España recupera sensaciones en el Mundial sub-17

equipo-final-celebra-espana-sub17

España encauzó el pasado martes su rumbo en el Mundial sub-17 con una victoria contundente ante Níger (4-0) que estrena su casillero de puntos en el torneo. El equipo de Santi Denia se repuso de un amargo debut ante Brasil, un partido en el que Moha adelantó a la selección española muy pronto pero que la Canarinha acabaría remontando con dos tantos antes del descanso. El encuentro ante Níger permitió al técnico español recuperar a la base del once que conquistó el Europeo de la categoría el pasado mes de mayo y, ante un rival de menor entidad, obtuvo una goleada que enchufa a varios de sus mejores futbolistas.

Artículo relacionado: Las claves de la generación española del 2000 campeona del Europeo sub-17

El estreno ante Brasil dejó un mal sabor de boca en la selección española porque no solo dejó escapar un marcador favorable, sino que vio cómo la Canarinha le quitó el balón poco después del 0-1. Irrumpió con fuerza Ferran Torres en el extremo derecho y causó muchísimos problemas a Brasil con su aceleración, cambio de ritmo, velocidad y regate, y así asistió a Moha en el primer tanto. El canterano del Valencia brilló con luz propia. Sin embargo, muy pronto España se echó atrás, se pasó demasiado tiempo persiguiendo el balón lejos del área contraria y cometió varios errores en la retaguardia que no fueron habituales en el Europeo de Croacia. Así, España perdió el control del encuentro y Brasil le acabó dando la vuelta, en un enfrentamiento marcado por algunos problemas físicos (Morey se marchó sustituido en el primer tiempo, Blanco salía de lesión y no participó).

Ferran Torres fue uno de los mejores en el debut ante Brasil.
Ferran Torres fue uno de los mejores en el debut ante Brasil.

En cambio, en el segundo partido, Santi Denia modificó las características de su selección española con tres novedades destacadas. En un partido en el que necesitaba mayor pegada en campo contraria, volvió Juan Miranda al lateral izquierdo, entró César Gelabert para actuar en la mediapunta y Moha retrasó su posición para actuar en el doble pivote junto a Antonio Blanco, ambos compañeros en el Real Madrid.

La base que ganó el Europeo sub-17

Con los cambios del seleccionador español, España se asemejó mucho más al equipo que conquistó el Europeo sub-17. Denia no puede contar con Jandro Orellana, que arrastra una lesión desde la final contra Inglaterra, pero por el resto el once ya fue el mismo. España potenció la sociedad que forman dos futbolistas del Barcelona como Sergio Gómez y Juan Miranda en la banda izquierda, donde se entienden de maravilla. Sergio aparece por zonas interiores mientras Miranda le dobla por fuera, un caso prácticamente opuesto a lo que ocurre en el flanco opuesto. Es lo que ocurrió, por ejemplo, en la jugada que abrió la lata ante Níger. En la derecha, con el regreso de Morey para completar los 90 minutos, es el extremo Ferran Torres quien se abre y se pega a la línea de banda para atraer al lateral contrario y buscar el uno contra uno mientras Morey emerge por dentro para atacar el espacio que queda libre entre el lateral y el central de ese perfil. El doble pivote formado por Blanco y Moha también tuvo su incidencia en algunos partidos del pasado Europeo sub-17, como por ejemplo en la victoria contra Turquía.

Gelabert entre líneas

Aunque la gran novedad del once de Santi Denia fue la titularidad de César Gelabert. El futbolista del Real Madrid ha crecido muchísimo desde el pasado Europeo sub-17, donde desempeñó un rol secundario. Tras el torneo Guti le dio confianza en el Juvenil A madridista, donde suele actuar en la banda izquierda, y mostró unas prestaciones notables. En la selección, Santi Denia le otorgó un rol central, en la mediapunta, lo que le permite actuar con libertad entre líneas al mismo tiempo que mantiene la sociedad entre Miranda y Gómez en la izquierda y el compromiso defensivo del “10”, que trabaja cuando toca replegar.

César Gelabert.
César Gelabert jugó en la mediapunta.

Sin Jandro y con Moha en el doble pivote, Gelabert responde a un mediapunta de un perfil distinto al que venía usando la selección española sub-17 en los últimos meses. El cambio le sentó bien al conjunto europeo, pues ante una selección desorganizada en defensa encontró a Gelabert entre líneas. El mediapunta español recibió a menudo libre de marca y luego demostró calidad para girarse, conducir y combinar en el último tercio. España jugó con mayor fluidez y generó más ocasiones de gol en un partido que le permite recuperar la confianza de cara a los próximos obstáculos que deberá afrontar, pues al final no dejaba de medirse a uno de los combinados menos potentes del campeonato a tenor de lo visto hasta ahora. También mejoró la precisión de los primeros pases en la salida de balón -así se construyó el primer tanto- e incluso enchufó a Abel Ruiz, que marcó sus dos primeros goles en el campeonato. El próximo rival será Corea del Norte, que en la última jornada contra Brasil propuso un planteamiento ultradefensivo, por lo que es posible que Santi Denia dé continuidad a la misma base de jugadores más allá de si la acumulación de minutos en las piernas de sus jugadores obliga a introducir algunas modificaciones. Si el once que ganó a Níger sigue funcionando, Denia posiblemente habrá dado con el esqueleto a partir del que competir en lo que resta de Mundial.

Abel Ruiz.
Abel Ruiz marcó sus dos primeros goles en el Mundial sub-17.
Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*