La buena salud de la cantera gala

Francia sub-17 Edu Ferrer Alcover

La capacidad física y atlética es lo primero que capta la atención del espectador por parte de la selección francesa sub-17 que se ha proclamado campeona de Europa de la categoría. A esas facultades atléticas se suma la presencia del máximo goleador del torneo (Odsonne Edouard marcó ocho tantos, mientras que ningún otro futbolista superó las tres dianas en el campeonato), la calidad técnica de Timothé Cognat en la medular y el último pase de Bilal Boutobba, el ’10’ de la escuadra gala. Son algunos de los artífices, junto a Nanimato Ikone, Jeff Reine Adélaïde, Alec Georgen, Luca Zidane o Dayot Upamecano, del brillante papel de Francia en el Europeo disputado en Bulgaria.

Comparte club con Zlatan Ibrahimovic y con Edinson Cavani. También comparte posición sobre el terreno de juego y ha sido el jugador más resolutivo del torneo. Odsonne Edouard ha marcado diferencias en las rondas finales (dos goles en cuartos de final, uno en semifinales y tres en la final) con su poderío en el área rival. Poderío que en su caso tiene que ver con su superioridad con respecto a los adversarios, con su impresionante zancada y su fuerza para avanzar metros. Alterna destellos técnicos deslumbrantes -ha firmado varios golazos- con acciones en las que se muestra más torpe e impreciso con el balón en los pies en espacios reducidos.

Edouard Francia sub-17 Edu Ferrer Alcover

 Odsonne Edouard, en una acción de cuartos de final frente a Italia

Deja Edouard en Bulgaria la sensación de que aún tiene cierto margen de mejoría en cuanto a nivel técnico y precisión en algunas situaciones de remate claro. Aunque ante todo queda la impresión de que su techo futbolístico está aún por descubrir. Un gran diamante por pulir, ahora mismo en manos del Paris Saint-Germain, con el que presumiblemente disputará la próxima edición de la UEFA Youth League.

Las características del combinado dirigido por Jean-Claude Giuntini sostenían fundamentalmente dos vías a través de las cuales el esférico podía acabar en las botas de Edouard: la clarividencia de los talentosos Cognat y Boutobba en el carril central; o las incorporaciones de los laterales (Georgen, Maouassa) y los extremos (Ikone, Adélaïde) por los flancos.

Alineación de Francia en la final y en la semifinal:

Francia - Football tactics and formations

(Infografía: Share My Tactics)

Los extremos galos, uno zurdo y otro diestro, intercambiaron sus posiciones a lo largo del torneo y durante los partidos. Adélaïde, diestro, ha tenido momentos destacados en la final y en la semifinal gracias a su zancada y a la forma que tiene de encarar y de ser vertical por la banda izquierda. A Ikone, zurdo, se le ha visto cómodo en la banda derecha, donde podía buscar permanentemente el uno contra uno, el regate y finalmente el área. Pocos futbolistas, quizás ninguno, ha desbordado en Bulgaria con tanta sencillez y continuidad como Ikone (también propiedad del Paris Saint-Germain). Muy difícil de frenar una vez que ha arrancado y coge velocidad. Finalmente Francia venció a Alemania en la final con tanta autoridad (4-1) que los fallos de Nanimato Ikone quedan como algo meramente anecdótico y poco recordado, pero sus problemas en la definición le pudieron costar caro al combinado galo. Mejorar en el área y resolver esas acciones con mayor tranquilidad y precisión se antoja clave para que Ikone progrese en su salto al fútbol profesional.

Quien ya ha empezado a comprobar lo que es el fútbol profesional es Bilal Boutobba, con experiencia esta temporada en la Ligue 1 tras producirse su debut a las órdenes de Marcelo Bielsa en el Olympique de Marsella hace unos meses. “Boutobba tiene la capacidad para desequilibrar gracias a su juego individual”, apuntó el técnico argentino cuando se produjo el debut del ’10’ en el campo del Monaco. “En mi carrera aprendí que llegar antes de tiempo a veces fractura o imposibilita el crecimiento de un jugador para siempre. Cuando es el momento y no juega, es un error. Pero cuando no es el momento y juega, el error es peor porque hipoteca el futuro del jugador. Hay que ser muy cuidadoso en la evolución y el desarrollo de los jugadores jóvenes. Esto es general y se aplica también a Boutobba, que es un jugador lleno de condiciones y joven, muy joven”, añadió Bielsa unas semanas después sobre el caso de Boutobba. Zurdo, con un último pase exquisito y unos recursos técnicos espectaculares. Si consigue no quedarse como un jugador “más bonito que bueno”, el fútbol galo tiene ante sí un ’10’ de categoría.

El mediapunta de origen argelino ha dispuesto unos metros por detrás de un socio fantástico como es Timothé Cognat, que supone la única representación del Olympique de Lyon en esta escuadra francesa sub-17. El del Lyon, un centrocampista diestro, tiene recorrido para llegar hasta el área contraria y, sobre todo, maneja el esférico y lo distribuye con muchísimo criterio.

Boutobba Ikone Francia sub-17 Edu Ferrer Alcover

 Boutobba, el ’10’ de Francia sub-17

La exhibición de Francia en cuartos de final frente a Italia o la capacidad del equipo para generar continuas ocasiones de gol en la final no ha sido la única razón de un triunfo construido también a partir de una zaga realmente sólida y solvente, con laterales que causan peligro cuando se suman al ataque y con un central, Dayot Upamecano, cuyo juego no ha pasado inadvertido en su estancia en Bulgaria y que despierta el interés del Manchester United por contratarlo: un defensa central realmente atlético, alto, físicamente potente, rápido al corte y en movimientos hacia un costado gracias a su zancada, dominante en el juego aéreo y con algunos detalles de balón jugado desde atrás con solvencia. Unos metros a su derecha ha estado Alec Georgen, una pieza de este engranaje colectivo que apenas ha hecho ruido, pero que cumple, tiene buenos conceptos defensivos como lateral derecho y facilidad para hacer daño en ataque por su banda, al igual que el lateral zurdo Christ-Emmanuel Maouassa. Junto a ellos, el jugador más mediático, por razones obvias, de esta convocatoria: Luca Zidane. Su tanda de penaltis en semifinales tuvo además una gran repercusión, pero su nivel en este Europeo sub-17 no ha sido tan convincente, por ejemplo, como el del cancerbero alemán Constantin Frommann o el del guardameta italiano Gianluigi Donnarumma. Por un motivo tan sencillo como las dificultades de Luca Zidane para blocar la pelota y la inseguridad que transmite en el juego aéreo.

Dentro de unos meses, con Chile como país anfitrión, esta generación gala tendrá la oportunidad de proclamarse también campeona del mundo, como hizo hace dos veranos Francia sub-20 en Turquía. La buena salud de la cantera francesa es una realidad.

Francia sub-17 - Edu Ferrer Alcover

Francia es campeona de Europa sub-17 y en otoño podrá ser campeona del mundo

Todas las fotos son propiedad de Eduardo Ferrer Alcover y de MarcadorInt. Todos sus derechos están reservados.

Related posts

Deja un comentario

*