Guerrero destrozó el plan de Soria

Paolo Guerrero liderará a Perú en la Copa América. Foto: Globovisión.

El inicio fue inesperado, pero fue solo el eso: el inicio. Poco más de un cuarto de hora. Tras días de mucho secretismo y entrenando siempre a puerta cerrada, Mauricio Soria sorprendió con un sistema de tres centrales y con ellos Bolivia consiguió arrancar con la posesión ante una Perú que esperaba con atención el error boliviano. El plan de Gareca fue esta vez más simple que el de su rival, pero se impuso con claridad.

Bolivia PerúAsí formaron ambos equipos de inicio y a la salida del descanso.

Ya en esos primeros minutos, pese a que el balón pertenecía a Bolivia, dio síntomas Perú de estar cerca del gol por la inseguridad de Romel Quiñónez. El joven meta de Bolívar posee condiciones para ser un gran arquero, pero por ahora su rendimiento es una moneda al aire. Como ya demostró en la pasada Libertadores con su club, es capaz de ganar partidos si está inspirado, pero también de perderlos. Esta vez tocó la cruz.

Primero en una acción con los pies y después con dos malas salidas consecutivas en acciones a balón parado, sembró el miedo en una defensa que acumuló un hombre más para intentar contrarrestar el poderío de Paolo Guerrero y Pizarro en el área, pero no lo consiguió. En la segunda pelota colgada por Vargas desde la izquierda, el nuevo delantero de Flamengo ganó la partida a los centrales y cabeceó a la red. La estrategia de Soria, eminentemente defensiva, parecía irse ya al traste a las primeras de cambio y las malas noticias para Bolivia no se iban a quedar ahí: solo tres minutos después, Christian Cueva condujo una contra de manera sensacional y asistió a Guerrero en carrera para que este, tras un resbalón de Quiñónez, marcara a placer.

Hasta el momento Perú se había mostrado en el torneo como una selección de corte más bien asociativo y ofensivo, pero, sin Lobatón para distribuir, Gareca decidió replegar y contraatacar y con eso logró poner pie y medio en semifinales antes de que se cumpliera la media hora. Farfán, lastrado por unos problemas alérgicos y de discreta Copa América, pudo aumentar la renta antes del descanso con un gran lanzamiento de falta que se estrelló en el larguero.

En el intermedio, Soria decidió arriesgar y, pese a que mantuvo a los tres centrales, optó por carrileros muy ofensivos dando entrada a Escobar y Lizio y mandando a Smedberg-Dalence a la derecha. El escenario no cambió demasiado, pero a falta de 20 minutos pudo meterse en el partido Bolivia si el colegiado hubiera visto penal en una acción entre Pedriel y Gallese que además habría supuesto la expulsión del meta.

Casi en plenas protestas, Bolivia se inmoló definitivamente con un regalo de Bejarano a Guerrero que terminó en el hat-trick del 9 peruano. Así que cuando Roldán sí señaló los once metros por el derribo de Advíncula sobre Lizio, el tanto de Marcelo Moreno solo sirvió para maquillar el marcador.

Con Ballón y Lobatón de vuelta, a Gareca se le presenta ahora una duda para semifinales: regresar al once que disputó la primera fase y tratar de robarle la pelota a Chile o mantener el plan de repliegue y contra.

Foto de portada: Globovisión.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*