Mitología caribeña en Carolina del Norte

Kenwyne Jones of Cardiff City during the Barclays Premier League match against Manchester United at Old Trafford, Manchester.

Se jugaban entre México y Trinidad y Tobago el primer puesto del Grupo C de la Gold Cup en el último partido de la fase de grupos. A los trinitenses les servía un empate para superar la primera fase en calidad de líderes y enfrentarse así a Panamá en los cuartos de final. En cambio, los mexicanos estaban obligados a sumar tres si querían evitar el enfrentamiento ante Costa Rica en la siguiente fase. Es cierto que los panameños son los vigentes subcampeones de la Gold Cup pero el potencial del combinado costarricense está posiblemente algo por encima.

No era un mal cartel, entonces, para un partido que acabó siendo no solo el choque con más tantos de lo que va de Gold Cup 2015 sino también el más imprevisible y espectacular con diferencia. Unos se avanzaban, los otros lo remontaban y viceversa en un auténtico ‘show’ para los aficionados. Fue sin duda un gran escaparate para promocionar la Gold Cup al mundo, aunque curiosamente se solapó con la ida de las semifinales de la Copa Libertadores (decisión de la CONMEBOL) entre Inter de Porto Alegre y los mexicanos de Tigres UANL.

Prometió cambios el ‘Piojo’ Herrera tras el empate a cero ante Guatemala y lo cumplió. Regresó a la defensa de tres centrales -donde entró por primera vez en la competición Yasser Corona- y los laterales siguieron perteneciendo a Miguel Layún por la izquierda y Paul Aguilar en la derecha. Jonathan dos Santos fue el hombre fijo en el eje central del campo, escoltado por Guardado a su izquierda y Héctor Herrera algo caído a la derecha. El mediocentro del Oporto iniciaba las jugadas desde el centro pero tendía siempre a acabar en la banda -un rol en el que está insistiendo su seleccionador a pesar de no ser su demarcación natural-.

Eran conscientes los trinitenses de que con una buena organización defensiva le podían causar muchos problemas a México y desde los primeros compases quedó demostrado que la intención del combinado caribeño era protegerse en su propio campo. Dejaron solo al capitán Kenwyne Jones en punta y buscaban salir al contraataque con jugadores rápidos como Cummings, que fue nombrado MVP, y Joevin Jones, uno de los descubrimientos más gratos de la selección en esta Gold Cup.

El partido parecía cumplir el guión más previsto: México poblaba el área rival con muchos jugadores y tras media hora acabó llegando el primer gol de la noche. Yasser Corona, subcampeón del último campeonato local mexicano con Querétaro, la puso de zurda al área para que Carlos Vela prolongara con la cabeza al segundo palo y habilitara a un Paul Aguilar que remató con tanto ímpetu como técnica al palo largo.

Incontestable primera mitad de México. Los trinitenses apenas habían pisado el área rival y no pudieron incomodar en ninguna acción a un Ochoa que llegaba imbatido al duelo tras el 6-0 de la primera jornada y el 0-0 ante Guatemala en la segunda fecha.

El ‘Piojo’ Herrera decidió en el descanso retirar a Giovani dos Santos del campo para dar entrada a Oribe Peralta. El mayor de los hermanos dos Santos disputaba su primer partido como titular en esta Gold Cup, justo después de que se oficializara su traspaso a L.A Galaxy de la MLS. Su contribución al juego mexicano fue mínima. Lo que nos lleva a pensar que o bien Herrera no le está sabiendo colocar en el campo adecuadamente según sus aptitudes o realmente Giovani no está pasando por el mejor verano de su vida.

gg vs gg - Football tactics and formations

En un terrible error en la entrega de un pase en el centro del campo, Kenwyne Jones regaló el balón a Guardado, que aprovechando que TyT se encontraba en fase de salida de balón no dudó en filtrar una buena asistencia a Carlos Vela al espacio. El delantero de la Real Sociedad dejó sentado a su marcador con un fino amago y definió con su pie diestro al palo corto de Phillips. México se veía primera de grupo y podía aprovechar los 40′ que le restaban al partido para retomar buenas sensaciones y controlar completamente el encuentro.

Pero entonces los trinitenses subieron su línea defensiva y decidieron ir a por el encuentro. Eso cambió el signo de un choque que parecía más que dominado por los ‘aztecas’. El primer gol que encajaría México en la Gold Cup llegó tras una buena carrera de Kenwyne, que asistió con delicadeza a Cummings y éste definió al primer toque haciendo inútil el esfuerzo de Ochoa.

Aunque si hablamos de cambiar el signo del partido Carlos Vela tuvo en sus botas la posiblidad de dejar a Trinidad y Tobago muy herida, en lo que habría sido el 3 a 1. Pero el delantero mexicano cruzó en exceso el balón. En ese momento nadie era consciente de cómo habría cambiado todo si Vela la hubiera rematado adentro. El partido siguió y la locura tomó con descaro el césped del Bank of America Stadium.

El nueve veces campeón de la Gold Cup vio cómo Trinidad y Tobago remontaba el encuentro y marcaba en la última jugada del partido el gol del empate. Un 4-4 que quedará guardado en los libros de historia de esta competición y del fútbol en Centroamérica.

