Toma 2

FotorARGPAR

Argentina-Paraguay, toma 2. Segunda Semifinal de la Copa América 2015 y segunda vez que se ven las caras en el torneo la segunda del mundo y la vigente segunda de América. Segunda vez consecutiva que Paraguay llega a las Semifinales de una Copa América. Segunda vez en poco más de 2 semanas que Gerardo ‘el Tata’ Martino se enfrenta a la Albirroja, a la que condujo a sus 2 mayores éxitos del siglo en Sudáfrica y en Argentina, la tierra del seleccionado que ahora dirige y la suya propia. Segunda vez que la Paraguay de Ramón Díaz se enfrenta a una Argentina 2 veces campeona del mundo, a la que marcó 2 goles el primer día para remontar 2 tantos encajados por despistes puntuales. Segunda vez que se enfrentan en la Copa América 2 selecciones cuyos pichichis han firmado (solo) 2 goles: Sergio Agüero y Lucas Barrios. Segundo duelo de Semifinales de Copa América en el que se enfrentan 2 técnicos argentinos. Este Argentina-Paraguay de Concepción (noche del 30 al 1, 1:30 CEST) es un partido de segundas veces y también de grupos de 2 futbolistas que pueden ser claves en el desarrollo del juego: Leo MessiSergio Agüero, el doble pivote paraguayo, Javier PastoreLucas Biglia, Édgar BenítezDerlis González, el doble ‘9’ paraguayo o Ezequiel GarayPaulo da Silva. Es la Semifinal del 2 y puede estar marcada por las siguientes claves:

Los interiores argentinos frente al doble pivote albirrojo

La Argentina del ‘Tata’ Martino es un equipo con voluntad posesiva y que se ha parado en toda esta Copa en un 4-3-3 escalonado cuyos interiores, Biglia y Pastore, tienen una importancia táctica reseñable. El jugador de la Lazio es un destructor en altura que no solo ayuda a Javier Mascherano, el ancla albiceleste, sino también le quita problemas al encargarse por adelantado de los atacantes rivales. Por su parte, Pastore se encarga de distribuir balones y de llevarlos al área rival cuando la salida de balón argentina sale bien, algo que se ha dado con regularidad pese a enfrentar a rivales defensivos como Uruguay o Colombia. Su libertad de movimientos hace que Argentina mejore con y sin balón. Con él, porque Pastore puede conectar con Agüero, con Ángel Di María o con un Messi menos exigido a realizar genialidades. Sin balón porque Biglia vacía la agenda del ‘Jefecito’ y ayuda tanto en el medio como en los costados, donde Paraguay probablemente jugará con Benítez y Derlis.

Ahora bien, ambos interiores argentinos van a toparse, muy probablemente, con una Paraguay defensiva y replegada, como es habitual en los últimos años (salvo excepciones). También se toparán, probablemente, con un doble pivote fuerte y destructor que Ramón Díaz ha preparado en los días previos, de acuerdo con Radio La 970 AM y D10 Paraguay. Esa pareja la formarían Víctor Cáceres y Richard Ortiz, dos mediocentros rocosos y pegajosos que podrían frustrar a Argentina a la hora de dar últimos pases. Esa situación sería frustrante para la albiceleste, el seleccionado menos goleador que ha alcanzado las Semifinales de la Copa (4 tantos) y que es consciente de que tiene un problema de ‘pegada’, lo cual puede afectar psicológicamente en el desarrollo de encuentros cerrados. El doble pivote guaraní parece mucho más apropiado para este encuentro pese al buen papel de Eduardo Aranda como interior en el partido ante Brasil. Paraguay basó su juego en el duelo ante Argentina de la Fase de Grupos en la solidaridad, el orden y la defensa. Y no cambió su estilo hasta verse 2-0 abajo por errores puntuales de un Miguel Samudio que, al igual que Néstor Ortigoza, ha vuelto a los entrenamientos tras lesión aunque no está 100% recuperado. Esa idiosincrasia se repetirá probablemente en la “Toma 2” de Concepción, con lo que la Argentina de Martino deberá actuar en consecuencia.

Moutinho Mascherano Pastore Focus Portugal ArgentinaPastore y Mascherano contra Moutinho en un Portugal-Argentina. Foto: Focus Images Ltd.

