Partido suculento en el Alvalade

Pierre-Emerick Aubameyang of Borussia Dortmund during the UEFA Champions League match at Estádio José Alvalade, Lisbon
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
18/10/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***
EXPA-EIB-161018-0060.jpg

Pese a la extensa lista de bajas- especialmente del cuadro alemán- el Sporting de Portugal- BVB era uno de los partidos con más alicientes en la jornada de Champions del martes. No sólo por la entidad y la historia de ambos conjuntos, también porque tanto los de Jorge Jesús (sancionado) como Thomas Tuchel habían demostrado en su enfrentamientos contra el Real Madrid que son equipos valientes y simpáticos de ver.

El encuentro en casa era vital para el Sporting para intentar meterse en una pugna por las dos plazas punteras, destinadas a Real y Borussia, así que los ‘leoes’ salieron con todo desde el primer minuto, al igual que el conjunto minero cuya naturaleza salvaje es conocida por toda Europa. Así pues, ya desde los primeros compases el choque se convirtió en un ir y venir sin tregua ni respiro.

Sporting Clube 1 ( Bruno César 66′)

BVB 2 (Aubameyang 9′, Weigl 43′)

Sporting vs BVB - Football tactics and formations

En el minuto uno, Schelotto se marcó una gran jugada individual para poner un buen centro al que no llegó Bryan Ruiz por poco. Esta ocasión fue una clara radiografía de lo que sería el partido: intensidad, mucha velocidad y constantes carreras para superar las espaldas tanto de Sokratis y Bartra como las de Coates y Rúben Semedo.

En medio de esta guerra a tumba abierta, hubo un hombre que se empezó a frotar las manos y sonreír maléficamente. Tanto espacio, tanta carrera era un caramelito demasiado goloso para Pierre-Emerick Aubameyang, quien en el minuto nueve aprovechó una recuperación minera en campo propio para activar el turbo, humillar a Rúben Semedo en el sprint y definir con una sutil vaselina ante Rui Patricio. La frialdad con la que el de Gabón solucionó la jugada parece un indicio de lo que se le viene intuyendo últimamente a Aubameyang: a medida que va adquiriendo madurez, el delantero del Dortmund está aprendiendo algo tan difícil en el fútbol como es aunar velocidad con sangre fría y precisión.

Bas Dost of Sporting Clube de Portugal and Julian Weigl of Borussia Dortmund during the UEFA Champions League match at Estádio José Alvalade, Lisbon Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 18/10/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-161018-0050.jpg
Julian Weigl protagonizó uno de los golazos de la jornada con su potente disparo; Dost tuvo el empate en su cabeza. Foto: Focus Images Ltd.

El primer tanto no cambió en exceso el guión del partido. Quizás los de Renania del Norte-Westfalia tenían algo más de llegada- de hecho, otra vez Aubameyang tuvo claras opciones para marcar- pero en ningún caso el control del partido, una tarea bastante difícil si se tiene en cuenta que, a excepción de Weigl, el perfil de hombres asociativos que puso Tuchel en el once fue Götze, Kagawa, Dembele y Pulisic. Así pues, en esta batalla bidireccional por buscarle la espalda a la zaga rival, Elias estuvo muy cerca de firmar el empate local con un uno contra uno que definió mal ante Bürki.

Jorge Jesús: “Todavía nos falta experiencia con equipos muy competitivos”.

El guión de partido no parecía el más idóneo para que brillara Julian Weigl, pero quizás porque se sentía más libre al no contar con un marcaje individual tan férreo como en otras ocasiones, el alemán se dejó ir en esta maraña de golpes cruzados. Cuando el encuentro enfilaba ya el descanso, el mediocentro del Dortmund se lo hizo todo él: recuperó en zona de peligro, hizo un quiebro fantástico y se inventó un disparo de efecto complicadísimo para firmar un segundo gol visitante realmente espectacular.

Gelson Martins of Sporting Clube de Portugal and Mario Goetze of Borussia Dortmund during the UEFA Champions League match at Estádio José Alvalade, Lisbon Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 18/10/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-161018-0062.jpg
Al Sporting se le complica la lucha por el segundo puesto, el Dortmund sigue como primero de grupo, con 7 puntos. Foto: Focus Images Ltd.

Segunda parte local

Tampoco el 0-2 le dio poso de tranquilidad al Dortmund, más bien lo contrario. El Sporting salió tras el descanso dispuesto a imponer su condición de local y apretó un poco más, minando el área minera con centros laterales para el remate de Bas Dost. La insistencia de los portugueses tuvo recompensa en el minuto 11 de la segunda, cuando Marc Bartra hizo una cesión algo incomprensible a su portero. Pese a estar firmando una actuación notable, la acción del central catalán fue uno de aquellos errores de bulto, de aquellas jugadas tan visibles y cantosas que no le dejaron hueco en la zaga de la ciudad condal. El libre indirecto se saldó con un zurdazo de Bruno César, que acababa de salir al campo, al estilo de patio de colegio: fuerte al medio y ya se apartarán.

Con el 1-2, el Sporting siguió mandando centros y Bas Dost estuvo tan cerca de hacer el empate como el Dortmund de marcar el tercero. Al final, no se movió el resultado y los de Thomas Tuchel mantuvieron con esta victoria fuera de casa su primer puesto en la clasificación del grupo F. Sporting y BVB mostraron en el Jose Alvalade ciertas carencias defensivas y una total imposibilidad para controlar los ritmos de partido pero ofrecieron un espectáculo entretenido y muy vistoso para el espectador neutral; no en vano se han ganado la etiqueta de equipos ‘molones’ a seguir esta temporada 2016/17.

 

Foto Portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*