimos a Tekle Ghebrelul. Él, pese a que confiesa no haber podido dormir en toda la noche, da explicaciones con su habitual sonrisa. Sólo hay un momento en el que se le desencaja el gesto, cuando confiesa que le da pavor pensar que todo el trabajo de casi 15 años para poder ver a Groenlandia codearse con el resto del fútbol mundial se arruine por algo tan zafio como la cobardía de unos dirigentes sin agallas para hacer frente a un problema de racismo.

 

Foto de portada: Captura de Snapchat difundida por Sermistiaq.ag

Related posts

5 comments

Inexplicable como se pueden dar este tipo de acciones. Gracias Victor por este tipo de reportajes, que son los que valen la pena estar enterados. Saludos desde Guatemala.

Madre mía que surrealista todo. Espero que se recapacite y se den cuenta de lo que ha hecho este hombre en su país.

Deja un comentario

*