Mali sigue haciendo historia

Rigo marcó un golazo de falta ante Costa Rica. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Mali es una de las grandes noticias del Mundial sub-17 de Chile. No solo por su éxito, pues ya se ha plantado en la final, sino por el fútbol exhibido durante la mayoría de partidos. Ante Bélgica no desplegó su mejor juego, pero Mali dispone de una retahíla de atacantes especialmente brillante y vistosa que siempre deja múltiples destellos de calidad en tres cuartos y termina firmando jugadas decisivas. La selección belga fue su última víctima, en un partido muy distinto al que ambos disputaron en la primera fecha del Mundial.

Artículo relacionado: 2015, el año de Mali

Desde ese duelo que Mali no ganó de milagro después de avasallar a Bélgica, ambas selecciones han ido a más. Mali ha afinado su puntería mientras el elenco europeo ha ganado en solidez con el paso del central Seigers al centro del campo para reforzar la medular. Así pues, Bélgica había dejado la portería a cero en las eliminatorias anteriores y arrancó con fuerza la semifinal ante Mali con lo que quizás fueron los mejores minutos del conjunto belga en el campeonato. Con Ademoglu partiendo desde el extremo izquierdo pero con mucho peso por dentro, Bélgica disponía una serie de atacantes muy móviles que alternaban sus posiciones para provocar el caos en la defensa maliense. El delantero Vancamp bajaba a recibir y caía a bandas, Rigo rompía y arrastraba a los centrocampistas rivales mientras Ademoglu ocupaba los huecos libres entre líneas. El inicio fue muy positivo y el fútbol europeo se tradujo en el marcador con un golazo de Dante Rigo después de un pase picado de Vancamp. Parecía que Bélgica podía castigar la ausencia del sancionado Dante, el líder de Mali en el eje de la defensa.

Belgica vs Mali - Football tactics and formations
Planteamientos iniciales. Mangala y Rigo permutaban a menudo su posición, del mismo modo que Malle jugó varias fases en la banda derecha de Mali.

Sin embargo, poco después reaccionó Mali con una buena jugada colectiva en la que Haidara habilitó a Malle, que se infiltró a la espalda de Janssens y puso un centro precioso con el exterior del pie izquierdo que Boubacar empalmó de primeras. Una acción que define el juego de Mali, rápido y asociativo. Los atacantes malienses son muy buenos a nivel técnico y combinan a una velocidad altísima cerca del área rival, donde arman jugadas vertiginosas con enorme facilidad. El buen rendimiento de Lemoine y Wout Faes (enorme el Mundial del capitán belga) limitó las opciones de Mali durante muchos minutos, aunque también fue habitual ver cómo los africanos buscaban finalizar todas sus acciones, incluso con sus recurrentes disparos lejanos.

Faes, central y capitán de Bélgica. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Faes, central y capitán de Bélgica. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Lo que no se esperaba Bélgica es que fallara uno de sus mejores jugadores en este Mundial sub-17. Jens Teunckens, el guardameta belga, cometió un error garrafal en el minuto 55 que terminó de inclinar la balanza en favor de Mali. Lo que parecía un inofensivo pase en largo se convirtió en un gol de Maiga porque Teunckens midió fatal el bote del balón y vio, impotente, como el esférico lo superaba en una acción ridícula. Teunckens, de lo más destacado en Bélgica en los cruces, falló en el momento decisivo y permitió a Mali vivir mucho más cómoda en la segunda mitad. A partir de ese momento Sékou Koita y Aly Malle gozaron de espacios para golpear y firmaron varias acciones individuales de mucho mérito que no terminaron en gol porque no siempre miden el momento oportuno para soltar el esférico y se pierden en un exceso de conducciones. Pero, a pesar de todo, Bélgica sufró para acercarse al área rival con la regularidad del cuarto de hora inicial de partido y Koita sentenció el choque con otra aparicion a la espalda de Janssens. El campeón de África está haciendo historia en Chile. Mali jamás había llegado tan lejos en un Mundial. En ninguna categoría.

Foto de portada: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*