¿El nueve que le faltaba a Irán?

Sardar Azmoun Iran

Irán impresionó en el Mundial de Brasil por su orden defensivo y su tremenda intensidad en la presión colectiva -argumentos que hicieron sufrir a Argentina en Belo Horizonte en un duelo que se resolvió con una genialidad de Leo Messi cuando el empate parecía ya definitivo-. Sin embargo, y pese a que seguramente fue el equipo asiático que mejor imagen dejó, se marchó en primera ronda tras haber anotado sólo un gol. Que le faltaba pegada arriba parecía evidente. Así que no extraña en absoluto que Carlos Queiroz haya decidido probar en esta Copa Asia a alguien nuevo. A un delantero de veinte años que se marchó de su país siendo menor de edad y sin haber debutado en primera división. A Sardar Azmoun, autor del gol que le dio al equipo persa la victoria frente a Catar y que confirmó su clasificación matemática para los cuartos de final.

IRÁN 1-0 CATAR: PLANTEAMIENTOS INICIALES

Iran vs Catar - Football tactics and formations

Aunque Irán había vencido ya por 2-0 a Bahréin, el delantero centro titular Ghoochannejhad se quedó de nuevo sin marcar. Queiroz encontró así el pretexto ideal para darle la oportunidad a Azmoun, cuyas cifras de anotación con las categorías inferiores iraníes promediaron más de un gol por partido. Fue ese éxito con los equipos juveniles lo que alertó a varios ojeadores internacionales y lo que hizo que, con diecisiete años, tuviera que elegir entre numerosas propuestas. Estaba ya en la plantilla profesional del Sepahan, pero no había jugado ni un solo minuto en la máxima división de su país. Quizá por una cuestión sentimental, se decidió por el Rubin Kazan, al que por aquel entonces aún dirigía el turcomano Kurban Berdyev. Azmoun nació en Gonbad, una población en la que la lengua que más se habla es la turcomana y en la que los habitantes originarios de Turkmenistán son mayoría. Berdyev terminó su vínculo con el Rubin a los pocos meses de su llegada, pero Azmoun ha gozado de bastantes minutos en los últimos meses y ya ha anotado cinco goles en la Premier League rusa.

En el Irán-Catar no estaban pasando demasiadas cosas. Al equipo de Queiroz ya le interesaba que tuviera más el balón el rival y Dejagah hacía daño por la derecha. Se veía que por aquella zona podía decantarse el encuentro. Y, en efecto, en ese costado se gestó el gol. Andranik Teymourian robó un balón cuando Catar estaba saliendo y lo jugó rápidamente hacia Dejagah. Éste, aprovechando que la zaga rival estaba desorganizada, profundizó y levantó luego la cabeza para buscar a Azmoun. Le entregó el balón en buenas condiciones, pero aún quedaba mucho trabajo por hacer. El punta veinteañero del Rubin firmó una maniobra excelente para darse la vuelta, dejar sentado al central que lo marcaba y finalizar con un golpeo seco y letal dirigido al palo más lejano. Un golazo: su primero en partido oficial con la selección absoluta. ¿Será el nueve que Queiroz estaba buscando?

Foto de portada: Steindy bajo licencia GFDL 1.2

Related posts

Deja un comentario

*