La Juventus demuestra su poderío como local y doblega a un Inter al alza

Paulo Dybala of Juventus during the Serie A match at Juventus Stadium, Turin
Picture by Stefano Gnech/Focus Images Ltd +39 333 1641678
13/02/2016

Juventus e Inter de Milán completaron un partido de poder a poder que contó con los ingredientes necesarios para mantener en vilo a todo aquel aficionado deseoso de disfrutar de fútbol de primerísimo nivel. Los de Pioli llegaban a esta cita en su mejor momento de la temporada tras haber sumado siete victorias consecutivas en la Serie A, y en el bando local Allegri y sus pupilos confiaban en seguir haciendo un fortín del Juventus Stadium. El triunfo bianconero se antojaba capital para mantener una ventaja de seis puntos respecto al grupo de perseguidores que comanda el Napoli. Con la intención de evitarlo, los de Milán salieron de inicio con un 3-4-2-1 en el que el colombiano Murillo tenía la misión de vigilar las diagonales de Mandzukic desde el sector izquierdo y tanto Medel como Miranda la de controlar los movimientos de Higuaín y las recepciones entre líneas de Dybala. Allegri replicó el sistema rival al contar con la polivalencia de Cuadrado y Lichtsteiner, carrilero y central respectivamente en el arranque de la contienda y acto seguido lateral y extremo. Tras el intercambio de golpes inicial, el míster de la Vecchia Signora no lo vio claro y decidió variar la disposición, optando por la formación más habitual en los últimos tiempos (4-4-1-1).

La Juventus encontró a Dybala con cierta habitualidad. La participación regular del argentino le confiere al líder de la liga italiana un mundo nuevo de posibilidades. Su capacidad para mejorar todo lo que le llega a los pies unida a la mala baba que destila cuando se asoma al área rival marcan diferencias con independencia del rival. En cualquier caso, el Inter asumió el envite con grandeza: por cada golpe encajado sacudió uno del mismo calibre durante el transcurso de la primera mitad; aunque sería faltar a la verdad no reflejar que Handanovic siempre se vio obligado a intervenir más que Buffon por la falta de puntería neroazzura. En un escenario completamente abierto, Cuadrado se sacó de la manga un zapatazo imparable desde 25 metros para desnivelar el marcador antes del paso por los vestuarios.

Miralem Pjanic: “Tenemos mucha calidad, solo hay que ver el gran gol de Cuadrado. También estamos contentos por no haber encajado goles. En cuanto a nuestros rivales, insisto, el campeonato no está acabado. Roma y Napoli son rivales muy buenos que practican un gran fútbol”.

Juventus 1 (Cuadrado 45′)
Inter de Milán 0

Juventus vs Inter de Milan - Football tactics and formations
El 3-4-2-1 de Pioli no se descompuso en el segundo tiempo. En las constantes intentonas interistas por firmar el 1-1 sobresalió el joven Gagliardini, siempre dispuesto a proteger a sus defensas y con el don de la oportunidad cuando decide aprovechar su poderío físico para dejarse caer por el área rival. Al centrocampista de Bérgamo le faltó una pizca de acierto en el remate, pero su entendimiento con Brozovic le dará muchas alegrías al Inter en el corto plazo. Quizá el único borrón visitante en un partido de altos vuelos guardó relación con el poco impacto de su plan B en el desenlace final, pues ni Éder ni la aparición tardía de Palacio dejaron huella sino todo lo contrario. A medida que avanzaron los minutos la Juventus se hizo fuerte en defensa, en parte por la incontestable exhibición de fundamentos de Chiellini, y el Inter no consiguió nutrir de buenos balones a su referencia, un Icardi voluntarioso pero desasistido. Lo intentó Perisic, a la postre expulsado tras recibir una cartulina roja directa después de un acalorado intercambio de impresiones con el colegiado Nicola Rizzioli. El croata atacó a Lichtsteiner tanto por dentro como por fuera y colocó un par de centros interesantes desde el sector izquierdo que sus compañeros no lograron rematar.

Roberto Gagliardini: “El objetivo es finalizar entre los tres primeros y podemos hacerlo. Veníamos de siete victorias y es una lástima romper esa racha. Tendríamos que haber estado más atentos para detener el remate de Cuadrado pero hemos encajado un golazo. Estamos disgustados”.

La Juventus no solo resistió sino que incluso dispuso de varias oportunidades claras para anotar el 2-0, pero se topó con el excelente trabajo de Handanovic bajo palos. Tras superar un final caliente en el que el Inter protestó airadamente la actuación arbitral, el vigente campeón de Italia salió todavía más reforzado de una nueva prueba de fuego en el Calcio. 

La lesión de Medel cambió el rumbo del partido. Foto: Focus Images Ltd.
Juan Guillermo Cuadrado y Gary Medel pugnan por la pelota en el Inter-Juventus  disputado en Milán durante la temporada 2015-16. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Que gran partido el que se vivió ayer en el Juventus Stadium. La primera parte tuvo un ritmo muy intenso, parecía el típico partido de la Premier League en el que lo importante es llegar cuanto antes al área rival.

En la dirección técnica, Allegri superó claramente a Pioli. Com cada alteración táctica hecha por el entrenador juventino, su equipo mejoraba. En cambio, cuando Pioli tuvo que cambiar cosas, empeoró al Inter.

Por cierto, siempre he pensado que Handanovic es un portero muy infravalorado. Me parece completísimo, es ágil, tiene buen 1vs1, manda, no flaquea en el juego aéreo… Y tiene el plus de que es de los mejores parapenaltis del mundo.

Qué partidazo el disputado en Turín. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con una primera parte de un partido del Calcio. Como bien dice arriba “El Trequartista”, parecía todo un partido de Premier League porque el ritmo era muy alto, y las alternancias de los ataques eran continuadas. Perfectamente pudo acabar 3-2 el resultado al entretiempo si los porteros y los palos no hubieran sido los aliados de ambas defensas.
En cuanto a lo individual, Pioli cometió dos errores en uno para mi gusto con las entradas de Éder y Kondogbia por un cabreado Brozovic y por Candreva. El golazo de Cuadrado espectacular, y es que tanto Pjanic como Dybala ya habían intentado también grandes genialidades, pero se toparon con el poste y con un gran Handanovic.
Al que sigo sin terminar de ver en banda es es a Mandzukic… se ve que a Allegri le gusta mucho y siempre quiere introducirlo en el once inicial.

Deja un comentario

*