Rapidez mental

Orfanidis Grecia sub-19 MarcadorInt

En una selección griega con evidentes dificultades para generar peligro en campo contrario, destaca la figura del mediapunta, Petros Orfanidis. Este atacante heleno, perteneciente al Skoda Xanthi, ha sido una de las notas positivas en Grecia a lo largo del campeonato. Sobre todo porque asumió el protagonismo ya en el primer día, cuando los griegos derrotaron a Ucrania por 2-0 en un partido en el que Orfanidis anotó el primer gol y asistió en el segundo. Desde entonces, el 10 parece estar un paso por delante del resto y acapara los focos de una selección que ya ha cumplido con su objetivo al superar la fase de grupos y alcanzar las semifinales por tercera vez en su historia.

El principal problema de Grecia, sin embargo, es hacerle llegar el balón. El anfitrión no mueve el esférico con agilidad, por mucho que el central Roussos pueda completar buenos desplazamientos largos de vez en cuando. La circulación helena siempre es muy lenta y pesada y todas las acciones llevan demasiados toques, lo que le permite al rival replegarse y convertir el juego griego en previsible. Así pues, la mayoría de jugadores necesitan uno o dos contactos con el esférico para domarlo, luego levantan la cabeza mientras piensan cuál es la mejor opción de pase y van avanzando con la pelota controlada, pegándole pequeños toques, hasta que la sueltan, normalmente demasiado tarde para la desesperación del público griego. Si se les deja espacio pueden filtrar algún buen balón, pero la lentitud convierte a Grecia en un conjunto más plano que el resto de semifinalistas.

Así cuesta que Orfanidis entre en contacto con el esférico en la posición de media punta, pues es un futbolista cuyas características no incluyen bajar a recibir cerca de los mediocentros para desatascar la salida de su equipo. Él prefiere estar cerca del delantero o de los extremos, moverse entre líneas, a la espalda del centro del campo rival en busca de un hueco en el que pueda castigar al adversario en caso de que le llegue la pelota. Y entonces es cuando se aprecia la principal virtud del jugador del Skoda Xanthi: piensa y ejecuta mucho más rápido que el resto. Mientras sus compañeros necesitan tres o cuatro toques en casi todas las acciones, el 10 griego es el único que parece capaz de combinar de primeras, o en tres toques a lo sumo. Esta virtud, que implica haber pensado cuál será el siguiente movimiento antes de recibir la pelota y completarlo con bastante precisión, verticaliza el fútbol de su selección a partir de tres cuartos y activa al resto de atacantes. Con espacios, este mediapunta puede dañar a una Rusia que ante Grecia se verá obligada a llevar la iniciativa, pese a ser un combinado que despliega su mejor fútbol cuando dispone de metros para contragolpear.

Orfanidis Grecia sub-19 MarcadorInt

Orfanidis, mediapunta titular de Grecia.
Fotografías: MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*