Mejoría insuficiente

Bryan Ruiz of Costa Rica during the 2014 FIFA World Cup match at Mineirão, Belo Horizonte, Brazil. 
Picture by Andrew Tobin/Focus Images Ltd +44 7710 761829
24/06/2014

Costa Rica, gran favorita para liderar el Grupo B de esta Gold Cup 2015, tendrá que esperar a la última jornada para asegurar su clasificación a los cuartos de final. Tras dos partidos ante rivales potencialmente inferiores como Jamaica y El Salvador, los hombres ahora dirigidos por Paulo Wanchope siguen sin conocer la victoria y lo que es aún más preocupante: sin encontrar una fórmula convincente de juego. Prácticamente nada queda ya de la selección que sorprendió gratamente a todos en el Mundial de Brasil con un sistema basado en su fuerte defensa de tres centrales y los contraataques rápidos. La Tricolor, castigada por las bajas (piezas claves como Keylor, Duarte o Yeltsin están lesionados), ha pasado a formar con un 4-2-3-1 en el que ninguno de sus hombres importantes está brillando. Ni Campbell, que con la presencia de Saborío se ha visto desplazado al costado; ni Ruiz, que ha abandonado la derecha para moverse por la mediapunta; ni Borges, que echa de menos a Yeltsin y apenas ha podido soltarse en ataque.

Italy v Costa Rica2014 FIFA World Cup Costa Rica está echando de menos la intensidad de Yeltisn en el centro. Foto: Focus Images Ltd.

Espoleados por la necesidad de ganar y seguramente también por las duras críticas vertidas en el país después del empate ante Jamaica, la tricolor saltó al campo con intención de dominar y de someter a El Salvador desde el principio; pero ese ímpetu inicial duró apenas diez minutos. De ahí y hasta el descanso, el combinado del catalán Albert Roca fue mejor, generando innumerables llegadas y encontrando una y otra vez la espalda de la defensa costarricense. El zurdo Arturo Álvarez, el jugador más talentoso de la Selecta, emergió entonces para con su zurda lanzar a los suyos y encontrar la velocidad del punta Irvin Herrera. Cada recepción de los salvadoreños en campo rival era sinónimo de peligro, pues Costa Rica, sin robo en el medio y mal colocada atrás, era incapaz de frenar los ataques antes de que llegaran a la portería de Esteban Alvarado. El meta del AZ, seguro y atento, y el físico de Giancarlo González para correr hacia atrás y corregir, fueron los únicos motivos para mantener el 0-0 hasta el descanso.

Pero a la vuelta del intermedio el escenario cambió. Wanchope ajustó la línea y la presión y los suyos empezaron a ganar duelos, a dominar el encuentro y completaron sus mejores 45 minutos del torneo. Ya con Venegas ocupando el puesto de un desaparecido Joel Campbell, Bryan Ruiz sacó a relucir su clase y aprovechó un buen pase picado de Saborío para bajar el balón con la cabeza dentro del área y de volea fusilar a Carrillo -muy dubitativo durante toda la noche-.

Lo que hasta entonces había sido un correcalles se convirtió en un duelo mucho más cerrado, con Costa Rica esperando ordenada y El Salvador siendo incapaz de superar líneas. En ese contexto, los ticos sí recordaron por momentos a su versión de Brasil, pero faltó la velocidad de Campbell (sustituido) y el talento de Bolaños (no convocado) para matar a la contra.

Cuando parecía que todo estaba terminado y Alvarado llevaba ya media hora sin recibir peligro sobre su portería, un balón parado ejecutado de maravilla por Álvarez y rematado por Dustin Corea puso las tablas en el marcador y devolvió de golpe todas las dudas sobre Wanchope. Ahora, Costa Rica tendrá que jugarse el pase en la última fecha ante Canadá. El Salvador hará lo propio frente a Jamaica.

 

Related posts

Deja un comentario

*