Partido Polish Boyfriend: Jugar un derbi en liga con dos equipos en divisiones diferentes

Amberes es la ciudad de Bélgica más grande sin club en primera. Foto: MarcadorInt.

Ah, Bélgica. Ese país con una liga de fútbol que permite a los clubes de segunda empezar la temporada con opciones de jugar en Europa sin llegar a la final de Copa. Menudo genio el inventor del sistema de competición, pues ha permitido que la ciudad de Amberes tenga un derbi en liga en la misma temporada en la que sus dos clubes juegan en categorías diferentes. ¿No se lo creen? Se lo contamos.

En Primera juegan 16 equipos. El colista de la fase regular, el Malinas, descendió. Es el único club de los 16 que ha acabado la temporada y conoce su destino, el descenso. Los seis primeros clasificados (Brujas, Anderlecht, Charleroi, Genk, Gante y Standard de Lieja) juegan el play-off para ser campeones, una liguilla entre ellos, con partidos de ida y vuelta. El equipo que acabe primero será campeón y jugará la Champions la próxima temporada, clasificado directamente para la fase de grupos. El segundo irá a la tercera fase de clasificación de la Champions y el tercero a la previa de Europa League. El campeón de Copa, en este caso, el Standard de Lieja, jugará la fase de grupos de la Europa League. El sexto y el quinto clasificado de este play-off no juegan en Europa. ¿Y qué sucede con el cuarto de esta liguilla? Nos toca recordar esta posición, pues jugará la final del play-off por la última plaza en la Europa League. Vamos a ver contra quién.

Volvemos a la fase regular. A la tabla final de los 16 equipos. Sabíamos que los 6 primeros jugaban esta liguilla y el colista descendía. ¿Y qué sucede entre el 7º y el 15º? Pues todos estos nueve equipos se meten en los play-off de Europa League. O sea, el 15º, el Eupen, no descendió por la mejor diferencia de goles con el Malinas. Se salvó por un gol y como premio puede ir a Europa en un play-off verdaderamente complicado. En este play-off, a estos nueve equipos se les suman tres equipos de Segunda. Así tenemos 12. Estos 12 clubes se dividen en dos grupos de 6 y juegan una liguilla. El ganador de cada grupo jugará una final con el campeón del otro. Y el ganador de esta final jugará contra el cuarto clasificado de la liguilla que decide el campeón belga. ¿Lo tenéis presente, verdad? Pues bien, el ganador de este partido se meterá en la previa de Europa League.

Antwerp. Foto: www.rsca.be.
El formato de la liga belga permite a tres equipos de Segunda soñar con clasificarse para las competiciones europeas. Foto: www.rsca.be.

Por eso, tres equipos de Segunda tienen opciones de ir a Europa. Muy complicado, cierto, pues deben ganar su grupo contra equipos de Primera y después dos finales. Aunque existen opciones. Los tres clubes de segunda elegidos han sido el Beerschot-Wilrijk, el Lierse y el Oud-Heverlee. Ellos salen de una Segunda igualmente compleja. En Segunda han jugado 8 equipos. Solamente ocho. Primero se jugó un torneo Apertura, con ida y vuelta. Lo ganó el Beerschot-Wilrijk. Después se jugó un Clausura, con ida y vuelta. Lo ganó el Círculo de Brujas. Según el sistema, los dos campeones jugaban una final, con ida y vuelta, y el campeón ascendía. La final la ganó el Círculo de Brujas y ascendió. Después se sumaron los puntos acumulados en el Apertura y el Clausura. El sistema determina que en la tabla conjunta los 4 últimos juegan un play-off de descenso. Una liguilla en la que el colista baja. De los 4 primeros, uno ya ha ascendido. Y los otros tres se envían como premio al play-off de Europa League: Beerschot-Wilrijk, el Lierse y el Oud-Heverlee.

El Beerschot-Wilrijk, pues, se quedó a un paso de ascender. Aunque ha acabado en un grupo de play-off de Europa League con el Amberes como rival. O sea, se recupera el derbi de esta ciudad, pues el Beerschot-Wilrijk es de Amberes. Dos clubes en diferentes categorías han acabado jugando derbis en la liga. El primero lo ganó como local el Amberes por 2-0. Ahora llega el segundo.

Domingo 29de abril, 14:30h, Beerschot-Wilrijk vs Royal Amberes

El Amberes puede perder un derbi siendo club de Primera, contra un vecino de Segunda, justo el año en que ha recuperado por fin su sitio entre los mejores equipos del país. La ‘Gran Dama’, como se conoce al club, fue famosa por llegar a la final de la Recopa en 1993, final perdida en Wembley contra el Parma. El Amberes es uno de los clubes más amados de Bélgica, fundado por británicos y belgas en la ciudad en 1880. Se trata del club más viejo de Bélgica. Un club con cuatro ligas y dos copas de una ciudad, Amberes, incapaz de ser protagonista con regularidad. El Royal Amberes siempre ha sido el club grande de la ciudad, aunque en 2005 sufrió un descenso entre deudas y se ha pasado 12 años en Segunda. Con muchas deudas, el Royal ha luchado estos años en los campos y en los despachos, en concurso de acreedores y cerca de bajar a Tercera. Aunque hace 3 años llegó el empresario Patrick Decuyper con la idea de devolver al Amberes a Primera. Decuyper fue famoso en Bélgica cuando su gestión permitió al modesto Zulte-Waregem destacar, jugar en Europa y derrotar a los gigantes con cesiones de equipos como el Chelsea. El problema fue que corrió la noticia que Decuyper quería trasladar el Zulte-Waregem a Amberes, información negada por el alcalde de Amberes. Eso no evitó que Decuyper fuera definido como “Judas del año” por el alcalde de Waregem. Finalmente, el empresario compró la mayor parte de acciones afirmando que “la idea es devolver el club a Primera” con el dinero de “inversores que he encontrado y ahora deben estar en un segundo plano”. Devolvió las deudas y en 2017, finalmente, ascendió, después de quedar a las puertas del ascenso en 2016.

