Nigeria se mete en la tragicomedia del grupo D

Francis Uzoho of Nigeria during the International Friendly match at Wembley Stadium, London
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
02/06/2018

Lo que ayer parecía un desastre hoy puede ser la gloria y mañana otra vez el infierno en este grupo D. Y es que cuando parecía que el tercer tanto de Rakitic era la estocada definitiva a Argentina, una exhibición de Ahmed Musa ante la peor Islandia desde los cuartos de final de la Eurocopa vuelve a dar opciones a la albiceleste y pone patas arriba un grupo D de infarto.

Nigeria 2 (Musa 49′, 75′)
Islandia 0

Islandia vs Nigeria - Football tactics and formations

Tal y como se especulaba en la previa, el seleccionador de Nigeria Gernot Rohr optó por un cambio de sistema con tres centrales. Alex Iwobi y Odion Ighalo se cayeron del once; el técnico germano confeccionó un esquema para poblar las bandas y hacer daño por ahí al igual que con la velocidad de Musa ante unos centrales mucho más lentos que él. Heimir Hallgrímsson respondió a esta táctica volviendo al 4-4-2 de antaño, con un centrocampista menos como Emil Hallfredsson y dando entrada a Jon Da∂i Bödvarsson al lado de Alfred Finnbogason.

Primera parte de dominio islandés

La jugada pareció salirle redonda a Islandia. Nigeria no sabía qué hacer con el balón, no tenía ni un ápice de desborde y cualquier esférico enviado al área no parecía hacerle cosquillas a Islandia. Por su parte, el cuadro islandés se encontraba cómodo en el centro del campo pero como además contaba con un delantero extra veía cómo podía mandar con más facilidad balones arriba para una segunda jugada. Por el flanco derecho, Rurik Gíslason cubría bien la baja de un mermado Johan Berg Gudmundsson. Todo parecía irle de cara a Islandia, ni una sola acción de peligro en contra, mucho peligro en balones colgados al segundo palo para Finnbogason y Bjarnason y un Gylfi Sigur∂sson muy fino en la ejecución de faltas laterales o libres directos. Sólo la fortuna y una notable actuación de Francis impidieron a Islandia irse al descanso con un gol de ventaja.

Nigeria Focus
La velocidad nigeriana fulminó al esquema islandés. Foto: Focus Images Ltd.

Un giro radical

Hay situaciones en el fútbol difíciles de explicar y el cambio de 180 grados que tomó el rumbo del partido tras el tiempo de asueto fue una de ellas. Para muestra un botón, justo después del saque inicial Islandia se volcó en ataque con un balón largo. Nigeria consiguió despejar y acabar la jugada con una contra finalizada por Etebo a las manos de Hannes Halldórsson. La jugada no entrañaba mucho más peligro pero fue la metáfora de lo que seguiría en los siguientes 45 minutos: donde en la primera parte había orden, en la segunda había espacios, lo que era balón dividido para Islandia, en la segunda era casi siempre para un jugador nigeriano. Islandia se descolocó totalmente, como si se hubiera olvidado todo lo aprendido. Ante tal desconcierto, Nigeria no podía desaprovechar la ocasión y tardó cuatro minutos en fulminar a Islandia. Esta vez, tras un saque de banda en largo típico de Aron Gunnarsson, el equipo nigeriano despejó con acierto, se encontró en una situación de tres para tres con 60 metros por delante y Victor Moses puso la directa. El centro del carrilero del Chelsea fue controlado y rematado con maestría por Ahmed Musa.

fil-argentina-iceland-094
Pese a empezar muy bien el partido, Gylfi Sigur∂sson tuvo una segunda parte totalmente aciaga, al igual que el resto de sus compañeros. Foto: Focus Images Ltd.

Islandia se quedó en shock. En la previa se había apuntado al calor como uno de los factores que podían hacer mella en el combinado islandés, pero esto no podía achacarse al desgaste físico pues llegaba justo después de la reanudación. La desconexión fue total y tras el gol sucedió otra cosa atípica; Islandia está acostumbrada a recibir goles sin caerse (lo hizo contra Argentina en el primer partido, lo hizo en la Eurocopa contra Portugal e Inglaterra, por poner algunos ejemplos) pero esta vez sí el gol en contra afectó también a la selección nórdica en lo anímico.

Ante un equipo totalmente deshilachado, Ahmed Musa se puso las botas. En el 75′ aprovechó otro emparejamiento a campo abierto con un defensa mucho más lento para entrar dentro del área, regatear a Halldórsson y definir con sangre fría. Los segundos 45 minutos del delantero del CSKA fueron totalmente apocalípticos para una Islandia temerosa y alocada, sin saber cómo colocarse para parar el vendaval de Nigeria en la segunda. La confirmación del desastre islandés llegó cuando a 10 minutos para el final Gylfi Sigur∂sson mandó a las nubes un penalti señalado por la caída de Alfred Finnbogason en el área.

Al final, Nigeria lamentó casi un 2-0 que se quedó corto por lo visto en la segunda parte y ahora depende de ella misma para obtener el segundo puesto del Grupo D. Islandia tendrá ahora que reponerse, sobre todo anímicamente, esperar una victoria ajustada de Argentina y ganar a Croacia en el último partido.

Imagen Portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Víctor, ¿meterías a Argentina entre los favoritos si es capaz de pasar de ronda? Yo no les dio mucha cancha, pero tampoco me sorprendería en demasía verlo en la final.

Deja un comentario

*