La fiesta del fútbol modesto

Leamington FC fans during the Conference North match at New Windmill Ground, Leamington Spa
Picture by Tom Smith/Focus Images Ltd 07545141164
06/04/2015

Este sábado en Inglaterra tuvo lugar la octava edición del Non-League Day (NLD), un día en el que se celebra el fútbol modesto. El NLD siempre se organiza en un fin de semana de parón internacional para que los aficionados de los clubes de Premier y Championship se acerquen a ver a sus equipos locales de non-league. En esta fecha muchas entidades de non-league intentan atraer nuevos seguidores ofreciendo promociones especiales, y promueven un ambiente familiar y cercano, además de realizar una gran labor de recaudación para diversas organizaciones benéficas.

El hombre detrás de este proyecto es un aficionado del Queen’s Park Rangers llamado James Doe. Empezó siendo un mero evento de Facebook y a día de hoy es una de las citas futbolísticas del año en Inglaterra, un día para recuperar cualquier ilusión perdida por este deporte. Cada temporada, según se acerca el NLD, James y los demás voluntarios trabajan para promover este día de celebración. Para ayudar a la causa, son muchos los clubes profesionales que ayudan a publicitar el NLD desde sus cuentas en las redes sociales, recomendando a sus aficionados que asistan a encuentros de non-league que se disputen por la zona.

Además de organizar el NLD, James gestiona The London Football Guide (TLFG), un blog en el que de forma semanal sube un listado de todos los partidos de fútbol que tienen lugar en Londres: desde Premier hasta undécima división, pasando por fútbol femenino, amistosos o ligas de filiales. James no se limita a enumerar los partidos, sino que además sube mapas en los que se puede consultar dónde se jugará cada encuentro y también selecciona varias recomendaciones, acompañadas con un breve párrafo en el que explica por qué merece la pena asistir al partido en cuestión. Para cualquier aficionado al fútbol que pase por Londres consultar TLFG es tan importante como llevar chubasquero.

Con motivo de una nueva edición del NLD, en MarcadorInt hablamos con este héroe anónimo del fútbol inglés:

Pregunta: ¿Cuál es la magia del non-league football? ¿Qué lo hace tan especial?

Respuesta: Muchos clubes de non-league football están gestionados gracias al trabajo de voluntarios. El dinero de las taquillas suele financiar proyectos interesantes para los jóvenes y que benefician a la comunidad local. El nivel técnico que se ve en los campos de non-league nunca se podrá comparar al de estadios como el Emirates u Old Trafford, pero hay otros factores de la experiencia futbolística en los que los clubes de non-league siempre salen ganando: la mayoría de los partidos empiezan a las 3pm, los precios de las entradas son realistas, puedes ver el partido de pie en cualquier zona del campo y beber una cerveza, y siempre te sientes bienvenido por la gente que gestiona esos clubes, que son personas que aman este juego con una enorme pasión.

P: ¿Cómo surgió el NLD?

R: A base de ir a partidos de non-league me di cuenta de que tras la crisis financiera de 2008 los clubes modestos estaban atravesando serias dificultades.

Había visto cómo a los aficionados de clubes profesionales les gustaba viajar para ver a sus equipos jugar en campos de non-league football en amistosos de pretemporada. Casi todos los aficionados con los que hablaba me decían que habían disfrutado de su visita a clubes de non-league, así que pensé que podría haber una forma de hacerles volver a ver un partido de non-league football. Daba la casualidad de que se acercaba un parón international y de que Inglaterra no jugaría el sábado (que es cuando se disputan casi todos los partidos de non-league). Entonces decidí que era una buena ocasión para probar algo: creé un evento de Facebook, invité a algunos amigos, acabó siendo viral ¡y el resto es historia!

P: ¿Cómo organiza un Non-League Day?

R: El NLD lo organizamos un grupo de voluntarios. Algunos trabajan en la dirección de clubes, otros son jugadores y otros simplemente son aficionados. Cada uno tenemos un papel, como puede ser la atención a la prensa y los medios, el contacto con los clubes de Premier League y Football League (normalmente los clubes que no juegan por el parón internacional suelen apoyar el NLD animando a sus aficionados a que visiten algún club de non-league football de su zona) o los sponsors.

Nunca podemos fijar una fecha para el NLD hasta que la FA publica su calendario anual, que es cuando ya podemos saber cuál será el mejor día para celebrarlo.

Gran parte del verano lo pasamos subiendo los partidos al mapa (la web del Non-League Day tiene un mapa interactivo para poder encontrar partidos en cualquier zona del país) y también contactando a clubes para colaborar con ellos.

También tenemos reuniones frecuentes con entidades con la que colaboramos, como Kick it Out (una organización que combate la discriminación y promueve la integración social a través del fútbol), la Premier League o Prostate Cancer UK (una organización benéfica que lucha contra el cáncer de próstata). Su ayuda es imprescindible para llevar nuestro mensaje adelante y le añade mucho valor al NLD.

