La conexión escandinava del Celta como síntoma de lo que pasa en Europa

John Guidetti of Celta Vigo celebrates his goal during the La Liga match at Mestalla, Valencia
Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291
20/03/2016

La llegada de Andrew Hjulsager al Real Club Celta de Vigo ha sumado un efectivo más de origen escandinavo a la entidad olívica. Junto a la incorporación del ex del Brøndby hay que añadir la presencia de los daneses Pione Sisto y Daniel Wass además de la del sueco John Alberto Guidetti. Cabe recordar también el desempeño de Michael Krohn-Dehli durante tres temporadas, hasta el pasado junio de 2015, como precursor de estos cuatro nombres. La captación considerable y concentrada en el tiempo de jugadores procedentes de un mercado poco común entre los clubes españoles como el escandinavo ha llamado inevitablemente la atención. En un principio este fenómeno podría parecer fruto de la fijación por estos países del anterior director deportivo, Miguel Torrecilla, quien en su nueva etapa en el Real Betis ha fichado al internacional danés Riza Durmisi. Pero sin Torrecilla ya en la dirección deportiva, el Celta ha seguido fichando a jugadores escandinavos así que la pregunta parece pertinente: ¿por qué un club de una de las mejores ligas del mundo con aspiraciones europeas ve en los países nórdicos un plantel interesante? y no menos importante también ¿puede ser el Celta un precursor de otros equipos que se estén fijando en el mercado nórdico como una cantera prolífica donde buscar a buen precio?

Ruben Vezo of Valencia Club de Fútbol and Daniel Wass of Celta Vigo during the La Liga match at Mestalla, Valencia Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291 20/03/2016
Daniel Wass se ha afianzado esta temporada como uno de los grande valores del Real Club Celta de Vigo. Foto: Focus Images Ltd.

En el caso del Celta, los conocedores del entorno de la entidad viguesa afirman que no se puede achacar esta creciente importación a un solo factor o a un solo cargo. El periodista del Faro de Vigo, Armando Álvarez, apunta distintos componentes para entender este fenómeno; el primero, la adaptación a nivel humano: “Crear un perfil robot del jugador nórdico sería querer tirar de tópicos, porque no tiene nada que ver la timidez de Krohn-Dehli con el extrovertido Guidetti. Pero sí que es cierto que ya en su día en el Celta jugó el noruego Dan Eggen y dejó muy buen recuerdo por aquí, esa primera llegada puede haber abierto las puertas cuando se han planteado estas operaciones posteriores. Sean más o menos abiertos los jugadores que han venido, todos ellos han compartido la misma facilidad para adaptarse a un sitio que es distinto a lo que tienen en casa pero que tampoco lo es tantísimo como para crearles un verdadero shock”.

También se ha apuntado el aspecto económico como un elemento a considerar, ya que con otros mercados como el sudamericano o el africano bastante controlados por competidores de mayor capacidad económica, mirar al norte puede ser una manera de encontrar algo bueno y barato. Aunque en este elemento hay algunas cláusulas que chirrían, las apunta Álvarez: “Sí que es cierto que Guidetti vino a coste cero, pero a cambio tiene una de las fichas más altas de la plantilla. Daniel Wass por ejemplo no vino de Dinamarca, ya se fichó del Évian francés. En el caso de Pione Sisto, el Celta desembolsó una cantidad cercana a los 6 millones de euros, una cifra de las más altas en la historia reciente del club que demuestra que lo querían a toda costa y que llevaban años siguiéndole.

Martin Odegaard Stromsgodset - Calcio Mercato
Martin Ødegaard es posiblemente el ejemplo más mediático de la captación de talento nórdico por parte de grandes clubes. Foto: Calcio Mercato.

Una tendencia europea

Así pues, parece que no se puede dibujar un retrato simplista de los factores que han llevado a esta acumulación de nórdicos en el Real Club Celta de Vigo; lo que sí puede indicar una tendencia es la edad a la que se han producido estos fichajes: exceptuando a Michael Krohn-Dehli, el resto de futbolistas que ha llegado a la entidad olívica lo ha hecho sin superar los 25 años. Además, la edad decrece a cada fichaje y los dos últimos –Sisto y Hjulsager- acaban de cumplir recientemente los 22 años. Este hecho es especialmente importante y si ampliamos la mira al continente europeo con los fichajes de Alexander Isak (17) por el Borussia Dortmund, el ya archiconocido caso de Martin Ødegaard (18) u otros jóvenes talentos de origen escandinavo que están generando expectación como Emre Mor (19) Yussuf Poulsen (22) o Emil Forsberg (25) podemos llegar a establecer una conclusión ya varias veces comentada en el podcast de esta casa, De Reykjavík a Rosario. El fútbol formativo escandinavo está haciendo las cosas muy bien; con dinero, ganas y método las academias de países nórdicos están creciendo a pasos agigantados y cada vez pulen jugadores más completos y talentosos. La lista de nombres anteriormente citada puede ser una buena prueba, como también el cada vez mejor desempeño que están teniendo sus selecciones en torneos de categorías inferiores donde es ya habitual ver a combinados como el sueco, el danés o incluso el islandés plantarle cara a las tradicionales potencias.

Montag 23.01.2017, 1. Fussball - Bundesliga Saison 16/17 - , BV Borussia Dortmund Vorsitzender Geschaeftsfuehrer Hans-Joachim Watzke (BVB) , Alexander Isak (BVB) und Sportdirektor Michael Zorc (BVB) v.li., Copyright: Borussia Dortmund GmbH & Co. KGaA Rheinlanddamm 207-209 44137 Dortmund
El fichaje del jovencísimo Alexander Isak ha sido una de las sensaciones de este mercado invernal y una buena prueba de la precocidad con la que abandonan los talentos escandinavos sus respectivas ligas. Foto: BVB.

Sin embargo, esta exponencial mejora en la formación de talento joven difícilmente puede tener una continuidad prolongada en las ligas profesionales de sus países. En otras palabras: ya sea por restricciones climatológicas, demográficas o por otros factores –este fenómeno bien puede merecer un artículo aparte- las primeras divisiones nórdicas no pueden crecer al mismo ritmo que lo están haciendo sus retoños, lo que implica que para tener que evolucionar en todos los aspectos, los jugadores se vean obligados a ir a otros países a tiernas edades aún para un futbolista profesional.

Esta circunstancia está siendo utilizada ya por algunos clubes que ven en esta disfunción en la relación entre novicios y mayores una oportunidad para tender sus redes y captar en un mercado creciente dentro de un mundo ya muy explotado y vigilado por ojeadores de distintos colores. Puede que la conexión nórdica del Celta no sea más que una simple casualidad provocada por todo lo anteriormente comentado, y también podría ser que dentro de un año ya no exista tal congregación. Pero la curiosa situación del club gallego sí que parece indicar una tendencia que se viene dando en el fútbol europeo y que no sería de extrañar que fuera a más en las próximas temporadas.

Foto Portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*