Dos minutos después de las lamentaciones de Vela por su error, Cummings recorría el campo mexicano acercándose al área de Ochoa. Asistió con mucha inteligencia a Cato, que llegaba como una flecha desde la derecha. Y éste puso la pelota como deben hacer los laterales en ese tipo de jugadas: al primer toque. El gran capitán y símbolo de la selección caribeña remató el balón, también de primeras, al fondo de la red. Era el primer gol de Kenwyne Jones en esta Gold Cup 2015. 2-2

El empate le servía a TyT para clasificarse como primera de grupo pero no por eso iban a renunciar al ataque. Aprovecharon el mal momento de México, que de repente veía como el poderío físico de los trinitarios les pasaba por encima. Un servicio de banda bastante largo desde la derecha llegó directo al pecho de K. Jones. El delantero, propiedad del Cardiff pero que jugó el tramo final de liga con el AFC Bournemouth para colaborar en su ascenso a la Premier League, dejó el esférico muerto para que Cummings, sin demasiado ángulo, firmara la remontada con un verdadero trallazo. De repente Trinidad y Tobago era una fiesta. El conformismo mexicano y el pragmatismo de los isleños estaban dejando un partido trepidante. 2-3

Un minuto antes del 2-3, Herrera había decidido dar entrada a Jesús Corona por Jonathan dos Santos. Perdió cierta jerarquía el centro del campo de los ‘aztecas’ con ese movimiento. Y el propio Miguel Herrera se vería obligado, tras la remontada de TyT, a suprimir los tres centrales y llenar la línea de tres cuartos con más hombres. Realmente seguía siendo la parcela del campo donde más minutos estaba el balón. Se marchó entonces Yasser Corona -tras firmar un partido notable- y entró el veterano delantero de Toluca Carlos Esquivel.

Ya no tenía nada que perder México. Había sido un mero espectador de cómo Trinidad y Tobago se había impuesto a lo que parecía un partido sentenciado en el minuto 50′. Quedaban menos de 10′ cuando, indudablemente uno de los nombres propios del partido, Kenwyne Jones, estrelló el balón al palo. En la siguiente jugada fue el futbolista del FC Twente Jesús Corona el que se encargaría de mandar el cuero a la madera. Esta vez el larguero reprimía los intereses mexicanos.

Guardado está siendo uno de los mejores de su selección en esta Gold Cup 2015. Foto: Globovisión.
Guardado está siendo uno de los mejores de su selección en esta Gold Cup 2015. Foto: Globovisión.

Pero las leyes de la lógica iban a ser burladas grotescamente en los últimos minutos. Un fantástico disparo de Andrés Guardado -junto con Vela de los jugadores que mejor han rendido en los tres primeros partidos de México- empataría el encuentro y haría soñar a un grada repleta de hinchas de ‘El Tri’. Con más potencia que precisión superó a Phillips: el balón tomó una trayectoria algo extraña ya que iba bastante centrado. Solo un gol separaba ahora los intereses de ambos combinados. 3-3.

Con los 90′ reglamentarios recién cumplidos, Miguel Layún dejaba a un defensor en el suelo desde su habitual sector izquierdo del campo. Centró con mucha fuerza con la intención un poco de “a ver qué pasa”. Y lo que pasó es que el balón rebotó a K. Jones e inevitablemente se lo metió en su propio arco.‘Así es el fútbol’ debería pensar el bueno de Jones mientras la muchedumbre mexicana enloquecía. Recordemos que además de asistir en dos ocasiones a Cummings y marcar su primer gol en la competición, había estrellado un balón al palo minutos antes del “milagro mexicano”. 4-3

Dicen que el fútbol es la vida en noventa minutos. Y en la vida hay que levantarse, incluso cuando el ánimo te lo prohíbe, porque su imprevisibilidad es algo mágico. Y esa magia de apoderó de los trinitenses cuando ya nadie creía en ellos. Jesús Corona fue incapaz de finalizar la que debía ser la última jugada del partido. Joevin Jones corrió desatado por la banda izquierda hasta provocar un córner. El último del partido, pasara lo que pasara. El propio Joevin se dispuso a lanzarlo mientras ciertos “aficionados” de México arrojaban todo tipo de latas, envases y demás a la zona donde Joevin iba a centrar. Se quejó al árbitro pero éste simplemente le dijo que centrara. Que pasara lo que tuviera que pasar. Y así fue. El centro medido de Joevin llegó a la cabeza de Yohance Marshall blandito. Perfecto para que el fútbol volviera a escribir uno de los capítulos más sorprendentes de la historia de la Gold Cup.

El balón entró. Los trinitenses se fundieron en un orgasmo colectivo mientras el colegiado Mark Geiger anunciaba que no había tiempo para más. Los tres de añadido se habían cumplido y el sueño de todo Trinidad y Tobago también.

De este modo, TyT se enfrentará a Panamá en los cuartos de final en una eliminatoria que se prevé altamente igualada, donde Trinidad y Tobago llegará fatigada por el desgaste físico y emocional del partido pero con la autoestima por las nubes. Por su parte, México deberá de jugar ante Costa Rica, que aunque no haya ganado ningún partido en esta Gold Cup tiene argumentos de sobra para superar a los ‘aztecas’ en una eliminatoria a partido único.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*