Un Mundial a la sombra

Mundial femenino - MarcadorInt

Reconozco que el último Mundial femenino me pilló por sorpresa. Totalmente por sorpresa. Tanto que aterricé en Múnich la mañana posterior a la jornada inaugural sin ser plenamente consciente de que unas horas antes había arrancado el campeonato más importante a nivel femenino. Uno podría excusarse por los días de agitación previa a un viaje de intercambio a Alemania. O alegar que coincidía con las fiestas del pueblo, que quedaron súbitamente interrumpidas por esta experiencia. Sea como fuere, ocurrió y no tomé consciencia hasta que visitamos el ayuntamiento de Herzogenaurach, localidad que nos acogió y donde descubrimos que nacieron Puma y Adidas.

Esta vez vamos a ganar el Mundial, porque no está España para derrotarnos”, bromeó el señor alcalde al recibir la expedición de una docena de alumnos barceloneses.

No exagero si cuento que nadie enganchó a la primera aquello a lo que se refería. No porque no entendiésemos el alemán como los nativos, sino porque nos pilló en fuera de juego. Hasta que alguien cayó en la cuenta de que era el Mundial femenino y que Alemania venía de ganar las dos ediciones anteriores. Lo que no sabía entonces era que se cruzarían en cuartos de final con Japón, que les eliminaría en la prórroga con un gol de Karina Maruyama. Como en la Eurocopa 2008 o el Mundial 2010, Alemania caería contra el campeón del torneo.

Herzogenaurach

Pequeño guiño en forma de estatua a las familias fundadoras de Puma y Adidas a las puertas del ayuntamiento de Herzogenaurach.

El encuentro, sin embargo, sirvió para percibir que había un país volcado con su selección femenina. Organizaban el Mundial, habían ganado los dos últimos y se notaba que querían completar el hat-trick. Estaban convencidos, de hecho. El alcalde hablaba de ello, pero también era facilísimo encontrar programación referente al evento en la televisión. Por lo menos tres canales retransmitían partidos en abierto y en una ciudad con presencia de la marca Adidas se veían carteles con las jugadoras anunciando el torneo. En algunos rincones de ciudades grandes que no eran sede (Nürnberg), también era fácil encontrar motivos referentes a la cita mundialista.

Del mismo modo, las imágenes que veía de los estadios también resultaban llamativas. Casi siempre se veían prácticamente llenos. ¡20.000 personas en el BayArena para ver un Colombia-Suecia de primera fase! E incluso algún que otro día se propuso ir a ver alguno de los encuentros en un bar, con absoluta normalidad. Era un Mundial, al fin y al cabo, y ellos lo organizaban. De hecho, la foto de portada corresponde a un Biergarten en el que se prometía que se podían ver todos los encuentros del Mundial.

Lo que debería ser normal en un estado que organiza un Mundial de cualquier deporte en cualquier categoría, y más cuando su selección era la gran favorita a alzar el título, me sorprendió igualmente. Pero lo mejor era que no solo se trataba de una fiebre por el combinado alemán, ya presente en los medios, sino por el conjunto del campeonato. Algo que me pareció muy sano en los pocos días que pasé en Alemania.

Cuatro años después, en Canadá, serán 24 las selecciones que tomarán parte en el Mundial femenino. Así pues, se amplía el cupo para que el campeonato involucre a más países y esto permitirá que Tailandia, Suiza, Camerún, Costa Rica, Costa de Marfil, Países Bajos y Ecuador participen por primera vez en el torneo. También debuta España, aunque difícilmente supondrá un obstáculo para la selección alemana en su intento por ganar su tercer Mundial y convertirse en el país que ha alzado más títulos en su historia por delante de Estados Unidos. Una vez más, son las grandes favoritas para las casas de apuestas.

El partido inaugural, la noche del sábado a domingo, a las 00:00 CEST: Canadá-China.

Pedro Reparaz escribirá regularmente sobre el Mundial de Canadá desde el propio país organizador

Los equipos participantes:

Grupo A: Canadá, China, Nueva Zelanda y Países Bajos.

Grupo B: Alemania, Costa de Marfil, Noruega y Tailandia.

Grupo C: Japón, Suiza, Camerún y Ecuador.

Grupo D: Estados Unidos, Australia, Suecia y Nigeria.

Grupo E: Brasil, Corea del Sur, España y Costa Rica.

Grupo F: Francia, Inglaterra, Colombia y México.

 

Palmarés

2 títulos: Estados Unidos (1991 y 1999) y Alemania (2003 y 2007)

1 título: Noruega (1995) y Japón (2011)

Fotografías: MarcadorInt

Related posts

10 comments

Buena introducción al mundial, me gustaría que siguieseis el mun
dial como si fuese el masculino, porque parece que es más importante el sub-20 de Nueva Zelanda, que el Mundial de Canadá (no es una crítica a vosotros).
Que os parece esta previa? Canadá, un bonito lugar para ser campeón http://wp.me/p5JgTl-h

¡Por fin! Estoy encantado de que le deis cobertura al mundial femenino, he seguido los tres últimos campeonatos y siempre me lo he pasado pipa. La última final la siguieron en sus casas junto con sus respectivas familias los presidentes de las dos principales potencias del mundo por entonces, Obama y Naoto Kan. El fútbol masculino todavía no puede decir lo mismo 🙂

Además, me juego lo que que sea a que en la prensa de Alemania, Francia, Holanda, Suiza o Suecia, sus respectivas selecciones aparecen uno o varios días en la foto de portada de su prensa generalista. Un mundial a la sombra en España, sí, pero desde luego no en el mundo. Completamente de acuerdo con Javier Aguado: la importancia objetiva de este mundial no tiene ni punto de comparación con el U20 de Nueva Zelanda.

De acuerdo con lo que expones. Aunque también es cierto que su dimensión mediática aún es bastante menor que la del Mundial masculino, pese a que se ha progresado bastante en los últimos tiempos. Intentaremos llegar a todo. ^^

Deja un comentario

*