El Nápoles remonta contra la Lazio y aguanta el pulso con la Juventus

Insigne. Foto: Clément Bucco-Lechat bajo licencia Creative Commons 3.0.

Un instante de genialidad lo cambió todo. Jorginho levantó la cabeza y detectó el movimiento de ruptura que le proponía Callejón, preparado para arrancar e infiltrarse a la espalda de la defensa contraria. En el momento oportuno, el italobrasileño picó el balón y encontró al extremo español, siempre indetectable con sus desmarques al espacio, que pinchó el envío con una clase sorberbia y superó a Strakosha. En un abrir y cerrar de ojos, en un movimiento a menudo automático en el Nápoles de Sarri, el conjunto partenopeo logró empatar un partido que se le había puesto cuesta arriba gracias al buen hacer de la Lazio. Justo antes del descanso, el Nápoles echó por tierra 45 minutos de superioridad capitalina. La Lazio se había adelantado muy pronto con un gol de De Vrij y aprovechó la ventaja para castigar las urgencias de un Nápoles que concedía espacios en busca del tanto del empate, con una actuación estelar de Milinkovic-Savic campando a sus anchas, ganando balones largos y activando los desmarques de ruptura de Immobile a la espalda de Tonelli, que se estrenaba esta temporada en partido de liga.

Nápoles 4 (Callejón 43′, Wallace pp. 54′, Mário Rui 56′, Mertens 73′)
Lazio 1 (De Vrij 2′)

Napoles vs Lazio - Football tactics and formations

Todo cambió con el gol del empate. Nada más arrancar la segunda parte no quedó rastro de esa Lazio que había incomodado al Nápoles y había desnaturalizado al equipo de Sarri como pocos han hecho esta temporada. Con el 1-1, San Paolo entró en ebullición y quince minutos bastaron para atropellar al club capitalino: Wallace anotó un gol en propia puerta a los nueve minutos y en la jugada posterior Zielinski desvió un disparo de Mário Rui desde fuera del área para marcar el 3-1. La entrada de Zielinski al descanso revitalizó el ataque del Nápoles, liberó a Insigne, que se juntó aún más con Mertens, y volcó el juego hacia la banda izquierda de los partenopeos, que se ensañaron con Wallace, el punto débil de la Lazio. Los goles fueron producto de la mejoría local, redondeada con el 4-1 de Mertens, que marcó por cuarta jornada seguida. El huracán napolitano de la segunda mitad borró del mapa a la Lazio, que pasa por su peor momento del curso, con tres derrotas consecutivas que sitúan al conjunto celeste a diecisiete puntos del liderato. Los de Inzaghi fueron incapaces de detener el vendaval y frenar el ritmo vertiginoso que impuso el Nápoles en los segundos 45 minutos. Pura impotencia.

Tampoco parece dispuesta a levantar el pie del acelerador la Juventus, que presionó al Nápoles con una victoria de prestigio en una visita siempre complicada como la de Florencia. Los de Allegri, en la víspera de su estreno en los octavos de final de la Champions, no podían contar con Dybala ni Matuidi, lesionados, mientras Douglas Costa partía desde el banquillo recién recuperado de unos problemas físicos. La Vecchia Signora no pareció acusar las ausencias en los compases iniciales, pero con el paso de los minutos la presión alta viola cortocircuitó la salida de balón piamontesa y provocó pérdidas delicadas en su propia mitad de campo. Pero un gol de falta de Bernardeschi en la segunda parte abrió la lata e Higuaín sentenció con el 0-2 en los últimos minutos para dar otra victoria a una Juventus que todavía no ha encajado ningún gol en 2018. Desde que juventinos y napolitanos se enfrentaron el pasado 1 de diciembre apenas se han permitido el lujo de tropezar: ambos empataron el fin de semana inmediatamente posterior y desde entonces encadenan ocho victorias seguidas en la liga. La lucha por el título es cosa de dos y a partir de ahora entra otro factor en juego, pues esta misma semana vuelven los encuentros europeos para los dos aspirantes al trono en la Serie A. La prueba del algodón para confirmar la profundidad de ambas plantillas y los litros de combustible que restan en el depósito tras el esfuerzo descomunal realizado ahora.

Bernardeschi jugará en la Juventus.
Bernardeschi marcó el primer gol de la Juventus. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
 Foto: Clément Bucco-Lechat bajo licencia Creative Commons 3.0.

Related posts

2 comments

Que bonita está la liga italiana este año… aunque todas las miradas sigan estando en una Premier ya sentenciada. Cuestión de modas, supongo.

Deja un comentario

*