Las lágrimas de un equipo en mayúsculas

Carlos Queiroz Irán Steindy

Irán quedó apeada del Mundial tras empatar con honores ante la actual campeona de Europa. Lo hizo compitiendo de principio a fin, mostrando una vez más su incuestionable disciplina defensiva y haciendo gala de la solidaridad en los esfuerzos y el rigor táctico que llevó al Team Melli a doblegar a Marruecos e incomodar a España hasta el extremo. Queiroz ha logrado sacar todo el jugo posible a un grupo comprometido con la idea de su entrenador, y lo ha hecho ante dos de las grandes potencias europeas y un ‘coco’ del fútbol africano. Los jugadores entendieron el mensaje del técnico y lo consiguieron plasmar sobre el césped. Murieron en la orilla, malgastando un disparo franco en los pies de Taremi que lo hubiera cambiado todo en el tiempo añadido. El empate los elimina, pero pocos o ningún reproche admite su paso por Rusia: Irán se despide dignificando el juego coral y demostrando un espíritu colectivo envidiable.

Portugal, condicionada por los cambios en el once ordenados por Fernando Santos (Quaresma, Adrien Silva y André Silva reemplazaron a Bernardo Silva, João Moutinho y Gonçalo Guedes), se empeñó en atacar por su costado derecho durante el primer tiempo. Lo intentó por activa y por pasiva con una única misión: encontrar a Quaresma pegado a la cal para que el futbolista del Besiktas hiciese gala de su excepcional golpeo, colocando el esférico una y otra vez en la corazón del área. La presencia del veterano extremo luso y de André Silva, el sustituto de Guedes, invitaba a insistir en el centro lateral como vía para castigar a la pareja de centrales formada por Pouraliganji y el inexperto Hosseini. Sin embargo, la perseverancia inicial se acabó diluyendo con el paso de los minutos. Transcurridos los primeros 20′, Portugal dejó de verticalizar su juego y cayó en la tela de araña de su rival.

Irán 1 (Ansarifard 90+3′)
Portugal 1 
(Quaresma 44′)

Iran vs Portugal - Football tactics and formations

Irán trató de castigar las lagunas de Guerreiro en fase defensiva orientando sus salidas al contragolpe por el sector derecho. Jahanbakhsh le sacó una tarjeta amarilla al lateral del Borussia Dortmund mediado el primer tiempo y pronto se convirtió en el principal foco de peligro de una selección un tanto timorata pero firme en labores defensivas, como de costumbre. Contra sus compatriotas, Queiroz no se salió del guion: apostó por juntar las líneas al máximo en un 4-5-1 con Azmoun como referencia en punta. Las constantes ayudas del trío formado por Ebrahimi, Ezatolahi y Amiri entorpecieron la circulación lusa. Pero cuando más firme y enchufado se sentía el representante asiático, Quaresma se inventó un gol de virtuoso.

A sus 34 años, el lisboeta conserva un golpeo de exterior sin parangón en el fútbol europeo. Nadie la toca tan bien con esa superficie del pie, porque solo él es capaz de conjugar dirección y potencia para colocar la pelota donde quiere. Así se explica el tanto conseguido por Quaresma ante Irán, un lanzamiento prodigioso desde el borde del área que encontró portería para frustración del guardameta Beiranvand.

Quaresma se hartó de servir centros Foto: Focus Images Ltd.
Quaresma se hartó de servir centros (Foto: Focus Images Ltd).

En un choque tenso, apretado y por momentos incluso brusco, el VAR terminaría acaparando buena parte del protagonismo. Primero facilitaría la señalización de un claro penalti sobre Cristiano Ronaldo en el área iraní, repelido por Beiranvand; después ayudaría a amonestar a CR tras un manotazo del delantero del Real Madrid a Pouraliganji; y, en el tiempo de descuento, invitaría a decretar una pena máxima en contra de los intereses lusos como consecuencia de una mano de Cedric. El brazo estirado del lateral del Southampton facilitó el tanto de la igualada, porque Ansarifard no titubeó desde los once metros. Con el agua al cuello e Irán poniendo toda la carne en el asador, Taremi disfrutaría de una oportunidad única, en el momento y el lugar adecuados para hacer historia. Pero su remate con la pierna izquierda en el 94′ no encontró portería.

Entre llantos, Irán dijo adiós al Mundial. Por el contrario, Portugal todavía se pregunta cómo dejó escapar la oportunidad de finalizar la fase de grupos en el primer escalón, encomendando ahora sus aspiraciones a salir a flote por el lado más exigente del cuadro. La pétrea Uruguay espera a los hombres de Fernando Santos.

Foto de portada: Steindy.

Related posts

5 comments

Pero para al final quedar eliminados, una lastima totalmente pero tanto nadar y no se consigue nada, al final los dos favoritos avanzaron y en las posiciones que se esperaba, así que la sorpresa quedó en nada, rabia la verdad, merecieron mucho mas pero, así es el fútbol…

a pesar de todo considero a esta Irán un equipo mítico de los mundiales. es una pena que no vaya a poder explicar bien el espíritu defensivo total casi de Oliver y Benji de este equipo, porque la verdad verlos irse en primera fase en dos mundiales no da demasiado de lo que alardear o sobre lo que explicar algo realmente mítico.

Da pena ver las lágrimas al final del partido y es de admirar el esfuerzo y la fe en la idea del entrenador y todo eso, pero se me hace raro que se alabe tanto a una selección que usa constantemente las pérdidas de tiempo como arma fundamental de su estilo. Los partidos de Irán tienen una media de 50 minutos de juego real, no sé la gente pero yo desde luego veo fútbol para ver espectáculo, o como mínimo para ver el balón moverse, así que me alegro de que se queden fuera. Peor me parece lo de Marruecos que ha ido a por los partidos, ha plantado cara a las grandes, ha merecido pasar con 9 puntos y se vuelve a casa con 1.

diría que es por la personalidad mostrada por el equipo de lo que viene la admiración. entiendo que si lo que buscas es buen juego de asociación o algún tipo de sofisticación es absurdo alabar a Irán. en cualquier caso para mi es mítico por ser una especie de obra de autor, algo muy reconocible desde lejos, como ver muchas rocas que son parecidas y una que llama la atención aunque solo sea por la diferencia comparativa. para mi es como una vuelta de tuerca del juego mas defensivo posible. realmente el Chelsea se lo hizo al barca y me pareció horrible, quizás en esto esté el juego psicológico de que me parece una elección acertada e inteligente aceptar tus carencias. de todas formas lo que dices entra en el archilamido tema casi moral sobre El Bien es el juego al ataque creativo vs El Mal es el juego destructivo defensivo.

la idea es competir lo mejor segun los recursos que se tengan, no le vas a pedir a Iran las prestaciones de la España campeona de 2010. Actuacion mas que digna segun sus armas tradicion y poder que tiene en el mundo del futbol.

Deja un comentario

*