Giménez, con el 2 de Lugano

Colombia v Uruguay2014 FIFA World Cup

Con 20 años, José María Giménez ya se ha consolidado como el tercer central del Atlético de Madrid y ha puesto en jaque el estatus del brasileño Miranda como acompañante indiscutible de Godín en los onces de Simeone. El ex de Sao Paulo cumplirá 31 años en septiembre y el joven e impetuoso charrúa aprovecha casi cada oportunidad de que dispone para no dejar a nadie indiferente. La pasión de Giménez se une a unas condiciones y una lectura sensacionales que le permiten dominar el área como pocos futbolistas de su edad, por lo que resulta complicado poner un techo para el joven colchonero.

Mientras espera el día en el que se consolide como titular en el Vicente Calderón, Giménez ya se ha convertido en un fijo de las convocatorias del Maestro Tabárez con la selección de Uruguay. En el pasado Mundial ya adelantó a Lugano en el ranking de prioridades del técnico charrúa tras la derrota ante Costa Rica, duelo en el que Lugano perdió la titularidad, y Giménez respondió bien en duelos de alta exigencia contra Inglaterra, Italia o Colombia. No siempre brilló, pero no le quedaron grandes. Es pura personalidad y pocos retos lo intimidan. Tampoco la sombra de un mito del fútbol uruguayo. Aunque la decadencia del zaguero central que ahora milita en el Häcken sueco ha sido evidente en los últimos tiempos, pues se ha quedado fuera de la convocatoria celeste. El tiempo pesa para todos: en noviembre Lugano cumple 35 años.

José María Giménez atendiendo a MarcadorInt esta tarde en Estambul

Giménez se dio a conocer en el Mundial sub-20 de Turquía. Foto: MarcadorInt.

La Copa América será la primera gran cita de selecciones que se perderá el legendario capitán charrúa, cuyo dorsal heredará Giménez. El joven central del Atlético recoge el legado de Lugano y formará pareja con su compañero de equipo Godín en el eje de la zaga, un tándem que espera que se repita con asiduidad pronto en el Vicente Calderón. Su aparición fulgurante, que tiene en el Mundial sub-20 de Turquía su origen, también ha desplazado a un segundo plano al que parecía destinado a relevar a Lugano: Sebastián Coates, que fichó por el Liverpool en 2011 tras completar una Copa América notable al aprovecharse de los problemas físicos que apartaron a Godín de la titularidad. En 2015 se presume complicado que Uruguay reedite el triunfo logrado en Argentina, y menos sin el sancionado Luis Suárez. Pero servirá para renovar el plantel con la entrada de jóvenes como Rolán, De Arrascaeta, Gastón Silva o Jonathan Rodríguez y emocionarse al ver a Giménez luchando con el 2 en la espalda. Pese a su juventud, choca y desquicia a los oponentes como un veterano, como un zaguero experimentado y corrosivo. Ya se encargará Godín de compensar la pasión de su compatriota con frialdad e inteligencia. Por algo es el nuevo capitán de Uruguay.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*