Piano piano

Manager of FC Barcelona Luis Enrique during the International Champions Cup match at Wembley Stadium, London
Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526
06/08/2016

Pretender sacar excesivas conclusiones de un partido en fechas de pretemporada, con la mitad de la plantilla aun sacándose la arena de entre los dedos de los pies no tiene ningún tipo de sentido. Pero si algo caracteriza precisamente el fútbol es la falta total de lógica y ni las euforias ni las decepciones entienden de calendario en este deporte. Por este mismo motivo, tanto Luis Enrique Martínez como Jorge Sampaoli van a desplegar buena parte del arsenal reservado de cara a la próxima temporada pese a que aún cuenten con un armario bastante mermado. Los recientes enfrentamientos entre Barça y Sevilla han sido sinónimo de ternas durísimas y nada hace presagiar que esta vez vaya a ser distinto.

Luis Enrique Martínez: “Veremos un Sevilla diferente, muy atractivo. Con muchos cambios, empezando por el entrenador y su filosofía”.

Más allá del interés por la competición de la Supercopa de España, hay diversos alicientes e incógnitas aún por resolver en el juego de ambos equipos. El FC Barcelona encara su primer partido oficial de la temporada con nuevos horizontes aún por esclarecer en sus distintas posiciones y en el reparto de roles. De momento el azar y la lesión de Ter Stegen le han regalado unos días a Luis Enrique antes de meterse en el embarrado asunto de la portería azulgrana. Donde sí que tendrá que enseñar sus cartas el asturiano es en el lateral derecho. Aleix Vidal y Sergi Roberto pugnan por sembrar su semilla en el páramo que ha dejado Dani Alves pero en este caso la incógnita no es quién de los dos va a hacerse con la posición de titular sino saber si entre los dos van a poder aguantar un sistema que durante años se ha recostado sobre el brasileño, mucho más que un lateral. Especialmente interesante resultará también comprobar el papel de dos hombres que parten con algo más de rodaje en la brutal competencia que se prevé en el centro del campo azulgrana. Arda Turan necesita como el comer una buena actuación a la que agarrarse para frenar la vertiginosa cuesta abajo en la que entró desde el primer día que debutó con la elástica azulgrana. El turco, lejos de aprovechar la Eurocopa con su selección para coger confianza, fue el centro de las críticas en la decepcionante actuación del conjunto otomano. Una posible solución para el ex del Atlético sería encontrarle acomodo en la delantera, donde ya jugó el pasado Gamper contra la Sampdoria (3-2).

Jorge Sampaoli: “La mejor forma de defenderse ante el Barcelona es con la pelota”.

Una situación totalmente opuesta vive Denis Suárez, el gallego ha demostrado jerarquía y un buen entendimiento con Leo Messi en el interior derecho durante la pretemporada. Está por ver si Denis anda ya lo suficientemente maduro para un escalón competitivo más, y el Sevilla puede ser un buen examen. Otro joven, Munir, también se ve ante una oportunidad de oro para afianzarse. Con Neymar en los Juegos Olímpicos y la opción del cuarto delantero aun cociéndose entre Sudamérica y Valencia, el canterano se ha mostrado bastante atinado en la asociación y algo menos rígido en el uno contra uno que en los meses anteriores y sin duda alguna necesita de esta versión desacomplejada si quiere ser una alternativa factible para el tridente azulgrana. Más allá de algunos nombres propios, en general esta eliminatoria a doble partido es una muestra al nuevo fondo de armario azulgrana; Luis Enrique dijo en las fechas pasadas que este año cuenta con la mejor plantilla de los tres años que lleva en Can Barça. La sensación que da es que aunque haya perdido a primeras espadas (Alves o Xavi y Pedro anteriormente) esta plantilla está llena de potencialidades que dependiendo de cómo exploten pueden acabar ofreciendo un abanico amplísimo de variedades y matices o pueden hacer perder algo del espíritu competitivo que ha caracterizado el sello de Luis Enrique.

Una obra aún por esculpir

La ventisca de enfrentarse a los dos grandes del fútbol español y europeo le ha pillado a Sampaoli con las mangas a medio brazo, atareado como está en reconstruir un equipo al que se le han ido varios puntales y haciéndolo a su imagen y semejanza. En Trondheim se demostró que al argentino aún le queda un mundo por pulir a su Sevilla. El ex seleccionador de Chile aún necesita trabajar mucho más en esa defensa de tres mutable a cuatro dependiendo de la fase en la que se encuentre el equipo y también necesita un portero para suplir a Soria. Aunque la principal duda que dejó el Sevilla en Noruega es saber si por mucho que pase el tiempo, Sampaoli va a conseguir la salida de balón que desea con los mimbres que tiene. La sensación que dio el conjunto sevillista es que va a tener enormes dificultades para tejer un sistema en el que el balón viaje con fluidez desde el portero a la zona atacante con un perfil de centrocampistas como N’Zonzi o Vicente Iborra en la sala de mandos.

FIL SEVILLA JUVENTUS 25
Sampaoli ha reconocido que se busca un portero para hacerle competencia a Sergio Rico, tras la lesión de David Soria. Foto: Focus Images Ltd.

En este sentido, el hecho de empezar esta tarea de corte y confección de un nuevo Sevilla totalmente distinto contra las dos más feas del baile puede ser también una buena manera de quitarse presión de cara al inicio de temporada. Nadie va a echarle en cara a Sampaoli si pierde las dos Supercopas mientras mantenga una versión competitiva como la que demostró contra el Madrid. A partir de ahí, todo lo que pueda venir de más será un plus de confianza y credibilidad para legitimar un proyecto a priori tan rompedor como el que se intuye. Además, ya ha avisado el técnico sevillista que optará por introducir muchos cambios en el once para combatir el desgaste de unos 120 minutos demoledores para cualquier jugador en pretemporada, además de otras bajas por sanción tan importantes como las de Carriço o Kolodziejczak.

El modelo de la final de Copa

El último precedente de enfrentamiento fue, precisamente, el último encuentro de la temporada pasada para ambos: la final de la Copa del Rey 2016. Quitando todos los matices emeryanos que se quieran, el choque copero puede ser una versión en la que inspirarse si el Sevilla pretende discutirle el trofeo al Barça. En aquella ocasión, Emery decidió que la mejor forma que tenía de defenderse era ir a ahogar al Barça y, de hecho, a punto estuvo de conseguirlo. Los azulgrana se las vieron y se las desearon para enlazar su juego habitual, tuvieron que llegar hasta la prórroga y sacar aquella final (2-0) por pit i collons para la delicia de los culers de la vieja escuela. Más o menos en este sentido se ha expresado Sampaoli cuando habló en la previa de salir del sometimiento. Habrá que ver si este nuevo Sevilla es lo suficientemente compacto ya como para ir a buscar al Barça sin que se derramen todas sus vergüenzas. Del mismo modo, en caso que lo consiga, también será interesante constatar en qué punto de maduración competitiva está el Barça de Luis Enrique a una semana de iniciar el calendario liguero.

Alineaciones probables: Sevilla CF–FC Barcelona, 22:00h

Sevilla CF vs FC Barcelona - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*