El Antwerp regresó a Primera. Foto: www.rsca.be.
El Antwerp regresó a Primera tras doce años en Segunda. Foto: www.rsca.be.

Con Decuyper la afición recuperó la alegría, aunque no todos vieron con buenos ojos su idea para ir remodelando el amado Bosuilstadion, uno de los estadios más viejos y hermosos de Europa. El sueño del club es conseguir ganar una liga que no llega desde el año 1957, cosa que molesta a una ciudad orgullosa por su gran tradición mercantil, bien conectada con el Reino Unido o Rotterdam. Y para seguir soñando, Decuyper salió del mapa cuando aceptó una oferta de compra del empresario del mundo de la construcción Paul Gheysens, nuevo propietario del club. Se trata de un tipo muy particular. Su negocio es un imperio inmobiliario. Y su obsesión, el fútbol. En los últimos años ha construido el estadio de la ciudad de Gante, patrocinado por su empresa Ghelamco, ha levantado dos estadios más en Segunda, proyecta la construcción del campo del Kortrijk y ha comprado el Amberes. Y ojo, sus hijos han presentado una oferta para comprar ni más ni menos que el Anderlecht. Aunque no prosperó y, finalmente, al Anderlecht llegó Marc Coucke, del que hablamos en su momento porque fue el padre del equipo de ciclismo Omega Pharma-Quick Step y el Oostende de fútbol. Aunque esa es otra historia. Obsesionado en ser el nuevo hombre fuerte del fútbol belga, de momento Gheysens no ha metido al Amberes en el play-off Champions. Y por eso llega el derbi con el Beerschot.

En 1900, algunos jugadores del Amberes se pelearon con otros y fundaron otro club, el Beerschot. Era un club orgulloso capaz de ganar 7 ligas entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial, jugando en su precioso estadio Kiel, famoso por ser el escenario de los Juegos Olímpicos de 1920. Pese a tener menos hinchas que el Amberes, tenía más palmarés, aunque en 1999 el club sufrió una bancarrota y desapareció. Los hinchas buscaron soluciones y esta fue la llegada del Germinal de Ekeren, una población vecina, que aceptó jugar en el estadio Kiel asumiendo la historia del viejo club, aunque sin renunciar a la suya. Así nació el Germinal Beerschot, que ganó dos copas, aunque en 2011 las peleas internas entre la gente que provenía del Germinal y la del Beerschot provocaron otro bautizo del club: Beerschot AC. Finalmente, en 2013, el club volvió a desaparecer por falta de dinero. Y los hinchas del Amberes realizon un funeral de su rival lanzando un sarcófago al río.

Fueron esos años en los que se jugó el último derbi con el Amberes, un amistoso. Antes del partido el cantante y humorista de la ciudad Tom Waes, hincha del Amberes, cantó con la grada su tema más famoso, con la hinchada local entregada y los hinchas visitantes abucheando la canción…‘Dos Cerverzas por favor’. Sí, en español. Habla de un belga de vacaciones en España y de españolas con bigote… El vídeo es puro bizarrismo.

Aunque de nuevo el club siguió vivió. Los hinchas buscaron dinero y presentaron una propuesta en 2013 al club de otra ciudad vecina, el KFCO Wilrijk. Este compró los derechos del club fallecido y nació el FCO Beerschot Wilrijk. De nuevo, de un pueblo salía un club que ayudaba a llenar el vacío del estadio Kiel. Pues bien, este club ha acumulado 4 ascensos en 5 años. Y este año casi asciende a Primera. La sufrida hinchada del Beerschot Wilrijk presume de su renovado estadio olímpico, de un fútbol base al que han dado continuidad por encima de los cambios de nombre y del que ya han salido Jan Vertonghen, Toby Alderweireld, Thomas Vermaelen o Mousa Dembelé, y de la historia de ese equipo de los años 30 que fue una referencia. Y presumen de su resistencia, pues se han negado a desaparecer una y otra vez. Ahora, les llega el retorno. Ahora llega el derbi del viejo Beerschot, con otro nombre, contra el Amberes de siempre. Dos hinchadas que han sufrido mucho.

Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

3 comments

Este año vi en directo el partido Lierse_ Beerschot de la primera fase de la Liga. Había un ambientazo tremendo parecía mentira que fuera un partido de segunda división en una competición de solo 8 equipos. Sin embargo había demasiada tensión y la afición del Beerschot, recluida en una esquina del campo ,tuvo un comportamiento lamentable. De todas formas es una pena que no haya conseguido el ascenso a Primera en detrimento del círculo de brujas. De este equipo también es curioso que en el estadio de brujas por fuera la mitad esté decorada con los colores del Brujas y la otra mitad con los del círculo con oficinas diferentes porque este estadio lo comparten ambos clubes.

En el Círculo de Brujas este año ha jugado Hector Rodas, ex-jugador canterano del Levante al que sigo en twitter y, por lo visto en las fotos durante el año, se ha vivido la temporada y el ascenso con una pasión increible. Podríais intentar hacerle una entrevista para MI.

Deja un comentario

*