Gloria para Haití, infierno para Honduras

Honduras árbitro - Focus

Ha habido ya varias sorpresas en cuanto a resultados en esta Gold Cup 2015, pero a nivel clasificatorio será complicado que se dé una mayor que la vivida anoche en el Sporting Park de Kansas City. Haití, a priori la gran cenicienta de un grupo en el que coincidían la todopoderosa Estados Unidos, la subacampeona Panamá y la mundialista Honduras, ha logrado el pase a los cuartos de final tras vencer a los catrachos y confirmar con una victoria la buena imagen que habían mostrado en las dos primeras jornadas. De hecho, el premio le ha llegado a los de Marc Collat en su partido menos brillante, en el encuentro en el que atacaron menos pero tuvieron más eficacia rematadora.

Por su parte, los de Jorge Luis Pinto ofrecieron su peor versión y no se parecieron en nada al equipo que había sometido a Panamá durante más de una hora el pasado viernes. Mario Martínez, clave ante los canaleros, partió esta vez de inicio como principal novedad pero nunca consiguió encontrar su espacio en el campo. Atrás, el técnico colombiano deshizo su dibujo de tres centrales y formó únicamente con Palacios y Figueroa en el eje. Tampoco eso funcionó y el físico de los atacantes haitianos se impuso una y otra vez.

England v HondurasInternational Friendly El experimentado Figueroa erró en el gol. Foto: Focus Images Ltd.

En menos de un minuto, el cuarteto ofensivo de Les Grenadiers avisó ya con una buena jugada colectiva que concluyó Millien con un derechazo y envió a córner Escober en una gran intervención. Esta vez, Collat optó por repartir a los suyos a pie natural, con Guerrier en la izquierda, Millien en la derecha y Belfort enganchando ligeramente por detrás de Nazon. Precisamente entre estos dos últimos, Belfort y Nazon, generó Haití el gol que le terminó metiendo en los cuartos de final: el portero Placide ejecutó en largo, el 9 la peinó de cabeza y el 20, una de las grandes revelaciones del torneo, ganó la partida a Figueroa y anotó con un disparo cruzado desde el suelo.

Nacido en abril de 1994, el joven Duckens Nazon ha brillado esta temporada en la quinta categoría del fútbol francés (17 goles en 20 partidos entre el Olympique Saint-Quentin y el Laval B) y en estos tres partidos ha confirmado el papel de gran promesa con el que llegaba a la competición. Más allá de los dos goles, está destacando por su fortaleza física y energía, que le permiten ganar duelos individuales continuamente, y por su más que correcta toma de decisiones cuando recibe de espaldas: ha generado varias ocasiones bajando balones y esperando a que sus compañeros lleguen a la zona de tres cuartos.

Todo esto que Nazon está aportando a los suyos es similar a lo que se debía esperar de Anthony Lozano en Honduras, pero el de Olimpia no ha comparecido en todo el torneo y ha dejado para Najar, hoy de nuevo arrancando desde la izquierda, toda la responsabilidad ofensiva. Tras una primera mitad totalmente espesa y llena de imprecisiones (a la torpeza de la circulación catracha se sumó una buena presión haitiana), la bicolor sí consiguió mejorar ligeramente del 45 al 75, encontrando la frontal del área con relativa facilidad y mostrando que, si tiene que defender cerca de su portería, la defensa de Haití es más que vulnerable. El portero Placide (más de 20 partidos en Ligue 1 esta temporada con el Reims) apareció entonces para dar seguridad y desbaratar las pocas oportunidades de las que dispuso el corpulento Eddie Hernández.

Transmitiendo una terrible sensación de impotencia, Honduras nunca se creyó capaz de remontar en la recta final y Haití terminó ganando incluso sin sufrir. Duro palo para Jorge Luis Pinto, justo un año después de su exhibición en la Copa del Mundo con Costa Rica; merecida gloria para Marc Collat, que ha conseguido ordenar un grupo de grandes atletas y que jueguen siempre con las cosas claras.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*