Contacté a Prostate Cancer UK en 2014 porque ellos también colaboran con la Football League. Entienden a la perfección lo importante que el fútbol puede ser para la gente, así que pensé que encajaríamos muy bien, y afortunadamente ellos también.

En los últimos tres años han estado cada vez más involucrados con el proyecto. Este año han tenida más gente en su equipo y hemos conseguido conectar con muchos clubes de non-league que han organizado eventos para ellos en el NLD. También han ayudado mucho a promover el NLD en las redes sociales de un modo que nosotros por nuestra cuenta nunca pudiésemos haberlo hecho. Espero que podamos seguir beneficiándonos mutuamente en futuras ediciones.

En el Non-League Day se recaudan fondos para organizaciones como Prostate Cancer UK. Foto: Mark D Fuller/Focus Images Ltd.
En el Non-League Day se recaudan fondos para organizaciones como Prostate Cancer UK. Foto: Mark D Fuller/Focus Images Ltd.

P: ¿Podría compartir con nosotros alguna de sus historias preferidas del Non-League Day?

R: El NLD es conocido por las ofertas especiales que ofrecen los clubes para atraer a nuevos aficionados. La más memorable probablemente sea la que hizo el Bungay Town, que dio una caja de champiñones a cada aficionado que asistió a su partido. Este año, por ejemplo, el West Didsbury & Chorlton ha ofrecido un descuento a la gente que lleve a su perro al partido y le ha dado juguetes para sus mascotas. También se suele invitar a los aficionados a ir disfrazados, tal y como se ha visto este año en el Billericay Town.

Uno de mis momentos favoritos del NLD fue el Dulwich HamletHampton & Richmond Borough en 2014, en el que el club local hizo un esfuerzo sin precedentes para promocionar el partido. A la hora de vender entradas siguieron una política de ‘paga lo que consideres’ y todos los beneficios los donaron. En aquella época solían tener una asistencia media que rondaba los 500 aficionados, pero para ese partido asistieron 3.000, y eso me demostró lo que se podía lograr con el NLD.

Un año después fui a ver al Clapton jugar un derbi local contra el Ilford en la novena división. Cuando había visto a estos equipos tres o cuatro años antes tenían un público de unas 20 personas. Desde entonces, el Clapton había formado un grupo de ultras que subieron su asistencia media a unas 300 personas, pero el partido del NLD despertó un gran interés: acudieron casi 800 aficionados y el ambiente fue fantástico.

Si juegan en casa, tanto el Dulwich como el Clapton son dos de mis principales recomendaciones para cualquier NLD.

P: ¿Qué le llevó a crear su otro proyecto, The London Football Guide?

R: Empecé The London Football Guide (TLFG) en 2011 un par de meses después de haber sido despedido de mi trabajo como periodista deportivo en la web de la BBC — el medio cambiaba de sede de Londres a Salford, cerca de Manchester, y mi mujer y yo decidimos que no queríamos mudarnos, así que perdí el empleo.

Después de haber organizado los dos primeros Non-League Days había conectado con la escena non-league londinense y me había dado cuenta de que tenían muy poca publicidad, por lo que decidí empezar un blog en el que sus partidos apareciesen junto con los de la Premier League y la Football League.

Cuando empecé no tenía trabajo; lo hacía para mantenerme ocupado. Tenía mucho más tiempo libre para visitar campos; visitaba por lo menos uno nuevo casi todas las semanas. Desde entonces he tenido un empleo complemente diferente, en el que trabajo casi todos los sábados, y he sido padre, así que tengo mucho menos tiempo para ver fútbol en directo, pero me sigue encantando trabajar en la TLFG.

P: ¿Es difícil compaginar estos dos proyectos con su empleo y su vida familiar? 

R: Lo es. A veces me pregunto cómo de mejor serían el NLD y TLFG si estuviesen gestionados por gente remunerada que dedicara todo su tiempo a ello. Pero no es así. Cada semana tengo que encontrar tiempo para poder hacerlo todo. Una edición de TLFG suele ocuparme un mínimo de ocho horas, que pueden estar distribuidas a lo largo de la semana, aunque muchas veces no tengo tiempo y lo tengo que dejar todo para el último día. Estas últimas semanas han sido particularmente intensas, ya que además de actualizar TLFG he tenido que terminar de concretar los preparativos del NLD.

P: Pero imagino que al final del día siente que merece la pena, ¿no?

R: Es muy gratificante. Más allá de mi vida personal, diría que estos dos proyectos son mis dos mayores logros. No sé exactamente cuánto impacto han tenido en los aficionados porque continuamente me encuentro con aficionados que nunca han oído hablar de ellos. No obstante, cuando recibo correos electrónicos y mensajes de gente diciéndome que les he ayudado a pasar un buen día de fútbol, eso realmente me llena. Eso es lo que busco con ambos proyectos, pues con ninguno obtengo dinero, ¡lo hago para el disfrute de los aficionados!

El Non-League Day cumple ocho ediciones. Foto: Richard Gould/Focus Images Ltd.
El Non-League Day cumple ocho ediciones. Foto: Richard Gould/Focus Images Ltd.