Derlis y Benítez, en ataque y en defensa

Es muy probable que Derlis González y Édgar Benítez sean titulares en los flancos ante Argentina. En el partido ante Brasil marcaron diferencias en su papel más idóneo, el de atacantes. Lo hicieron en la segunda parte, cuando Paraguay renunció a su idiosincrasia típica de los últimos años para atacar con balón y remontar el gol de Robinho. No obstante, y teniendo en cuenta el Argentina-Paraguay de la Fase de Grupos, lo previsible es que la Albirroja sea más conservadora esta noche. En ese caso, Benítez y Derlis estarán exigidos a ayudar defensivamente por los costados como han hecho en toda la Copa otros jugadores sacrificados como los delanteros Raúl Bobadilla y Nelson Haedo Valdez, cuya titularidad está cuestionada por el desgaste físico que padece. En el escenario de repliegue guaraní, Derlis González ha demostrado tener la cultura defensiva necesaria para jugar por banda pese a ser más joven y más técnico que Benítez. Eso ayudará a Paraguay si Javier Pastore repite en el perfil izquierdo del ataque argentino como ante Colombia. No obstante, Édgar Benítez tendrá que replegar en la banda desde la que parte Leo Messi. Iván Piris, lateral de ese costado, está condenado a sufrir a ‘la Pulga’, quien está haciendo esfuerzos adicionales para ayudar a Argentina a tener ocasiones de gol con su desbordante e indescriptible fútbol. Probablemente Paraguay no realice un marcaje al hombre como el que planteó sin éxito Colombia, pero sí es seguro que Piris necesitará ayudas de Ortiz y del jugador que ataque por su banda. Benítez puede aprovechar las subidas de Pablo Zabaleta cuando Paraguay robe y contragolpee, como suele hacer la Albirroja. Pero deberá retroceder con frecuencia para evitar que Leo Messi se luzca a su espalda.

Dos delanteros paraguayos sin balón

Paraguay ha jugado en toda la Copa América con, al menos, 2 delanteros colocados el uno junto al otro en lo alto de su 4-4-2. Su importancia táctica es mayor de lo que se puede suponer, pues son delanteros de un equipo que ataca a partir de una buena defensa. Sin pelota, la pareja de arietes guaraníes son los primeros defensores de Paraguay. Y eso puede perjudicar a la posesiva Argentina. En el partido de la Fase de Grupos, Paraguay jugó con un único delantero en su posición al desplegar un 4-3-3 no repetido más veces (de inicio) en el torneo. Y con un único obstáculo y un buen cierre de bandas, Mascherano no encontró líneas de pase con comodidad. Sobre el papel y atendiendo a los entrenamientos, Paraguay saldrá con dos puntas en la noche de Concepción. Por un lado, el máximo goleador (32) de la historia de la selección, Roque Santa Cruz, el menos móvil de los jugadores que han sido referentes paraguayos en la Copa. Por otro lado, Valdez o Lucas Barrios, delanteros más dados a la mezcla con los centrocampistas. Si Ramón Díaz considera que con Santa Cruz es suficiente para obstaculizar la salida de Mascherano, el delantero móvil que juegue con él podrá caer una banda y así ayudar a Derlis o a Benítez en el cierre de los flancos. Así Mascherano no encontraría salida, Zabaleta y Marcos Rojo lo tendrían difícil y Pastore podría ofrecerse, pero su giro estaría bloqueado por Ortiz y ‘el Topo’ Cáceres.

Zabaleta Mascherano Focus ArgentinaParaguay podría frustrar a Zabaleta y a Mascherano en la salida y a la contra. Foto: Focus Images Ltd.

Argentina necesitará dinamismo y velocidad para hacer de su posesión una herramienta de generación de ocasiones y eso es algo que ha echado en falta en el torneo. Sus momentos de máxima superioridad en el juego (primer tiempo ante Colombia) no se han visto recompensados con goles y, cuando Argentina llega lejos en sus ataques, el trío de atacantes de primera clase que tiene no es capaz de superar a los zagueros y al portero rival. En el caso paraguayo, estos aúnan fortaleza (Pablo Aguilar), altura (Paulo da Silva) y experiencia (Justo Villar). Esta “Toma 2” en forma de Semifinal debe ser el partido en el que Argentina realice sus pases de tal forma que sea rápida y supere líneas paraguayas al mismo tiempo. No conseguirlo podría traducirse en jugar solo por el tercer puesto el fin de semana. Por ello, no es descartable que Biglia, jugador más destructivo, le deje su puesto a Éver Banega y Argentina sume creatividad y verticalidad en su “V” del mediocampo. El sevillista fue titular en el debut de Argentina en la Copa ante Paraguay y podría ser un recurso para Martino ante sus ex.

La Albirroja podría sancionar la falta de pegada argentina ganando el encuentro al contragolpe. De base, Paraguay roba la pelota en su repliegue cuando aumenta la presión en zonas cercanas a la divisoria y replica. Pero Paraguay ha demostrado ante Brasil que puede mandar en los partidos si controla la pelota, y eso da chances a Benítez y a Derlis. A mayores, Paraguay cuenta con el juego directo, pues sus arietes, aunque móviles, son mucho más puros y aptos para bajar balones largos que futbolistas como Agüero o Leo Messi. También suman ambos a balón parado, faceta del juego en la que también aporta Da Silva y que ya supuso un quebradero de cabeza a Argentina el primer día (encajó el 2-2 definitivo a balón parado). La defensa de balones aéreos está siendo entrenada por Martino, quien cuenta con Ezequiel Garay como escudo antiaéreo y quien confía en que el talento técnico a ras de césped de Messi, de Agüero, de Di María y de Pastore se impongan al repliegue paraguayo. Ya no vale el 2-2 del primer partido. En la “Toma 2” ha de cambiar el final del guion. En esta segunda Semifinal de la Copa América solo puede triunfar una de las 2 contendientes.

Alineaciones probables en el Argentina-ParaguayAlineaciones probables en el Argentina-Paraguay. Infografía: Share My Tactics.
Fotos de portada: Focus Images Ltd. y Agencia Andes.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*