Mucha recompensa para poco juego

Yussuf Poulsen of Denmark during the 2018 FIFA World Cup Qualifying match at the Aviva Stadium, Dublin
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
14/11/2017

Con el empate a 1 frente a Australia sumada a la victoria de Francia ante Perú, la selección de Dinamarca tiene asegurado gran parte del billete a octavos. Sin embargo, una jornada más, el conjunto danés dio la sensación de llevarse mucho botín para lo poco ofrecido en el verde. Aun así, un chispazo de Eriksen y las buenas actuaciones de Kjaer y Schmeichel bastaron para aupar a Dinamarca hasta la segunda posición. Australia por su parte se quedó con un empate que sabe a poco y que le obligará a golear a Perú si quiere estar en cuartos. Además, el conjunto Socceroo se quedó con la sensación que de haberse mostrado más atrevida durante más minutos hubiese estado cerca de ganar.

Dinamarca 1 (Eriksen 7′)
Australia 1 (Jedinak p.38′)
Dinamarca vs Australia - Football tactics and formations

Empezó el encuentro con una Australia totalmente pasiva que cedió por completo el balón a Dinamarca. El conjunto de Age Hareide no se incomodó en este rol y aprovechó para percutir por el centro: Delaney y Schöne se encargaban de la salida del balón, Pione Sisto se juntaba por el centro para combinar con Eriksen, dejando las bandas para la incorporación de Dalsgaard y Stryger Larsen. En la primera situación decente que tuvo en zona de tres cuartos, Chrisitan Eriksen cumplió con lo que se le había pedido: ser determinante en ‘su’ zona.

El crack del Tottehnam pudo encontrar un balón franco en la media luna del área y allí es fulminante. Con su planteamiento extrañamente timorato casi que fue  Australia la que invitó a Eriksen a golpear. El equipo escandinavo se encontró con todo de cara, pero el gol se acabó demostrando un regalo envenenado dada la peligrosa tendencia del conjunto de Age Hareide a especular. Dinamarca no es el primer equipo del mundo que se repliega después de marcar un gol, pero quizás sí uno de los que lo haga peor. Por segundo partido consecutivo, defender cerca del área no fue sinónimo de seguridad, sino un paso previo a las llegadas del rival.

Leckie marcó el 2-1. Foto: Focus Images Ltd.
Mathew Leckie fue uno de los mayores argumentos ofensivos de Australia. Foto: Focus Images Ltd.

Australia desplegó a Risdon y Behich; los laterales generaron peligro y ello acompañado de un inspirado Mathew Leckie acabó por agobiar sobremanera al equipo danés. Al filo del descanso, un ingenuo penalti de Yussuf Poulsen -el segundo que le pitan en este Mundial con la intervención del VAR- transformado por Mile Jedinak no hizo más que rubricar lo que se había visto en el campo.

Pura especulación

La reanudación deparó un camino similar al mostrado en la primera parte: Dinamarca alternaba fases de presión con repliegues inefectivos y Australia encontraba soluciones por banda más por fe que por convicción de que el juego combinativo que antaño dominaron les pudiera dar resultados. La entrada de Daniel Arzani -el jugador más joven del Mundial- fue clave para amenazar una Dinamarca rácana y descompuesta. El adolescente de origen iraní se sumó al desequilibrio generado por Leckie y entre los dos martirizaron al equipo danés ya fuera en transiciones o abriendo jugadas por los flancos. Fue ahí cuando la figura de Simon Kjaer emergió para cortar todo tipo de jugadas cuando parecían estar a punto de caramelo para Australia. Y cuando el sevillista no logró llegar, ahí estaba Kasper Schmeichel para solventar un par de grandes ocasiones para Australia.

Finalmente el encuentro concluyó en un empate mucho más favorable para Dinamarca. En el duelo entre escandinavos y oceánicos la tacañería de ambos fue recompensada en el caso de los primeros y fue castigada para una Australia demasiado poco crédula en sus posibilidades. De cara al futuro, los de Age Hareide necesitarán algo más que el balón largo para Jorgensen ya que han demostrado no ser el típico equipo capaz de sobrevivir con dosis mínimas de fútbol. Dinamarca no es Suecia, ni mucho menos Islandia. Le urge al equipo danés aumentar las fases de combinación entre Delaney, Schöne, Eriksen y Pione Sisto si quiere proseguir en este Mundial. Seguramente esta reflexión sea ya demasiado tardía para Australia, a la que no ha servido con dejar entrever su talento para la combinación en fases muy intermitentes.

Imagen Portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Por tercer mundial consecutivo Australia con buenos momentos de fútbol que sin embargo no alcanzan para mas, aun existe la posibilidad de ganarle a una Perú eliminada y que Dinamarca con su horrible defensa pierda por mas goles y seria lamentable ya que ésta Dinamarca tiene jugadores para hacer mas cosas..

Y ojo que Australia no lo tiene tan mal en la última jornada. Veremos si Francia rota más o menos, pero un 1-0 de Francia y un 1-0 de Australia mete a los oceánicos. O cualquier combinación en la que Francia gane y Australia lo haga por dos goles de diferencia (si es solo por uno, depende de los goles que marque Dinamarca).

Es verdad que no lo tiene mal Tomas, pero viendo que Perú probablemente haya sido el conjunto más atractivo del grupo y toda la hinchada peruana desplazada hasta Rusia, seguro que saldrán a por la victoria. Sinceramente, creo que Dinamarca perderá ante los franceses, pero tampoco es que me fíe mucho de Australia.

A todo esto, unas cuantas pinceladas sobre la selección danesa. La baja de Kvist (2 costillas rotas por rodillazo de Farfán, ayer idéntica acción con Umtiti) me parece fundamental para los de Hareide, Schone y Delaney no sostienen el equipo y a menudo acaba rompiéndose el equipo, quedando muy expuesto a las contras del conjunto rival. El trió que forman Schmeichel, Kjaer y Christensen me parece de un nivel asombroso, están los tres imperiales. Y la no inclusión de Daniel Wass en la lista me parece de lo más llamativo, realmente aun sigo sin entender.

Por último, comentar que ojo con los dos clasificados de este grupo, que pueden pasar ante cualquiera del Grupo D, viendo como están las cosas por ahi . . .

Deja un comentario

*