Una pareja de centrales inestable

Chernov CSKA Rusia sub-19 - MarcadorInt

La generación rusa nacida en 1996 ganó el Europeo sub-17 de Eslovaquia en gran parte gracias a la fiabilidad de su sistema defensivo, que les llevó al título tras encajar un único gol en cinco partidos. En el torneo de categoría sub-19 de este año, la misma base de futbolistas ya se ha plantado en semifinales. Sin embargo, Rusia aún no ha dejado la portería a cero en ningún choque del campeonato pese a sumar a ese equipo a un central que ya ha debutado con la absoluta, Nikita Chernov, que ya estuvo en el posterior Mundial sub-17. Esto se puede explicar por la dificultad del grupo, en el que los rivales eran Holanda, España y Alemania, y también por la poca continuidad en el eje de la zaga. En tres partidos, Rusia ha alineado a tres parejas de centrales distintas, en parte por obligación.

A priori, el eje de la defensa estaba destinado a Chernov y Khodzhaniyazov, pero el segundo, defensa del Zenit, se perdió la primera jornada por acumulación de tarjetas amarillas en la Ronda Élite. Así que Likhachev jugó de inicio en el debut contra Holanda. Sin embargo, terminó expulsado, desquiciado por la dificultad que entrañaba marcar a un delantero de casi dos metros como Pelle Van Amersfoort. La roja al central ruso obligó a su selección a jugar con un hombre menos en el tramo final de un partido que terminaría perdiendo, pero para la segunda fecha contra España al menos regresaría el defensa llamado a acompañar a Chernov en esa parcela. Sin embargo, el seleccionador Khomukha no contaba con que Khodzhaniyazov tampoco sería capaz de acabar el partido, pues vio la segunda tarjeta amarilla por protestar en el minuto 70. Como en el debut, Chernov se quedó sin el acompañante que arrancó el partido a su lado y terminó jugando con el mediocentro Barinov ejerciendo de central durante el tramo final, para paliar el contratiempo.

Holanda Rusia sub-19 Likhachev - MarcadorInt

Likhachev fue expulsado en la primera jornada.

Así que el partido decisivo frente a Alemania lo jugó Barinov de inicio, y no Likhachev, que volvía a estar disponible después de perderse el segundo choque por sanción. Si bien es cierto que Rusia encajó dos tantos frente a los alemanes, más que en los otros encuentros, Barinov completó una actuación más que correcta junto a Chernov en el eje de la zaga. El mediocentro ruso es un futbolista inteligente que sabe colocarse correctamente sobre el césped y su ubicación como central no chirrió en un duelo en el que se vio obligado a desempeñar esta función atípica para él a lo largo del torneo. Su lugar en el centro del campo lo ocupó Bezdenezhnyich, que también fue protagonista al anotar uno de los goles que le dieron el pase a semifinales a los rusos.

De cara a la semifinal, con Khodzhaniyazov ya disponible de nuevo, se abren los interrogantes en la selección rusa. ¿Repetirá Khomukha con Barinov en el eje de la zaga y castigará al defensor del Zenit por haber dejado a su equipo con 10 frente a España? ¿O volveremos a ver la pareja que estaba destinada a mandar en el área de Rusia en este torneo? Grecia no es el equipo que más rendimiento exigirá al sistema defensivo ruso, pero en una parcela tan delicada un poco de estabilidad siempre es recomendable.

Artículo relacionado: Rapidez mental

Zenit Khodzhaniyazov Rusia sub-19 MarcadorInt

Khodzhaniyazov es uno de los jugadores con más cartel de la selección rusa.
Fotografías: MarcadorInt (Todos los derechos reservados)

Related posts

Deja un comentario

*