Pep aceptó la ruleta

Pep Guardiola manager of Manchester City during the Premier League match at Selhurst Park, London
Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156
19/11/2016

¿Quién nos iba a decir que veríamos a Pep Guardiola, el entrenador que fantasea con jugar con 11 centrocampistas, formando con un centro del campo con Yayá Touré, Kevin De Bruyne y David Silva como protagonistas? Uno es un box to box venido a menos, el otro un segundo punta por antonomasia y el último un media punta relacionado con el último pase, mas los tres fueron los encargados de la elaboración (por decir algo) en el duelo ante el Tottenham. La mera alineación ya era toda una declaración de intenciones del técnico catalán, como si asumiese que, como de momento no es capaz de guardiolizar la Premier League, al menos iba a intentar premierleaguizarse él para tratar de que su equipo abandonase esa versión insulsa de los últimos meses. En cierta medida, lo consiguió.

Manchester City 2 (Sané 49′, De Bruyne 54′)
Tottenham 2 (Alli 58′, Son 77′)

Tottenham vs CSKA - Football tactics and formations

Porque estuvo lejos el City de ser brillante, pero seguramente debió ganar a los Spurs. El conjunto citizen salió de inicio con la voluntad disciplinada de presionar arriba e impedir que los londinenses pudieran establecerse en campo contrario y a través de esa actitud consiguió forzar varios robos que le permitieron contraatacar. Nada extraordinario, pero la sola excelencia y energía de Kevin de Bruyne interpretando el juego bastaba para hacer estragos en la zaga del Tottenham. El belga basta para dar coherencia a un ataque entero.

Cuando, entrada la segunda parte, un clamoroso error de Lloris permitiría al City asestar el primer golpe, seguramente Guardiola maldijo no disponer de la capacidad de controlar los tiempos del encuentro que tenía en sus anteriores equipos. Ni estaba ni se esperaba a nadie que cogiera el encuentro del pecho. El ritmo subió, el partido se partió, y el City no pudo más que aceptar formar parte de ruleta rusa que son los ida y vuelta en la Premier League como quien ve llover. Al final terminó 2-2, (el City necesitaría otra flagrante cantada de Lloris para marcar el suyo, la falta de determinación pesó muchísimo) pero el aficionado celeste acabó el partido con una sonrisa: los extraordinarios minutos finales de Gabriel Jesús bien lo merecieron. Hay luz al final del túnel.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

Actualmente creo que se esta viviendo una revolucion en los banquillos, los Guardiolas, Mourinhos, Wengers, Benitez estan perdiendo protagonismo, ahora es el momento de los Contes, Pochettinos, Klopps.

Yo no estoy muy de acuerdo con Guillermo en que debió ganar el Man City.
Es cierto que en la primera mitad dominaron el partido pero este dominio no consiguieron traducirlo en goles y casi ni en ocasiones. Merecieron irse al descanso con 1-0 o incluso 2-0, pero no lograron romper el empate.
Tras la reanudación el Tottenham fue nivelando el encuentro en juego y hasta que lo acabó haciendo en resultado. Para mí, la victoria local era justa pero es que el empate no me parece para nada injusto.

Centrándonos en el Man City, tienen un problema enorme en ambas áreas.

Defensivamente, conceden ocasiones con mucha facilidad, ayer los dos primeros tiros de los Spurs acabaron en gol. A pesar de que Claudio Bravo no está bien, no creo que deba recaer en él toda la responsabilidad de los tantos encajados. En el primero hay un centro lateral que remata Dele Alli libre de marca casi en el área pequeña, y en el segundo llega Heung-Min Son desde segunda línea y ningún mediocentro le sigue la carrera.

Cuando cercan el área rival no son capaces de traducir la posesión en ocasiones claras. Y cuando las tienen, las marran. En el primer tiempo creo que tiran unas 10 veces, 4 de ellas a puerta y como ocasión clara solo recuerdo un disparo en el que Lloris saca una buena mano abajo. En la segunda parte, solo una ocasión aparte de los dos goles (cantadas de Lloris ambas). A ver si Gabriel Jesus les aporta ese plus de gol que les está faltando.

En el centro del campo no tiene jugadores para dominar y controlar ,en Munich al final recurrió a Xabi Alonso , después de probar con Lahm de medliocentro. Los laterales no aportan nada sobre todo Clichy no desborda ni llega a la línea de fondo,no entiendo como van a llegar parámetros estar entre los 4 primeros o competir en Champions. Gabriel Jesús aportó ganas y desborde por la banda q le hacía falta al equipo. Habrá q ver si acuden a mercado de invierno para apuntalar ésto

A mí en este partido quien me decepcionó un poco fue el Tottenham. De hecho, en la primera parte, Pep ganó su partido a Pochettino, pues sólo había que ver los continuos cambios de sistema del argentino.
Con Silva y de Bruyne de interiores, la cosa ha mejorado. Gran noticia también el debut de Gabriel Jesús, que a mí me dejó unas sensaciones muy buenas. Lo que no sé es dónde acabará jugando, porque ya sabemos que en el sistema de Guardiola, sólo juega un delantero. ¿Caéra a la banda?

PD: Qué lamentable la jugada de Sterling. Se va solo a área contraria, es empujado, finaliza mal por ese contacto y no se pita penalti. Hay que valorar la “honradez”.

Pues sí, la jugada de Sterling ha sido una verdadera pena. Normalmente nos quejamos del poco juego limpio de los futbolistas cuando exageran las caídas… pero luego vemos que, en ocasiones, esa honradez no se ve correspondida.

Deja un comentario

*