Mi Non-League Day

Son las 2.30pm y £2.30 es lo que vale una pinta de ale en un pub del sur de Londres cercano a Champion Hill, el campo del Dulwich Hamlet FC — una ganga en comparación con la nube de precios del centro londinense, en la que la pinta no baja de las £4. Aunque hay que apurarla rápido porque el partido está a punto de empezar. Con motivo del Non-League Day en las taquillas del Dulwich se sigue un año más la política de ‘paga lo que consideres’ y todo el dinero recaudado es donado a dos organizaciones locales: Copleston Centre, un centro comunitario multicultural, y L&S Mind, una asociación que facilita el acceso a la psicoterapia en el sur de Londres. Asistieron más de dos mil personas; cifra más que digna para un partido de séptima división.

El Dulwich viste de morado y rosa y vive en una zona residencial media hora al sur del centro. Cuenta con casi 125 años de historia a sus espaldas, pero a día de hoy es conocido por ser el club más hipster de Londres. La caricatura de su aficionado medio bien podría ser la del guitarra de un grupo de folk. En el campo del Dulwich hay muchos veinteañeros alternativos, muchas gafas de pasta y mucha ropa retro, sobre todo camisas, hawaianas inclusive. Pero a nivel de vestimenta, lo que mas me llamó la atención fue un grupo que lucía un curioso surtido de camisetas: Atlético Nacional, San Luís Potosí, Monterrey y selecciones de Argelia, Andorra y Mozambique. En el plano ideológico, de nuevo generalizando, la afición del Dulwich se caracteriza por tener una actitud liberal y suele hacer activismo en contra de la homofobia y el racismo.

Dominó el Dulwich ante su rival, el Nedham Market, y acabó ganando por 2-0. La mayoría de campos de non-league football solo tienen una tribuna con asientos, por lo que lo normal es ver el partido de pie — especialmente en un día como el NLD, en el que la asistencia suele incrementar con respecto a la media. Es por ello que uno, a no ser que sea muy alto, ve postales del partido; rara vez jugadas enteras. Este factor, así como la calidad del juego sobre el césped, que evidentemente no está a la altura de la élite, podrían ser dos puntos en contra del non-league football, pero luego están todos esos detalles que hacen que el fútbol amateur merezca la pena: la emoción, el caluroso ambiente de petit comité aún cuando la asistencia es numerosa, los cánticos, el bromeo correspondido con el guardameta visitante, los ‘Non-League Dogs’ las hamburguesas, los fish and chips, las pies, las cervezas a pie de campo…

Había aficionados habituales del Dulwich, pero también mucha gente que estaba viviendo una de sus primeras, y en muchos casos la primera, experiencia de non-league football. El NLD ha atraído un año más a miles de personas a la magia del fútbol modesto.

Una día de fútbol en Champion Hill (imágenes de MarcadorInt):

fullsizerender-7

fullsizerender-6  fullsizerender-3 fullsizerender-5


Artículo relacionado:

La magia del Non-League football

Foto de portada: Tom Smith/Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Hoy he visto un Eslovenia – Escocia con media entrada, ambos equipos con opciones de ir al mundial y Escocia de rosa… Liechestein no llenó el campo ni contra España e Inglaterra cerró su clasificación con un Wembley vacío. Hay más gente en la catedral del fútbol ingles en una final de FA Trophi que para ver al equipo nacional.
Mucha gente dice que el fin de semana de selecciones no hay fútbol porque estas no interesan hasta las fases finales. Pero sí hay. Hay fútbol genuino cada fin de semana en un campo muy cerca de ti. Sólo hay que buscarlo y no esperar sentado en tu casa a que te caigan los partidos encima. En Inglaterra, al menos, cada vez hay más gente que se da cuenta de ello.

Como siempre obrigado Sir Mosquera, a sus pies…

Hola, yo soy de Querétaro, México, la ciudad donde el buitre metió 4 goles en el 86, y donde jugó Ronaldinho en México, el equipo local de primera división son los gallos blancos, y juegan hooorrible, deportivamente hablando es un espectáculo paupérrimo; jugaba antes en una liga amateur de la ciudad llamada Liga Marista, y el equipo donde jugaba daba clases de buen futbol, cada domingo valía la pena despertarse antes de las 8am para ir a jugar, tan solo por ver jugar a mi equipo, y no digo esto porque haya sido parte de él, sino por que en verdad era un deleite ver el futbol que se desplegaba en la cancha, y si encima era contra rivales de buen nivel, esos partidos valían más la pena, desde hace un año y medio a la fecha he visto mejor futbol en Querétaro en las canchas donde se juega la Liga Marista que en la misma cancha del Estadio La Corregidora.

Los ingleses siempre sorprenden con su manera autentica de vivir el futbol, esta pagina me gusta porque descubro cosas de otras partes del mundo sobre como viven el futbol, que es diferente a como lo vivimos por acá.

Saludos

Deja un comentario

*